Estos son algunos de los viñedos centenarios y de los más exclusivos en España, los que cualquier amante del enoturismo no se debía perder

Hace algún tiempo escribo sobre los viñedos, del proceso de producción de los vinos de alta calidad en España. Resulta un placer poder disfrutar de las bondades de la tierra, descubrir sensaciones y sentidos que parecían haberse quedado en el olvido. En este post les ofrezco una especie de guía para los amantes, como yo, del enoturismo. Esta les permitirá marcar un itinerario para establecer nuevas rutas del vino en España.

Estas constituyen viñedos centenarios, lugares muy especiales que han hecho de la pasión por el vino su principal seña de identidad. Por su tradición vinícola, España posee algunos que se pueden catalogar como los más exclusivos del mundo. Desde La Rioja hasta la región de Álava, pasando por Lanzarote y sus tierras volcánicas:

#1. Ribera del Duero

Los viñedos de la D.O. Ribera del Duero son especiales. Resulta complejo escoger entre los tintos o rosados de la región. La variedad de uva más característica es la denominada genéricamente Tinta del país, conocida en el mundo del vino como Tempranillo, la cual constituye más del 90% de la producción. El río Duero refresca las altas temperaturas de las laderas, ofreciendo las condiciones adecuadas para el cuidado de los 115 kilómetros de viñedos que existen en esta zona. Desde plantaciones jóvenes hasta otras de mayor edad se esmeran en conseguir los mejores vinos.

bodegas-de-ribera-del-duero-viñedos

La variedad de uva más característica  en los viñedos de Ribera del Duero es la denominada genéricamente Tinta del país, conocida como Tempranillo.

Vinos de la Rivera del Duero

  • Rosado: producido con al menos un 50% de variedades tintas y una graduación alcohólica mínima de 11º (color rosa guinda muy débil, con matices rosa fresa).
  • Tinto Joven: sin crianza en barrica o crianza inferior a 12 meses (color rojo guinda).
  • Tinto Crianza: envejecimiento no inferior a 24 meses, a partir del 1 de octubre del año de la vendimia y 12 de esos meses en barrica de roble (color picota intenso hacia rojo guinda con matices violáceos).
  • Tinto Reserva: envejecimiento de 36 meses, con un mínimo de 12 meses en barrica de roble (color del rojo picota al rojo rubí).
  • Tinto Gran Reserva: envejecimiento de 60 meses, con un mínimo de 24 meses en barrica de roble (color rojo cereza).

#2. El viñedo de Canarias

El prestigio histórico de los viñedos de Canarias es muy reconocido, tanto para los aficionados como para los estudiosos. En el siglo XVII ya se producían y tenían como destino a Inglaterra antes de que los vinos de Jerez, incluso los Oportos y los Madeiras hicieran su aparición en las mesas de aquellas islas británicas. El cultivo de los viñedos canarios dan continuidad al trabajo de los emigrantes que procedentes de diferentes zonas de Europa.

Hay variedades de uvas que crecen solo en las islas, o que las formas de cultivo son únicas y nos remiten a tiempos remotos, hace que esta plantación merezca un estudio. Además, el  paisaje de viñedo constituye una joya, es realmente atractivo y de una singularidad única.

Salpicado de exóticas cepas ancestrales, el Viñedo de Canarias está plantado en pie franco, lo cual es muy poco frecuente. En la comarca, el vino de estos pequeños cosecheros canarios se puede probar en los guachinches, establecimientos situados al lado de la propia bodega donde se debe degustar ese listán blanco, que tan bien hacen en la zona.

#3. Lanzarote

Una de las regiones españolas en las que la conservación de los viñedos presenta un mayor reto, como consecuencia de la presencia de lava, los diferentes vientos que se concentran en la isla y la escasez de lluvia. Tres factores que hacen que las bodegas que se asientan en estas tierras tengan que realizar un cuidado especial en el momento de llevar a cabo el trabajo de conservación y cuidado de las viñas.

Lanzarote_viñedos

Lanzarote fue una de las últimas regiones de las Canarias en la que surgió la viticultura, pues no se daban las condiciones apropiadas para este cultivo.

Una de las bodegas más destacadas que se asientan en este territorio es El Grifo, famosa por ser pionera en la elaboración de vinos blancos de malvasía secos. El sabor de sus propuestas es muy llamativo, pues aúna sabores tan dispares como los aromas frutales y el fondo de madera tostado, debido al contacto con la tierra a altas temperaturas. El Grifo es uno de los viñedos más antiguos de las Islas Canarias (1775), “la acción de los portainjertos americanos [la cura de la filoxera] daña el sistema vascular de la planta y acorta su vida”.

Solo el 5% de los vinos de Lanzarote se destina a la venta en la Península o el extranjero. Sin duda, esto influye en que las producciones no sean muy grandes, por lo que en su mayoría se venden en Canarias. En el año 2016, por ejemplo, se embotellaron bajo el amparo de la Denominación de Origen Lanzarote 1.700.000 litros aproximadamente, de los que se vendieron fuera de Canarias unos 80.000.

Lanzarote fue una de las últimas regiones de las Canarias en la que surgió la viticultura, pues no se daban las condiciones apropiadas para este cultivo: la pluviometría media de la isla es de 150 litros al año y los vientos alisios son bastante frecuentes.

# 4. Álava

A mil metros de altitud, en la sierra de Gredos, se encuentra otra de las bodegas con mayor notoriedad de España, Telmo Rodríguez. El principal aspecto que destaca de este viñedo, y que convierte cada una de sus propuestas en un sabor único, es que su cepa es sometida a la aridad de sus suelos, soportando unas condiciones que no siempre son favorables para la elaboración de este tipo de caldos.

No obstante, Telmo Rodríguez siempre se ha caracterizado por el máximo cuidado de sus uvas. Uno de sus vinos más destacados es el blanco de crianza, convertido en una de las principales referencias del sector por el aroma, el sabor y la textura que ofrece en el paladar, con pequeños toques a frutos rojos, hierbas del monte y a las especias que rodean al lugar en el que se asientan.

#5. La Rioja

La Rioja Alavesa se asienta sobre diferentes poblaciones que en el pasado fueron ocupadas por los romanos, formando parte de los centros neurálgicos sobre los que se desarrollaba su día a día. Actualmente, esta zona de España es conocida por su vertiente gastronómica. Su orografía también permite regalar a este espacio un microclima privilegiado que permite el cultivo de vino del más alto nivel.

Rioja viñedos

La Rioja Alavesa se asienta sobre diferentes poblaciones que en el pasado fueron ocupadas por los romanos.

Lea, además: Bodegas Faustino presenta el pack Faustino Red Wine Experience, 4 vinos de la bodega riojana 

Los viñedos de Contino son conocidos por la elaboración de vino Rioja, proporcionando un aspecto, un color, una sensación y un sabor únicos en el paladar. Sus viñedos ocupan una extensión de seis hectáreas, con creaciones alabadas a nivel mundial por la industria vinícola.

Te puede interesar, además:

;