El brandy Soberano nació con la intención de distinguir al coñac español del resto de bebida, tiene aroma fragante con notas de roble mezcladas con frutos secos

El brandy Soberano se envejece en barricas de roble americano, previamente empapadas en vino con jerez, mediante el tradicional sistema de solera. Su período de envejecimiento es de al menos un año. Color ambarino con reflejos dorados. Aroma fragante con notas de roble mezcladas con frutos secos.

brandy Soberano

El brandy Soberano se envejece en barricas de roble americano, previamente empapadas en vino con jerez, mediante el tradicional sistema de solera.

«La firma pertenece al grupo González Byass, fundado en 1835 y conocido por otras enseñas como Tío Pepe. Las míticas bodegas jerezanas se interesaron por el brandy, también llamado coñac en el Viejo Continente, a principios del siglo XX. En marzo de 1913 se publica la solicitud de la marca Soberano en el Boletín oficial de la propiedad industrial de la época. Su intención era “distinguir el coñac español de toda clase de bebidas espirituosas.

«Durante esa década se maduró la idea de lanzar un coñac envejecido en botas de roble americano que previamente hubiesen contenido vino de Jerez. Se acabó comercializando en España hacia 1920. Las bodegas González Byass incluyeron en los años cuarenta a sus referencias Insuperable, una marca premium. En 1950 apareció la marca Lepanto, su brandy de Jerez de solera gran reserva con una vejez media superior a los 12 años».

El brandy Soberano tiene un buqué fragante con toques de madera de roble mezclados con frutos secos y en boca tiene mucho cuerpo, es redondo, sabroso, suave y agradable al paladar. En el proceso de elaboración se emplea un peculiar método de crianza, denominado sistema de criaderas y solera.

El brandy Soberano

El brandy Soberano tiene un buqué fragante con toques de madera de roble mezclados con frutos secos y en boca tiene mucho cuerpo, es redondo, sabroso, suave y agradable al paladar.

Consiste básicamente en mezclar metódicamente los brebajes de las botas de distinto nivel de envejecimiento para tratar de perpetuar unas determinadas características en la bebida. Asimismo, el trasiego de las botas provoca que se disuelva parte del oxígeno del recipiente, alterando el resultado del envejecimiento.

Una compañía de solera

El brandy Soberano pertenece a Osborne, donde decidieron en 2009 bajarle la graduación a los brandis de 36 a 33 grados. Dejaron de ser considerados técnicamente brandy de Jerez, aunque tanto González Byass como el grupo del toro siguen manteniendo referencias encuadradas en esta denominación de origen.

Sin embargo, la esencia del proceso de elaboración del brandy Soberano no se ha perdido. La solera sigue inalterable:  «Prueba de ello son los premios que ha seguido cosechando la marca en los últimos años. Desde 2002 se ha hecho con 10 galardones nacionales e internacionales. Destacan dos Best in Class de 2005 y 2007 en el concurso International Wine and Spirits Competition».

 brandy Soberano

La larga experiencia adquirida desde 1835 en la elaboración de brandy y su crianza le otorga al brandy Soberano un aroma notable y un sabor excelente y equilibrado.

«González Byass tuvo unos ingresos netos de 213,4 millones de euros durante su último ejercicio fiscal (septiembre de 2012 a agosto de 2013). El grupo emplea a 556 trabajadores directos (110 de ellos temporales)», explican desde la marca.

Características del producto

  • Ámbar con destellos dorados. Dulce, suave al paladar y con cuerpo.
  • Muy fragante con toque de roble mezclado con frutos secos. Sirve con una rodaja de limón, en un vaso ancho lleno de hielo y mezclado con un refresco. También se puede servir con hielo o en copa de brandy.
  • Se puede consumir en cualquier momento y lugar (pubs, discotecas, bares), ya sea en casa o en eventos sociales.
  • El soberano está clasificado como brandy natural de calidad «Solera».
  • La larga experiencia adquirida desde 1835 en la elaboración de brandy y su crianza le otorga al Soberano un aroma notable y un sabor excelente y equilibrado.

CRONOLOGÍA

1913. En marzo se publica la solicitud de la marca Soberano en el Boletín oficial de la propiedad industrial “para distinguir coñac español y toda clase de bebidas espirituosas”. La marca es aprobada en julio.

1914. Aparece la primera mención de Soberano en el inventario de González Byass: 316 litros en dos medias botas con una graduación de 47 grados y un precio de 125 reales la arroba.

1920. Brandy Soberano se empieza a comercializar en toda España.

1940. La marca gana popularidad y registra buenas ventas. Se introduce en el mercado Insuperable.

1950. Se empieza a vender Lepanto, la gama más premium.

1960. Por la publicidad sabemos que el brandy Soberano empezó a tener auge en los años treinta y cuarenta, pero en 1960 se convierte en un icono, entrando en el imaginario colectivo, gracias a su famosa campaña de “Es cosa de hombres”.

1987. Nace la denominación oficial de origen Brandy de Jerez, de la que soberano se convierte en uno de sus mayores embajadores en el mundo.

2005. Soberano obtiene su primer premio Best in Class en el concurso International Wine and Spirits Competition, galardón que volvería a conseguir en 2007.

2009. Gonzalez Byass decide bajar la graduación de Soberano tradicional (el de solera). La bebida pasa de los 36 grados, el mínimo para que un espirituoso de este tipo sea considerado brandy, a los 33. Permanecen en esta categoría Soberano 5, Soberano 8 y Lepanto.

Te puede interesar:

>