Se realizará una subasta online de miles de botellas de distintas variedades y marcas de bebidas alcohólicas como licores, tequila y whisky el próximo 3 de junio

¡Sorprendente! Los amantes de las joyitas espirituosas tendrán una nueva oportunidad con esta subasta online. La Dirección General de Aduanas (DGA) ofrece «a remate mercadería que no puede tener como finalidad la donación, al tiempo que permite liberar el espacio en los diferentes depósitos 7.700 botellas de whisky, tequila y licor que iban a ser destinadas al contrabando».

La subasta online se hará a través de la página web del Banco Ciudad, en la que se pueden ver las mercaderías de los distintos lotes con el precio base y una descripción de cada una de ellas. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) realizará esta subasta online de miles de botellas de distintas variedades y marcas de bebidas alcohólicas como licores, tequila y whisky el próximo 3 de junio.

suvasta online

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) realizará esta subasta online de miles de botellas de distintas variedades y marcas de bebidas alcohólicas.

El contenedor de la empresa de transporte naviero Hapag-Lloyd cuyo número era HLXU 837314-7 llegó al Puerto de Buenos Aires en 2016. Teóricamente en su interior se debían hallar cientos de miles de artículos de plástico de aquellos que hace algunos años se vendieron en los locales que ofrecían “Todo por dos pesos”.

Al abrir el contenedor que había quedado abandonado en el puerto no encontraron chucherías plásticas. Había celulares, zapatillas, cargadores, notebooks, reproductores de DVD, consolas Play Station, herramientas de orfebrería y 7.700 botellas de bebidas alcohólicas. La Justicia calcula que el valor de todo el cargamento que se intentó contrabandear en aquel contenedor era de U$D 794.908.

En total son 51 lotes de bebidas alcohólicas que incluyen decenas de botellas de licor Jagermeister, los tequilas 1800 Añejo, José Cuervo, Patronsilver, los whiskies Beuichladdich, The Balvenie (16 y 25 años), Caolila (12 años), Glenfiddich 21 años gran reserva, Macallan Highland y Singleton Liberty, entre otros.

subasta online

Para participar de la subasta online, los interesados deberán realizar una inscripción 48 horas antes de cada remate.

Requisitos para participar en le subasta online

Para participar de la subasta online, los interesados deberán:

  • Realizar una inscripción 48 horas antes de cada remate.
  • Luego de realizada esta inscripción, los usuarios podrán ingresar a la subasta seleccionada y hacer la transferencia de la caución.
  • De esa forma, se obtiene la habilitación para participar.
  • Si bien los remates se realizan online, cada comprador deberá retirar la mercadería en las distintas dependencias donde se encuentran los productos.

«Aquella fue una de las tantas «latas» que quedaron abandonadas en el puerto luego de que en 2016 comenzara a investigarse el funcionamiento de la organización conocida como «la mafia de los contenedores». Nadie reclamó el cargamento. Nadie se hace cargo de haber traído ese contenedor en el que había un pequeño tesoro en bebidas alcohólicas», puntualiza el reporte.

contenedores abandonados, contrabando de bebidas

«Aquella fue una de las tantas «latas» que quedaron abandonadas en el puerto luego de que en 2016 comenzara a investigarse el funcionamiento de la organización conocida como «la mafia de los contenedores»».

La causa está a cargo del juez en lo Penal Económico Marcelo Aguinsky. Se demostró que «una banda de «buscavidas» devenidos en empresarios, movían influencias en la Aduana para, a partir de la modificación de documentación oficial, lograr liberar contenedores que estaban retenidos en el Puerto de Buenos Aires. Cobraban por hacer el trámite y estaban asociados con los funcionarios públicos que facilitaban las operaciones ilegales. De esa manera entraba al país mercadería que de haber ingresado legalmente debía pagar mayores tasas impositivas».

Los contenedores con mercadería de contrabando eran traídos a la Argentina por importadores. Es decir empresarios locales que contaban con el “arreglo” en la Aduana para que el contenedor entrara. Ellos pagaban una coima y si no los descubrían, el negocio era redondo. Habían abonado por ingresar mercadería que tenía un valor bajo y pagaba pocos impuestos pero en realidad lo que venía en los contenedores era mucho más caro. La maniobra no podía ser realizada sin la complicidad de los funcionarios de la Aduana.

«Por la suma de todos los casos que concentra el juez Aguinsky, hay más de 150 procesados y se dictaron embargos e inhibiciones de bienes por más de 158 mil millones de pesos. Como producto de las investigaciones que acumuló Aguinsky se incautaron 1.200 contenedores», explican.