La Ruta del Vino de Baja California concentra el 80% de la producción de vinos nacionales, muchos son los viajeros que reconocen su valor económico-cultural

Muchos son los viajeros que se han interesado por conocer la Ruta del vino de Baja California. Esta zona es apreciada por muchos motivos, pero uno de los que genera más interés y turismo son los apreciados vinos que se cultivan en los viñedos del estado. El microclima mediterráneo de estos valles de Ensenada Baja California es apto por su altitud, temperaturas y calidad de la tierra para producir un vino de exquisita factura.

El empeño de comunidades llegadas de diversa procedencia, como italianos, españoles o rusos (que cuentan con el Museo Comunitario Ruso del Valle de Guadalupe) ha servido para que 100 años después el prestigio de estos vinos trascienda las fronteras de México. La Ruta del Vino de Baja California se encuentra al norte del Estado y permite hacer un recorrido personalizado por algunas de las más de 64 bodegas de producción, repartidas por siete valles.

Ruta del Vino de Baja California: zona que concentra el 80% de la producción de vinos nacionales 1

La zona de los valles de Guadalupe, Calafia y San Antonio de las Minas concentra el mayor número de viñedos, con bodegas y vinos que gozan de un reconocimiento mundial. El mapa enológico de la región se extiende hacia el sur con los valles de Santo Tomás, San Vicente y Ojos Negros, y hacia el norte con el Valle de las Palmas. Aproximadamente el 80% de la producción de vinos de México proviene de aquí.

Viñedos familiares en la ruta del vino

El recorrido por la ruta del vino nos ofrece la posibilidad de conocer los viñedos familiares de mayor prestigio u optar por conocer las propuestas de menor producción pero no menor calidad. Durante el recorrido por los pueblos, el visitante puede encontrar, además, restaurantes donde apreciar la gastronomía local, museos, balnearios donde relajarse, tiendas especializadas en la venta de vino delicatessen y espacios naturales de gran belleza.

Ruta del vino Baja California

El recorrido por la ruta del vino nos ofrece la posibilidad de conocer los viñedos familiares de mayor prestigio.

Las uvas que se emplean en la producción del vino de Baja California son:

  • Chenin Blanc, Colombard,
  • Sauvignon Blanc
  • Chardonnay para los blancos
  • Merlot, Tempranillo,
  • Znfandel,
  • Syrah,
  • Nebbiolo,
  • Cabernet Franc,
  • Grenache,
  • Petit Syrah
  • Malbec para los vinos tintos.

Las extensas planicies que albergan los viñedos dan cabida a un destino que le ha dado una identidad propia a esta zona en Baja California. Ahí se ha conformado la Ruta del Vino más importante del país: su microclima mediterráneo en conjunto con la calidad de sus tierras permite producir un vino de exquisita factura. El interés turístico que genera ha contribuido a la creación de nuevas experiencias, en las cuales se logra la integración de los recursos naturales y culturales con la producción de esta bebida.

El Valle de Guadalupe

Es en la zona de Valle de Guadalupe en donde se concentran el mayor número de viñedos, con bodegas que tienen un reconocimiento mundial como: Valle de Guadalupe, Bodegas del Valle de Santo Tomás y Valle de los Ojos Negros. En los habituales recorridos, se ofrece la oportunidad de llevar a cabo degustaciones y apreciar la gastronomía local, así como los espacios naturales de gran belleza.

La mejor época para visitar esta Ruta del Vino es de mayo a septiembre, aunque algunas personas prefieren hacerlo a principios de agosto cuando se llevan a cabo las Fiestas de la Vendimia, que hasta ahora siguen en pie para celebrarse este 2021.

Ruta del vino Baja California

Es en la zona de Valle de Guadalupe en donde se concentran el mayor número de viñedos, con bodegas que tienen un reconocimiento mundial como: Valle de Guadalupe, Bodegas del Valle de Santo Tomás y Valle de los Ojos Negros.

El Valle de Guadalupe es reconocido internacionalmente por la calidad de sus vinos y cuenta con más de 65 vinícolas que representan el 95% del total nacional de vinos de mesa. La Ruta del Vino con sus más de 10 restaurantes campestres, fiestas de la Vendimia en agosto, encantadores sitios naturales y de hospedaje, hacen el lugar ideal para vacacionar en pareja o con la familia.

En la Ruta del Vino existen varios museos:

  • El Museo Comunitario Ruso del Valle de Guadalupe que ocupa una casa rusa de la época; ahí funciona un restaurante de comida típica rusa y un taller de artesanía con vara de vid.
  • El Museo Histórico Regional de Valle de Guadalupe, donde se exhiben fotografías e implementos de labranza de las familias rusas que llegaron al Valle en 1905.
  • El Museo de la Vid y el Vino, ubicado entre Valle San Antonio y Valle de Guadalupe; el museo cuenta con un área de exposiciones en el que habla de temas como la historia del vino en la región, la llegada de los misioneros y los tipos de cultivo.
Ruta del vino Baja California

El Valle de Guadalupe es reconocido internacionalmente por la calidad de sus vinos y cuenta con más de 65 vinícolas que representan el 95% del total nacional de vinos de mesa.

Viñedos y bodegas del Valle de Guadalupe

La ruta por el valle de Guadalupe nos lleva por los viñedos entre Ensenada y Tecate que colonos procedentes de Rusia y Italia plantaron, siguiendo el concepto de producción de vino que la misión española de Nuestra Señora de Guadalupe comenzó a partir de su llegada en 1839. Las bodegas más reconocidas son Casa Pedro Domecq, Adobe Guadalupe, Casa de Piedra, Barón Balch’e, Chateau Camou, L.A. Cetto, Viñas de Liceaga o Monte Xanic.

  • Ruta del Valle de San Antonio de las Minas: Cuando las minas dejaron de suministrar mineral, la zona de San Antonio de las Minas se reconvirtió gracias al cultivo de uvas y a la producción de vino en un paraje de tierra con condiciones perfectas.
    Entre las casas productoras de esta zona: Casa de Piedra, Viña de Liceaga, Vinisterra, Mogor Badan, Vinícola La Farga, Viñas Pijoan, Vitivinícola Tres Valles y Bibayoff, una vinícola de tradición rusa, la única que se conserva como recuerdo de los inmigrantes rusos que llevaron las uvas y el vino a este valle.
  • Bodegas del Valle de Santo Tomás: En este valle los evangelizadores españoles fundaron la Misión de Santo Tomás de Aquino, y aquí precisamente está la bodega más antigua de México, Bodegas Santo Tomás (1888), no solo la primera, sino que una de las más premiadas.
  • Valle de los Ojos Negros: En Valle de Ojos Negros, al sur la familia Hussong Maynes inició su recorrido como productores de vino creando la Bodega de San Rafael.
  • Tours y excursiones por la Ruta del Vino: Los tours que recorren la ruta del vino incluyen los traslados a las haciendas vinícolas, la visita al Museo de la Vid y el Vino y a otros puntos interesantes de la región vinícola, partiendo desde Tijuana, Tecate o Ensenada.

Te puede interesar: