Resveratrol es una sustancia presente en el vino tinto, un compuesto que frena el envejecimiento del cerebro, según descubrimientos recientes

Resveratrol es una sustancia presente en el vino tinto, un compuesto que frena el envejecimiento del cerebro, según descubrimientos recientes. Los científicos enfrascados en esta investigación aseguran que tiene «muchos de los beneficios neuroprotectores de una dieta baja en calorías y la práctica de ejercicio».

Investigadores del ‘Virginia Tech Carilion Research Institute‘, en Estados Unidos, y colegas muestran que «el resveratrol preserva las fibras musculares a medida que envejecemos y ayuda a proteger las conexiones entre las neuronas llamadas sinapsis de los efectos negativos del envejecimiento». Agregan, además, que «todos disminuimos las capacidades motoras y cognitivas a medida que envejecemos. La marcha, los problemas de equilibrio y la alteración de la coordinación motora contribuyen a los problemas de salud, los accidentes, la falta de movilidad y una menor calidad de vida».

Investigadores del Virginia Tech Carilion Research Institute

Investigadores del ‘Virginia Tech Carilion Research Institute’, en Estados Unidos, y colegas muestran que el resveratrol preserva las fibras musculares y ayuda a proteger las conexiones entre las neuronas.

«Trabajamos para identificar los cambios moleculares que ralentizan los déficits motores que se producen con el envejecimiento. Creo que estamos cada vez más cerca de aprovechar los mecanismos para disminuir la degeneración inducida por la edad de los circuitos neuronales», añade experto.

El vino tinto y el resveratrol

El resveratrol podría ser un ingrediente clave en el vino tinto, por eso un consumo con moderación contribuye a la salud de nuestro cerebro. Anteriormente se ha hablado de los beneficios de esta sustancia en la prevención de daños a los vasos sanguíneos, reducir el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL, por sus siglas en inglés) (el colesterol «malo») y prevenir los coágulos sanguíneos.

uvas utilizadas para hacer esa bebida

El resveratrol del vino tinto proviene del hollejo de las uvas utilizadas para hacer esa bebida.

El resveratrol del vino tinto proviene del hollejo de las uvas utilizadas para hacer esa bebida. Debido a que el vino tinto se fermenta con los hollejos durante más tiempo que el vino blanco, contiene más resveratrol. Con solo comer uvas o beber jugo de uva, puede consumir el resveratrol sin beber alcohol.

Si ya bebes vino tinto, hazlo con moderación. Para los adultos sanos, esto significa:

  • Hasta una copa al día para mujeres de todas las edades.
  • Hasta una copa al día para hombres mayores de 65 años.
  • Hasta dos copas al día para hombres menores de 65 años. El límite para los hombres es más alto porque ellos generalmente pesan más que las mujeres y tienen más de una enzima que metaboliza el alcohol.

Avances del estudio

«Los científicos estudiaron ratones de dos años de edad —generalmente considerados como «viejos»— que fueron tratados con resveratrol durante un año, prestando especial atención a las sinapsis llamadas uniones neuromusculares. Estas sinapsis son esenciales para el movimiento voluntario porque transmiten los comandos motores que fluyen desde las neuronas de la médula espinal hasta los músculos», explica la investigación.

Anteriormente habían concluido que «la dieta óptima y el ejercicio pueden proteger las sinapsis unión neuromuscular del desgaste del envejecimiento». Los investigadores muestran que el resveratrol —una pequeña molécula de origen natural, bien conocido como un componente químico del vino tinto— puede tener un efecto beneficioso similar. También descubrieron que «el medicamento de la diabetes metformina ralentizó la tasa de envejecimiento de las fibras musculares, pero no afectó significativamente al envejecimiento de las uniones neuromusculares. Sin embargo, el fármaco posiblemente puede proteger las sinapsis en diferentes cantidades de dosis».

 clave en el vino tinto

El resveratrol podría ser un ingrediente clave en el vino tinto, por eso un consumo con moderación contribuye a la salud de nuestro cerebro.

«La metformina es un fármaco aprobado por la FDA [agencia norteamericana del medicamento] para tratar la diabetes, pero nuestro estudio sugiere que también puede servir al propósito de frenar la disfunción motora que se produce con el envejecimiento. Podría haber una oportunidad para los investigadores y médicos de estudiar a la población de pacientes que usan este fármaco y preguntarse si la metformina también tiene un efecto positivo en la función motora y cognitiva en los seres humanos», explica la investigación.

beneficios neuroprotectores

Asimismo, aclaran que «las personas no obtendrían los beneficios neuroprotectores masivos vistos en ratones bebiendo vino debido al contenido relativamente bajo de resveratrol».

Asimismo, aclaran que «las personas no obtendrían los beneficios neuroprotectores masivos vistos en ratones bebiendo vino debido al contenido relativamente bajo de resveratrol. Estos estudios son en ratones y yo advertiría a cualquier persona que llenara sus cuerpos con resveratrol en cualquier forma. El siguiente paso es identificar el mecanismo que permite que resveratrol proteja las sinapsis. Si conocemos el mecanismo, podemos modificar resveratrol o buscar otros moléculas que son más eficaces en la protección de las sinapsis».