Mara Moura Bastardo 2017 es un rosado que entra por los ojos y cautiva el paladar, un homenaje a las bellas mouras (o donas) de la mitología gallega

Mara Moura Bastardo 2017 es un vino rosado que puede marcar época.  Digo esto por dos aspectos fundamentales: por la recuperación de una variedad casi extinguida como es la uva merenzao (bastardo), y por la imagen misma del vino, que es muy atractiva.

“La uva Bastardo es una de las variedades autóctonas gallegas en riesgo de desaparición. Lo que sería una auténtica tragedia enológica a tenor de los resultados obtenidos con el vino Mara Moura Rosado (Terras do Cigarrón)”.

El resultado de la elaboración de este vino rosé se debe al mimo que ha habido para crearlo. Cuando tomas una copa en tu mano, estarás bebiendo mucho más que un rosado, estarás bebiendo historia y tradición, un vino muy recomendable.

vino rosado

Cuando tomas una copa en tu mano, estarás bebiendo mucho más que un rosado, estarás bebiendo historia y tradición, un vino muy recomendable.

Los vinos rosados son bastante raros en Galicia, donde se consume muy poco y se produce aún menos. Por lo tanto, este rosado de Terras do Cigarrón, la filial en Monterrei del grupo vinícola Martín Códax nacido en Cambados, junto a la Ría de Arousa, constituye una verdadera excepción enológica.

Galicia es tierra de excelentes vinos blancos y de un tiempo a esta parte crece el número de bodegueros que se atreven a cultivar y embotellar tintos, su eterna asignatura pendiente. A partir de ahora, habrá que seguir también los pasos de este incipiente capítulo de la enología local.

Características del Mara Moura Bastardo 2017

Mara Moura Bastardo 2017 se obtiene a partir de la uva bastardo (conocida en otras zonas del noroeste como merenzao), una de las joyas vitícolas del tinto gallego que ha estado a medio metro de la desaparición y que iniciativas como esta contribuyen a rescatar.

Se trata de una edición limitada de 1.027 botellas, fuera de la D.O.P. Monterrei, en la que se ha recuperado este varietal caracterizado por su frescor y su importante componente mineral y especiado. De hecho, el hollejo fino de la Bastardo y su poca capacidad colorante convierten a esta cepa en óptima para los rosados.

Mara Moura Bastardo 2017

Mara Moura Bastardo 2017 se vendimió de forma temprana, prensado directo a bajas presiones y sin maceración.

Mara Moura Bastardo 2017 entra por los ojos. Su atractivo y delicado color rosa pálido (o piel de cebolla u ojo de perdiz, como lo llaman en la bella Francia) se apunta a la rabiosa modernidad de los blush, término acuñado en California para llamar a los blancos vinificados a partir de uva cabernet sauvignon en momentos de escasez de chardonnay.

La marca es un homenaje a las bellas mouras (o donas) de la mitología gallega y el vino, como sus hermanos de gama, patrocina el proyecto de recuperación del yacimiento arqueológico del Muro de Medeiros y sus más de 30 lagares rupestres, en colaboración con el ayuntamiento de Monterrei y la Universidad de Santiago.

Mara Moura Bastardo 2017

Mara Moura Bastardo 2017.

Notas de cata

  • Aromas de flores azules y blancas se mezclan con otros de frutilla roja silvestre y suaves pinceladas de eucalipto en la expresiva y elegante nariz de este vino, que se prolonga en un paladar lleno y jugoso, con ese punto de agradable vinosidad del que adolecen no pocos de los rosados de la nueva ola. Un vino de los que no dejan indiferente.
  • El resultado un vino de color salmón pálido, de alta intensidad de aromas de fruta roja ácida, junto con notas florales y especiadas. Persistente, equilibrado y con buena estructura.
  • Atractivo blanc de noir con una oferta aromática llena de fruta roja ácida, junto con flor blanca de árbol y hierbas balsámicas.

Acerca de Bodegas Martín Códax

Fue fundada en 1986 y lleva el nombre del trovador gallego más conocido de cuyos poemas medievales, los más antiguos de la lengua gallego-portuguesa, se conservan. En los poemas, el trovador canta al amor y al mar de nuestro litoral.

Desde su fundación, Bodegas Martín Códax ha crecido y se ha desarrollado; siempre apoyando a su gente, su tierra y su cultura. La cultura se promueve en más de 40 países de todo el mundo.

Un proyecto que empezó con el sueño y el esfuerzo de un grupo de viticultores es ahora una realidad y es esta realidad la que ha hecho que Bodegas Martín Códax se convierta en un símbolo de los vinos gallegos dentro o fuera de nuestras fronteras.