Ginebra Bols nació como brebaje y gestó su éxito entre los demás destilados, pues pasó a convertirse en un serio competidor para vinos y cervezas

La destilería Bols está por celebrar su 450 cumpleaños, hoy convertida en museo y con puertas abiertas al público. Con este acontecimiento se festeja, además, el nacimiento de su producto estrella: la Ginebra Bols. Como podremos imaginar, ha sido testigo de innumerables acontecimientos sociales y ha experimentado su propia historia a partir de altos y bajos.

Sus orígenes datan de 1575, cuando una familia que por problemas religiosos emigró a Amsterdam y emprendió una fructífera carrera en el mundo de los destilados. Ellos son los Bulsius, quienes con el tiempo adoptaron el apellido Bols para acomodarse a la pronunciación local.

Ginebra Bols

La primera mención oficial es en el año 1634 en los documentos de la ciudad de Amsterdam, donde Pieter Jacobszoon Bols está documentado como operador en el Rozengracht.

La primera mención oficial es en el año 1634 en los documentos de la ciudad de Amsterdam, donde Pieter Jacobszoon Bols está documentado como operador en el Rozengracht.

Se desconoce el nombre de pila del patriarca migrante de la familia porque aún no se han hallado registros concluyentes. Se sabe que en esos años residían en la ciudad Pieter Jeroen Bols, pero los asientos parroquiales no mencionan las actividades que desarrollaban.

Los Bols construyeron un sencillo galpón o cobertizo de madera en los suburbios, junto al Canal de las Rosas (Rozengracht). Allí preparaban bebidas espirituosas, sobre la base de tres ingredientes: comino, cardamomo y naranja.

No era un momento en que se facilitaban las condiciones, pues en el año 1575 una ley prohibía destilerías dentro de los muros. Esa disposición se modificó en 1581, pero ya era tarde. Ellos estaban en un espacio exterior y surgieron competidores con ubicaciones más cómodas.

Ginebra Bols

Ginebra Bols nació como brebaje y gestó su éxito entre los demás destilados.

No obstante, aquel lugar ocupado por los amantes de lo que luego sería la Ginebra Bols se convirtió en un centro de reunión de marineros y también de vecinos. Ellos saboreaban bebidas a base de elementos naturales como frutas, flores, hierbas, raíces y semillas.

El joven comprendió que los productos que elaboraban podían tener horizontes más lejanos que el humilde despacho de bebidas junto al Rozengracht. Al nuevo representante de la familia le tocó vivir en el lugar y el tiempo exactos para expandirse.

Lucas Bols figuraba entre los principales socios de la poderosa Compañía Holandesa de las Indias Orientales, con enorme influencia comercial en Asia y África. A la vez que establecía nuevos mercados, trabajaba como un avezado químico en busca de las fórmulas perfectas, aprovechando las especias y raíces que llegaban en los barcos.

A finales del siglo XVII, la destilería Bols contaba con un menú de unas doscientas bebidas. Pero una fórmula se destacaba por sobre el resto.

La Ginebra Bols

Elaborada a partir de 1664, contenía trigo, centeno y maíz americano, más otros ingredientes, fermentados en alcohol y aromatizados con bayas de enebro (o enebrinas). La preparación era conocida como «vino de malta».

Esta fórmula, con ligeras modificaciones, se empleaba como remedio para infecciones renales. Convertida en trago, se puso a la cabeza de la preferencia de los holandeses. De la enebrina que se obtiene del arbusto, la bebida tomó su nombre definitivo: jenever (en neerlandés) o ginebra.

La Ginebra Bols

La Ginebra Bols se elabora a partir de 1664, contenía trigo, centeno y maíz americano, más otros ingredientes, fermentados en alcohol y aromatizados con bayas de enebro (o enebrinas). La preparación era conocida como «vino de malta».

El brebaje pasó a ser un serio competidor para los vinos y las cervezas por su alta graduación alcohólica. Se convirtió en la bebida oficial de las travesías marítimas. Eso le permitió, asimismo, llegar a puertos distantes. El envasado también tenía su sello. Bols impuso los tubos de arcilla que marcaron la identidad del producto por siglos.

Esas botellas arribaron al Río de la Plata a fines del siglo XVII, en cajas que contenían quince unidades. Desde entonces, figuró entre las bebidas espirituosas que se despachaban en las pulperías. Debemos aclarar que esos eran también los envases habituales para cervezas y whiskys.

Lucas murió en 1719 y la compañía pasó a mano de sus hijos varones, Pieter y Hermannus. El descomunal crecimiento de la firma se advierte en un registro de 1730. Allí se establece que Bols debió pagar casi la décima parte del total de impuestos que abonaron las noventa y cinco destilerías del reino. La dinastía familiar se mantuvo hasta 1816 cuando sepultaron a Lucas Bols, nieto de Hermannus y bisnieto del célebre homónimo.

Datos históricos

En 1873 Bols ganó una Medalla en la Exposición Mundial de 1873 de Viena y un año más tarde se convirtió en proveedor de la corte imperial en Viena y de otras monarquías alrededor del mundo.

Después de la Primera Guerra Mundial, las destilerías se iniciaron en:

  • Francia (1921),
  • Polonia (1922),
  • Suiza (1929),
  • Canadá (1932),
  • Sudáfrica (1933),
  • Bélgica (1934),
  • Argentina (1935),
  • España (1935)
  • Estados Unidos (1947).

Bols también creció a través de la adquisición, incluidas las firmas de Hoppe y Wynand Fockink, su mayor competidor desde 1679. En 1954, la última de la familia Moltzer abandonó la junta directiva, y Bols Distilleries se convirtió en una empresa que cotiza en bolsa.

Te puede interesar sobre la Ginebra Bols: