Vino Torelló ha sido elaborado utilizando vasija cerámica, damajuana, huevo de cemento, depósito de acero inoxidable y barricas de roble francés

Torelló presenta un nuevo ejemplar al amplio panorama de vinos elaborados con la autóctona xarel·lo en el Penedès. Y es que en la elaboración de Torelló 50 Lliures 2020 pasa por hasta cinco recipientes diferentes antes de ser embotellado.

Estos recipientes en los que se ha elaborado este joven blanco son: vasija cerámica, damajuana, huevo de cemento, depósito de acero inoxidable y barricas de roble francés y acacia. «Este xarel·lo poliédrico es un vino «de alta costura» por los cinco recipientes en los que ha sido elaborado», afirma Toni de la Rosa Torelló, codirector de esta bodega familiar.

Torelló 50 Lliures 2020

«Se vendimió a mano. Además, posteriormente, practicaron un segundo cribado de las bayas en la mesa de selección antes de su prensado», explicó Toni de la Rosa.

De esta primera añada se han comercializado 5.900 botellas de 75 cl. 50 Lliures es fruto de una cosecha de menor producción a causa de la afectación causada por el hongo mildiu en la campaña del año pasado.

«Se vendimió a mano, realizándose ya una primera selección de las uvas en el mismo viñedo. Además, posteriormente, practicaron un segundo cribado de las bayas en la mesa de selección antes de su prensado», explicó Toni de la Rosa.

Características de Torelló 50 Lliures 2020

Torelló 50 Lliures 2020 es de color amarillo limón con reflejos verdes, nítido y brillante. Ofrece fragantes notas de flores y fruta blanca (sobre todo pera), y unas puntas varietales que recuerdan al hinojo fresco y a la almendra cruda.

También muestra notas a melocotón de agua y cierta mineralidad. Es un blanco con notable carácter aromático por tratarse de una variedad como la xarel·lo. Juventud, finura y buena acidez, con un matiz salino final muy interesante. La crianza en madera está integradísima (es una simple pincelada).

Torelló 50 Lliures 2020

Torelló 50 Lliures 2020 es de color amarillo limón con reflejos verdes, nítido y brillante.

«Este vino blanco resulta ideal para acompañar arroces, mariscos y pescados a la plancha, a la brasa, al horno o ahumados. Pero también armoniza con platos de pasta como unos canelones de setas o marisco, con un pastel de salmón con pan de molde y mayonesa, con un carpaccio de ternera con queso parmesano e incluso con guisos de volatería como el pato mudo», sugieren desde la Bodega.

Un vino “de alta costura”

El nombre de Torelló 50 Lliures 2020 «hace referencia a 50 libras barcelonesas, que fue el precio que pagó la primera generación de la familia Torelló, en la Edad Media, por las masías, viñas y bosques de la Finca Can Martí, sede hoy de la bodega».

La familia posee el antiguo documento, datado a 17 de junio de 1395, en el que se hace referencia a cuando el Señor de Gelida estableció una enfiteusis —censo— sobre la masía Mas de la Torrevella y sus tierras, a favor del antepasado directo por línea materna de la familia. La libra era una unidad de cuenta monetaria que en época medieval no tenía reflejo físico. Esta equivalía a 20 sueldos y un sueldo correspondía a 12 “dineros”. Los “dineros” sí que existían y sólo en la Baja Edad Media se acuñaron en Barcelona monedas con un valor de 1 sueldo. Son los llamados croats.

 Torelló

Hoy en Torelló cuentan con 90 hectáreas plantadas de viñedos ecológicos, en una finca en Gelida de 135 hectáreas.

En Torelló cuentan con 90 hectáreas plantadas de viñedos ecológicos, en una finca en Gelida de 135 hectáreas. Elaboran actualmente unas 300.000 botellas de espumosos bajo la marca colectiva Corpinnat, 150.000 botellas de vino amparado por la DO Penedès, aceite de oliva virgen de olivos centenarios, un destilado y miel de sus propias colmenas.

Te puede interesar: