El Agua de Valencia es una de las bebidas típicas de la tradición valenciana, que, por lo general, se sirve en jarras de varias raciones y se bebe en copas anchas de cóctel

El Agua de Valencia es un cóctel que se puede degustar en cualquier bar del centro de Valencia y debe cumplir el requisito de ser elaborado con las deliciosas naranjas de la región. Se prepara a base de cava o champán, zumo de naranja, vodka y ginebra.

Fue elaborado por primera vez en el año 1959 por Constante Gil en el Café Madrid de Valencia. A finales de los años 50, un grupo de clientes vascos frecuentaban la Cervecería Madrid y solían pedir «Agua de Bilbao», refiriéndose al mejor espumoso de la taberna.

Agua de Valencia

El Agua de Valencia es un cóctel que se puede degustar en cualquier bar del centro de Valencia y debe cumplir el requisito de ser elaborado con las deliciosas naranjas de la región.

Hastiados de pedir siempre lo mismo retaron al propietario a ofrecerles algo novedoso y este les propuso beber «Agua de Valencia». Ellos accedieron a probar el cóctel que Constante Gil preparó en aquel momento y ya no dejaron de tomarlo en sus posteriores visitas. Esta historia se conoce gracias a María Ángeles Arazo, quien la recogió en su libro Valencia, noche de 1978.

La receta original de Tino incluía cava, no champán, como espumoso, además de vodka como único licor, aunque hoy en día muchos bares incluyan también ginebra o ron.

La bebida fue conocida solo por un pequeño grupo de clientes y no fue hasta la década de 1970 cuando comenzó a conocerse en la noche valenciana. Desde entonces, se ha convertido en una bebida bastante popular.

En la actualidad, la Cervecería Madrid ha reabierto como Café Madrid, y, además de servir Agua de Valencia, también ofrecen un postre a base de naranja en honor al cóctel.

Agua de Valencia

La bebida fue conocida solo por un pequeño grupo de clientes y no fue hasta la década de 1970 cuando comenzó a conocerse en la noche valenciana.

Similares cócteles en Europa son la Mimosa francesa o el Buck’s Fizz británico. No obstante, ninguno de ellos tiene tanta graduación alcohólica como el cóctel valenciano. Aun así, el sabor dulce de las naranjas y el azúcar enmascaran el gusto alcohólico, haciendo que este cóctel «entre como el agua», de ahí su nombre. Junto con la horchata de chufa, son las bebidas más icónicas del verano valenciano.

Del desconocimiento a la alta demanda

María Ángeles Arazo lo ha incluido en sus crónicas, hablando del trabajo de Constante Gil, quien hizo de la antigua Cervecería Madrid, hoy Café Madrid, un punto de encuentro para las tertulias noctámbulas en la Ciutat Vella de la segunda mitad del siglo XX.

La receta, a base de abundante zumo de cualquiera de las variedades locales, mejor arrancadas del árbol en su punto exacto de maduración, se complementa con los demás ingredientes. Además, las bebidas espirituosas empleadas debe estar a la altura de las virtudes del rey de los cítricos por excelencia.

Agua de Valencia

La receta, a base de abundante zumo de cualquiera de las variedades locales, mejor arrancadas del árbol en su punto exacto de maduración, se complementa con los demás ingredientes.

Al principio era poco conocida, pero luego convirtió a la Cervecería Madrid en el epicentro de la movida de la época. El Agua de Valencia le dio al lugar no solo notoriedad, sino que la demanda  aumentara.

​​Método de preparación del Agua de Valencia

Ingredientes necesarios:

  • 25 cl de zumo de naranja
  • 70 cl de cava o champán
  • 2,5 cl de ginebra
  • 2,5 ml de vodka
  • 1 cucharada de azúcar

Elaboración:

  • Vertir el zumo de naranja en una jarra y añadir ginebra, vodka y azúcar.
  • Mezclarlo todo, añadir el cava o champán y agitar de nuevo, pero poco a poco para que no se pierda el vino “chispeante”. Completa el cóctel añadiendo hielo y rodajas de naranja.

Te puede interesar: