Un acuerdo recién alcanzado entre el grupo británico Diageo, líder mundial de bebidas alcohólicas y propietario de Smirnoff, y los fabricantes rusos del vodka Smirnov ha puesto fin a casi noventa años de disputas sobre la marca, informó hoy el diario británico «Financial Times».

Smirnov

Smirnov vs Smirnoff

La pugna incluía desde la grafía de la marca: Smirnoff, para Diageo, y Smirnov, para el grupo ruso descendiente de Piotr Smirnov, el antiguo proveedor de la Corte Imperial, muerto en 1898.

Mediante el acuerdo, Diageo adquiere una participación del 75 por ciento de una sociedad conjunta creada con el grupo ruso A1 Group, propietario de Smirnov, lo que permite la distribución de las bebidas del gigante británico en Rusia.

La nueva empresa conjunta, que necesita aún la aprobación de los autoridades reguladoras rusas, será distribuidora exclusiva tanto del vodka Smirnov como Smirnoff en Rusia, así como marcas del grupo británico, propietario también de Guinness, el whisky Johnnie Walker y tequila José Cuervo.

Diageo pagará 28,7 millones de libras (casi 42 millones de euros) al grupo ruso A1 Group por su participación en la empresa conjunta, que se espera que comience sus operaciones en julio.

Entre 250 y 300 personas trabajarán en la nueva empresa, frente a los treinta empleados que actualmente tiene Diageo en Rusia.

Piotr Smirnov estableció en Moscú en 1879 su negocio de vodka, que se convirtió en el favorito de los zares, pero esa primera empresa cerró en 1902.

Tres de sus hijos, Nicolás, Vladimir y Piotr, abrieron en 1903 una nueva empresa, que los dos primeros abandonaron un año después.

A cargo de Piotr hijo, la firma se mantuvo hasta 1910, año de su muerte, pero comenzó su declive en 1912 y fue nacionalizada en 1917, año de la Revolución rusa, cuando la viuda de Piotr, Eugenia, abandonó el país para casarse con un italiano.

Cinco años más tarde, Vladimir Smirnov repitió la experiencia en Polonia, donde fundó una nueva empresa con el apellido Smirnov, que posteriormente fue trasladada a Francia, donde el nombre se transliteró en el alfabeto latino como «Smirnoff».

Diageo, por su parte, anunció este mes un beneficio operativo de 1.261 millones de libras (unos 1.842 millones de euros) en el segundo semestre de 2005, un 7 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.