Havana Máximo

Havana Máximo

Havana Club lanzó el jueves en Cuba su Máximo Extra Añejo, el Chanel No. 5 del ron, que cuesta hasta 1.600 dólares la botella.

Acunado en terciopelo rojo dentro de un cofre de roble blanco y en una botella de vidrio soplada a mano por un artesano en Francia, el ron Máximo tiene en su elaboración bases de más de 100 años de antigüedad.

La empresa espera vender este año 100 unidades de su ambarino licor de lujo, 10 de ellas en Cuba, un país de gobierno comunista donde el costo de vida es fuertemente subsidiado pero el salario medio ronda los 15 dólares.

«Dará la oportunidad a algunos de encontrarse con la historia del ron cubano,» dijo su creador, el principal maestro ronero de la isla, José Navarro.

«Jamás ha existido otro producto que exprese mejor la cultura y la herencia cubana del ron. Es una síntesis del arte, la magia, la ciencia y la técnica de los roneros cubanos. Es nuestra memoria perpetua,» comentó.

Máximo Extra Añejo es una mezcla de exclusivos rones producidos por Havana Club durante los últimos 100 años.

Havana Club, un emprendimiento conjunto entre la estatal Cuba Ron y el grupo francés Pernod-Ricard, preparó sólo 500 botellas de Máximo, 200 de las cuales ya fueron distribuidas.

«No es un producto comercial (…) No queremos producir más,» advirtió Navarro, explicando que protegerá a cualquier precio las preciosas mezclas de las que fue extraído Máximo.

«Por encima del dinero y el prestigio que pueda dar Máximo, está la conservación de la cultura ronera cubana y ésa no la vamos a matar,» dijo el maestro ronero.

Las elegantes botellas de cristal en forma de gota están numeradas y al comprarlas el cliente entra a un exclusivo club.

CLIENTES DE LUJO

Pero nadie en La Habana quiso revelar quiénes serán los clientes de la «Sociedad Máximo.»

«Es un producto destinado a quien tiene posibilidades máximas (…) Es difícil prever cuántas venderemos en Cuba, pero pensamos que en este primer año pueden ser una decena,» dijo Manuel Arias, director de la marca en la isla.

Lo que si está claro es que la lujosa edición limitada servirá para promocionar la marca Havana Club, del que fueron producidas en el 2005 más de 2,3 millones de cajas de nueve litros y se espera superar este año los 2,5 millones.

El ron Havana Club es distribuido en más de un centenar de países por Pernod-Ricard, el segundo mayor comerciante de licores del mundo.

«El horizonte alrededor del 2010 son cinco millones de cajas,» dijo el vicepresidente de Havana Club Internacional, Juan González.

Según las últimas cifras disponibles, las ventas internacionales crecieron un 17 por ciento en el primer semestre del 2005.

La gran asignatura pendiente continúa siendo Estados Unidos, un mercado inaccesible debido al embargo comercial de más de cuatro décadas contra Cuba.

El ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Pérez Roque, ha dicho que si no fuera por las sanciones Cuba podría haber vendido en Estados Unidos 30 millones de dólares de Havana Club el año pasado.

Bacardi, un fabricante de ron de origen cubano y feroz opositor al presidente Fidel Castro radicado en las islas Bermudas, registró en 1995 su propia marca Havana Club en Estados Unidos. Bacardi produce diferentes variedades de ron y vende unos 200 millones de botellas anuales.