Inspirada en la cultura maya, Casa D Aristi produce destilados artesanales de gran prestigio internacional mediante prácticas sustentables

En una hacienda del sur de Mérida, donde fundó una tradición desde 1935, Casa D Aristi tomó lo mejor de la cultura maya para aplicarlo en la elaboración de los licores. Los mayas cuentan con más de medio centenar de bebidas que se utilizan durante las ceremonias; están hechas con frutas, flores y productos de la Península de Yucatán.

«Actualmente se beben y comparten para endulzar las palabras durante las reuniones del Consejo Maya”, explica Rodolfo Puch, uno de los integrantes de esta comunidad, que busca preservar las tradiciones. Casa D Aristi elabora licores «a través de prácticas sustentables y con una relación cercana con las comunidades. Son libres de aditivos y saborizantes artificiales, enfocándose en la calidad y los sabores originales, de ahí que tengan gran aceptación a nivel nacional y en los más de 10 países a donde se exportan».

Casa D Aristi

En una hacienda del sur de Mérida, donde fundó una tradición desde 1935, Casa D Aristi tomó lo mejor de la cultura maya para aplicarlo en la elaboración de los licores.

La compañía, fundada por Carlos D Aristi cuenta con presencia estatal, nacional e internacional; genera cerca de 40 empleos permanentes, además de un centenar de indirectos. Comenzó a producir Xtabentún, un licor elaborado con miel de abeja y anís, que se ha convertido en el preferido de la región y reconocido a nivel mundial por su calidad excepcional, como lo indican los reconocimientos que ha obtenido; el más reciente: Medalla de Oro en la categoría Best Honey Spirits Awards de The Fifty Best, celebrado en marzo.

El Xtabentún es el resultado de una fusión de la cultura maya y española basado en la tradición de beber “balché” como bebida sagrada en ceremonias mayas. En su dedicación a la naturaleza y aprovechando los recursos de la tierra, los mayas pudieron seleccionar una miel de abeja con aroma y sabor exquisito obtenida de la flor de xtabentún (palabra maya que significa “flor que crece sobre la piedra”).

Al mezclar esta miel con otros ingredientes como la corteza de árbol, el maíz, el agua sagrada de los cenotes y la enorme ayuda del clima tropical de la península de Yucatán, dieron como resultado una fermentación natural de bajo grado alcohólico, haciendo que esta bebida extraordinaria fuera indispensable para las ofrendas durante las ceremonias a sus dioses.

Con la llegada de los españoles a la península de Yucatán durante la colonización, traen su cultura con nuevos usos y costumbres. Al momento de conocer la bebida, deciden aprovechar lo mejor de la bebida de los mayas que es la miel de abeja y combinarla con un sabor que traído de su país, el anís verde, para lograr una fermentación entre estos productos dando como resultado una bebida de emblemática que perdura desde la época colonial.

Casa D Aristi

Además del Xtabentún, Casa D Aristi fabrica Huana y Kalani, hechos a base de guanábana y pulpa de coco, respectivamente; ambos también han ganado premios internacionales.

Además del Xtabentún, Casa D Aristi fabrica Huana y Kalani, hechos a base de guanábana y pulpa de coco, respectivamente; ambos también han ganado premios internacionales.

Huana, licor de guanábana de Casa D Aristi

Huana, el único licor de guanábana en el mundo, “está hecho de pulpa 100 por ciento natural. Muy emblemática de Yucatán, la guanábana es cosechada con el mayor cuidado para conservar su sabor. Tiene notas tropicales intensas que recuerdan a fresa, piña y notas ligeras de miel silvestre, terminando en un retrogusto intenso y floral”, detalla Sandra D’ León, embajadora de la marca.

Huana, de Casa D Aristi

Huana, de Casa D Aristi, el único licor de guanábana en el mundo,  hecho de pulpa 100 por ciento natural.

 

Huana es un proyecto social: “Había muchísima gente que no podía aprovechar el cien por ciento las guanábanas; la mayor parte de la fruta se desperdiciaba. Se decidió comenzar a elaborar un licor con esta fruta, comprándolas a precio justo, ya que la idea también es que los beneficios permeen en la región”.

Kalani, licor de pulpa de coco de Casa D Aristi

Kalani está hecho de pulpa de coco cien por ciento natural, extraída de una palma única en la región, que fue llevado a Yucatán por Rafael Aristi, fundador de la destilería. Se cosecha en su propia plantación en el pueblo de Tizimín, luego es pelado y procesado a mano con el fin de asegurar su calidad y las técnicas tradicionales. Se extrae la carne y leche de coco, se cuecen a bajas temperaturas para desarrollar su particular sabor a coco tostado intenso, suave al paladar con notas de chocolate oscuro y caramelo, con un final fresco y elegante.

Kalani

Kalani está hecho de pulpa de coco cien por ciento natural, extraída de una palma única en la región.

En la búsqueda constante por desarrollar bebidas a partir de frutas de la región, actualmente trabaja en un licor de naranja agria, “es un producto muy importante en la zona; es característico de la comunidad yucateca. El lanzamiento de este licor que se llama Narano, cumple con los objetivos que desde su fundación busca Casa D Aristi: representar los sabores, la comunidad y la cultura; la esencia de Yucatán”, puntualiza.

Reconocimientos para Casa D Aristi 2020-21

  • Aperitif de Noruega – Kalani y Huana.
  • NYISC – Medalla de Oro y 95 puntos a Kalani.
  • NYISC – Mejor Casa de Licores de México.
  • The Fifty Best – Medalla de Oro para Xtabentún.

Sobre Casa D Aristi:

  • Casa productora de licores artesanales y auténticos en el corazón de Yucatán, en México, en la ciudad de Mérida.
  • La familia Aristi se enorgullece de elaborar sus licores a través de prácticas sustentables y de mantener una relación cercana con las comunidades, dejando de lado el uso de aditivos y saborizantes y enfocándose en la calidad y los auténticos sabores de la región.
  • Sus licores representan lo mejor de la tierra en una botella, a través de licores únicos, naturales y con un gran potencial para la coctelería.

Don Carlos Aristi:

El fundador de Casa D Aristi, nació en 1916 en Progreso, un pequeño pueblo pesquero. Tenía espíritu aventurero, curiosidad de probar y descubrir por lo que a sus 19 años, viajó por la península para conocer la cultura, historia y bebidas del mundo maya. Xtabentún D Aristi es su licor más conocido.