Las bodegas y las denominaciones de origen cambian su modelo de trabajo y buscan nuevos mercados para aumentar las ventas online

Ante las nuevas circunstancias, las bodegas y las denominaciones de origen han tenido que hacer un ajuste a sus estrategias de mercado. El coronavirus ha revolucionado el mundo en todos los sentidos, desde nuestras rutinas diarias al consumo, horarios laborales o formas de socializar. Todo ha tenido que adaptarse a la nueva realidad para hacer que el negocio del vino siga en ascenso.

Las bodegas y las catas online

Ante las nuevas circunstancias, las bodegas y las denominaciones de origen han tenido que hacer un ajuste a sus estrategias de mercado.

Las bodegas, ante la COVID-19, han encontrado alternativas de negocios online, lo que ha permitido que los vinos sigan llegando a muchos rincones del mundo, y principalmente que se consoliden las alianzas que estaban en fase de conquista. Al perecer, el mundo virtual ha ganado terreno y las actividades que antes eran cotidianas han pasado a acomodarse a las características de un mundo virtual.

Un brindis virtual

Ahora los brindis se han convertido en virtuales. De igual forma, las catas de vino, aunque se han mantenido, se realizan a miles de kilómetros y con comentarios de los vendedores y clientes a través de una pantalla. La promoción ‘online’ parece haber llegado para quedarse, aunque desde las denominaciones aseguran que solo se han adaptado a las circunstancias, porque las ferias y las reuniones presenciales volverán a producirse: «Una pantalla no sustituye el lenguaje corporal, eso es imposible».

Las bodegas aumentan las catas de vino online

Las catas de vino, aunque se han mantenido, se realizan a miles de kilómetros y con comentarios de los vendedores y clientes a través de una pantalla.

Las bodegas y denominaciones de origen han buscado con esta fórmula una alternativa a catar un vino sin cercanía. Y este hecho no es solo para los productores y vendedores extranjeros, sino que ha pasado a un nivel nacional. Esto se debe, entre otros aspectos, a que un viaje en el mismo país es tan complicado como uno internacional.

«La experiencia es muy positiva, porque nos ha dado posibilidad de organizar un gran evento», explica el director general de Ribera del Duero, Miguel Sanz, mientras alega la importancia del mercado asiático que está recuperando el consumo de vino con cambios en el propio mercado donde las ventas ‘online’ toman fuerza.

El gerente de la DO Toro, Rubén Gil, señala que desde su consejo se plantean nuevas acciones de cara a la Navidad, con la potenciación de las vídeocatas como apoyo a las ventas online, tras el descenso que se ha producido en el canal Horeca, principal fuente de ingresos.

Vínculos con el mercado asiático desde las bodegas españolas

Hong Kong y las ciudades chinas de Shenzhen y Chengdu han servido de conejillos de indias para que dos de las principales denominaciones de origen de la Comunidad, Ribera del Duero y Rueda, retomen contactos con los importadores de este mercado asiático.

Por ahora, este es uno de los mercados que brinda enormes posibilidades a las bodegas españolas. Por estos días, ya se tienen reportes de  37 bodegas de ambos consejos que han atendido rondas de reuniones de negocios con profesionales del sector, educadores y periodistas, aunque en este caso han sido online.

Las bodegas han intentado ofrecer una experiencia auténtica de cata de sus caldos a los visitantes. Durante los encuentros, que tuvieron buena acogida por parte de los importadores, las bodegas han estado presentes por videoconferencia y pudieron mantener reuniones privadas con cada profesional, degustando los vinos simultáneamente desde España.

Medidas extremas de seguridad

Existía un temor inicial de que este tipo de eventos pudiera traer algún tipo de complicación a causa de la COVID-19, pero esto se transformó completamente.  Sanz, destaca que «en el momento en que vieron que todo se desarrollaba con «medidas extremas de seguridad» se animaron muchísimos más importadores a acudir a la cita».

«Hemos visto una oportunidad porque los competidores no hacen nada, y hemos combinado una opción presencial con las videoconferencias, por lo que los distribuidores están agradeciendo el esfuerzo y la labor de sensibilización», dijo, desde Rueda, su director general, Santiago Mora, sobre el desarrollo del acto celebrado en Hong Kong.

«Tanto desde Ribera del Duero como Rueda, al igual que otras zonas vitivinícolas destacadas de la Comunidad, consideran que se debe recuperar lo presencial, porque se pierden aspectos como el «lenguaje corporal», aunque reconocen que esta situación «ha acelerado una tendencia que ya existía como eran las negociaciones online que se quedarán porque son una solución perfecta para contactos rápidos, eficientes y seguros»», refiere Sanz.

«Además se facilita que ahorres en viajes y dietas, así que se pueden concentrar los esfuerzos en formar y redirigir tu estratega al canal donde se produce el consumo o con las propias cadenas especializadas. A esto suma que este modelo permite tener más visibilidad, incluso dentro de las tiendas, y realizar labores educacionales a través de vídeo catas», concluye.

En este video de 2017, podemos apreciar cómo el vino español ha estado ganando terreno en el mercado chino: