La Destilería Glasgow ganó el premio en la categoría de Mejor Destilería de Whisky Escocés este 2020 luego de una intensa porfía con sus principales rivales, GlenAllachie y Ardbeg.

La noche de este domingo 22 de noviembre se dieron a conocer los ganadores de los premios anuales de la industria del whisky escocés en una ceremonia en vivo que mantuvo expectantes a las decenas de invitados, ansiosos por conocer la nueva realeza de este sector tan competitivo y emblemático de Escocia

El premio mayor, mejor destilería de whisky escocés, fue a las manos de la Destilería de Glasgow, envuelta, según los expertos, en una dura porfía con sus colegas de la industria GlenAllachie y Ardbeg.

Según reportes desde el evento, el panel de jueces elogió efusivamente al equipo profesión de la destilería de Glasgow por sus grandes progresos en el desarrollo de productos, el marketing y la obtención de una variedad de nuevos acuerdos internacionales.

Pero la cosecha de Glasgow no se detuvo ahí. El whisky escocés de malta única Glasgow 1770 de la destilería y el recientemente lanzado Malt Riot Blended Malt lograron captar la atención de un panel de 32 jueces compuesto por algunos de los principales expertos del mundo en whisky escocés, llevándose a casa dos medallas de oro en las categorías de cata a ciegas

whisky estrella de la destilería

El Glasgow 1770 también obtuvo una medalla de oro

Orgullo para la destilería

La destilería obtuvo más premios

Una medalla de oro en la cata a ciegas obtuvo este excelente escocés

Liam Hughes, CEO y cofundador de la Destilería Glasgow dijo: “Realmente estamos en la luna por haber ganado la Destilería de whisky escocés del año y dos medallas de oro en las categorías de cata.

«Estamos muy honrados por nuestra medalla de oro para Glasgow 1770 Peated Release No.1, particularmente después de escuchar que ganó la categoría más dura de toda la competencia, ¡con la asombrosa cantidad de treinta y un whisky de malta única compitiendo por el mismo lugar!

«Estamos igualmente complacidos de que nuestra recientemente lanzada Malt Riot Blended Malt ganó una medalla de oro en su propia categoría de sabor, particularmente porque la marca ha tenido una introducción innegablemente interesante al mundo después de haber sido lanzada en el apogeo de una pandemia global.

«La calidad del talento, no solo de los ganadores, sino de aquellos que fueron nominados como finalistas, demuestra claramente la fuerza de la industria del whisky escocés actual y estamos muy orgullosos de desempeñar nuestro papel en algo que es tan querido y respetado en todo el mundo, no solo aquí en Escocia».

Este establecimiento adoptó su nombre de una de las destilerías originales de Glasgow fundada en 1770 y permaneció activa hasta su consiguiente cierre a principios del siglo XX.

Escocia tiene, sin lugar a dudas, la mayor tradición y cantidad de destilerías activas de whisky del mundo con más de 100 destilerías productoras de whisky. En este país europeo las hay de todo tipo, las hay más famosas, de gran producción, pequeñas y artesanales, pero en todas se cuida mucho el proceso para conseguir un buen whisky, lo cual es motivo de orgullo para todos los escoceses. En 2017, las exportaciones de whisky escocés subieron 9 por ciento para alcanzar un récord de 4 mil 360 millones de libras esterlinas (unos 5 mil 800 millones de dólares estadounidenses al cambio actual). Los dos años siguientes han visto aumentos significativos también, pero la pandemia del nuevo coronavirus ha afectado grandemente los niveles de producción.

Otro punto importante para la destilería de Glasgow al ganar este preciado galardón es que una parte central de los esfuerzos de la industria para construir la lealtad del consumidor a largo plazo es el creciente enfoque en la mercadotecnia de “experiencias” como son los centros de visitantes, y más de la mitad de las destilerías de Escocia ofrecen recorridos, ya sea a través de visitas a instalaciones especializadas o mediante cita previa. Las visitas a las destilerías escocesas aumentan cada año de forma acelerada, rozando ya los 2 millones de visitantes anuales, quienes gastan, como promedio, unas 31 libras esterlinas cada uno.

Lea además Destilería Jameson y la historia de un auténtico Jameson 360