La historia de la cerveza tiene sus orígenes en la Mesopotamia del Oriente Medio, hoy en día es una de las bebidas de mayor consumo a escala mundial

La historia de la cerveza data su origen en 4 mil a.C, en la zona de la Mesopotamia del Oriente Medio, hace más de siete mil años. La evidencia más antigua es una tablilla en la que se observan varias personas tomando cerveza de un mismo recipiente. Los Babilonios heredaron de ellos las tareas del cultivo de la tierra y la elaboración de cerveza en una tabla de arcilla, la cual explica su fórmula de elaboración.

Por otra parte, algunos investigadores creían que probablemente su aparición coincidió con la elaboración de pan entre los años 10.000 y 6000 a.C., la razón es que la bebida guardaba similitudes con la preparación del pan.

Indaguemos en algunos hallazgo de arqueólogos. Conozcamos un poco más a fondo los secretos en la historia de la cerveza:

Hace 10 años, el biólogo e historiador de la Universidad Técnica de Múnich (Alemania) Josef H. Reichholf, consideraba que la agricultura nació gracias a la cerveza, por lo que el descubrimiento respaldaría la teoría del experto. El equipo de investigación de arqueología china de la universidad encontró las evidencias de la elaboración de cerveza en la Cueva de Raqefet del monte Carmel (norte de Israel). Los arqueólogos analizaron los residuos hallados en morteros de piedra encontrados en un cementerio de la cultura natufiense antigua, donde el pueblo Naturfian habitó esta región del Mediterráneo Oriental entre el 15.000 y el 10.000 a.C.

Historia de la cerveza: los egipcios en la expansión

Los egipcios la extendieron por toda la cuenca del mediterráneo, utilizándolo para las molestias y dolores estomacales y para la picadura de escorpión. También la usaron como cosmético para conservar el frescor natural de la piel. Tras la conquista romana por Europa, la cerveza fue desplazada por el vino, a excepción de las tribus germánicas. En el siglo V, a través de las invasiones de estas tribus, empieza a tomar protagonismo en el continente.

Historia de la cerveza

Historia de la cerveza: los egipcios la extendieron por toda la cuenca del mediterráneo, utilizándolo para las molestias y dolores estomacales y para la picadura de escorpión.

«En Egipto la denominaron “zythum” y era esencial en la dieta cotidiana. Mientras que el vino era para las clases altas, la cerveza era para el pueblo. En época de los faraones, sus fábricas producían hasta 4 millones de litros por año, tanto, que los graneros estaban prácticamente destinados a la cebada para su elaboración y la utilizaban como moneda de cambio. Los egipcios fueron los primeros en mercantilizar la cerveza».

Como buenos comerciantes, dado que el precio este cereal era elevado, utilizaban una variedad del trigo: la espelta. Además descubrieron la malta, le agregaron azafrán, miel, jengibre y comino para darle sabor y color.

Historia de la cerveza

Historia de la cerveza: los griegos heredaron las técnicas de fabricación de cerveza de los elaboradores de Egipto

Los griegos y los aprendizajes de la experiencia egipcia

La historia de la cerveza cuenta que los griegos heredaron las técnicas de fabricación de cerveza de los elaboradores de Egipto, y a su vez traspasaron este conocimiento a los romanos, que la llamaron «cerevisia», en honor de la diosa Ceres de la agricultura.

Una vez extendida, se utilizaban los granos de cereales disponibles de cada zona: en China el trigo, en Rusia el centeno y en Japón,  el arroz. De allí surge el sake, que es considerada la cerveza más antigua utilizada en ritos sociales en honor a los dioses. En la Antigüedad, en China también se elaboraba cerveza llamada «kiu», utilizando cebada, trigo, espelta, mijo y arroz, mientras que las civilizaciones precolombinas de América utilizaban maíz en lugar de cebada.

La cerveza de cebada proviene de Europa, trasladándose desde Armenia, Georgia y el sur de Rusia hasta Bohemia, Alemania, Bélgica y las Islas Británicas, donde se convertiría en aquella cerveza que conocemos en la actualidad.

Historia de la cerveza: y todo el mundo conoció el preciado producto…

Con el imperio de Carlomagno, muchos monasterios de las regiones septentrionales, donde el cultivo de cereales como la cebada eran prósperos, comenzaron a hacerse grandes productores de cerveza. Esta cerveza era, sobre todo, destinada al autoconsumo. Hacia los siglos XII y XIII los monjes comenzaron a vender su producción, consiguiendo un alto consumo debido a la poca disponibilidad de agua no contaminada (la de la cerveza había sido hervida previamente) y a la escasez de alimentos, aportando la cerveza nutrientes adicionales.

Historia de la cervez

Historia de la cerveza: con el imperio de Carlomagno, muchos monasterios de las regiones septentrionales, donde el cultivo de cereales como la cebada eran prósperos, comenzaron a hacerse grandes productores de cerveza.

En el siglo XVI en España, el emperador Carlos I trajo consigo desde Flandes sus maestros cerveceros. Estos expertos trajeron el gusto por esta bebida en nuestro país. Después de renunciar al trono, se retiró al monasterio de Yuste, e instaló una pequeña fábrica de cerveza.

No se puede hablar de la historia de la cerveza y de una verdadera industria cervecera hasta el siglo XIX, cuando empiezan a aparecer pequeñas fábricas más que artesanales ya industriales. La primera gran fábrica de cerveza en España fue abierta en 1864 por el alsaciano Louis Moritz en Barcelona. Le siguieron marcas muy conocidas actualmente como: Mahou (1890), Cruzcampo (1904) o Estrella Galicia (1906).

Historia de la cerveza: el descubrimiento

Su descubrimiento fue accidental: se mezcló agua con cereales y sucedió el milagro. Como resultado los sumerios humedecían el pan con agua y la levadura fermentaba la mezcla que la convertía en bebida alcohólica. Se producía un ritual en el que la gente se unía. La historia de la cerveza es también la de la agricultura: los asentamientos se forjaban alrededor de los cultivos. Lo relevante es que era un alimento, ya que tenía una fuente de azúcar difícil de conseguir.

Veamos su definición:

«La cerveza es un líquido de malta dulce o fermentada saborizada con lúpulo, fabricada de forma natural. Sus principales ingredientes son cebada, lúpulo, levadura y agua, y el agua con que se la prepara debe ser pura, estéril y potable. Contiene también cebada, que debe ser germinada, secada y tostada, el lúpulo, que le da aroma amargo, y la levadura, que permite su fermentación. Acompaña muy bien las comidas por su sabor amargo y contenido carbónico, y tiene además propiedades medicinales: es antioxidante y protege las células de su degradación».

Historia de la cerveza

Historia de la cerveza: su descubrimiento fue accidental, se mezcló agua con cereales y sucedió el milagro.

Hitos en la historia de la cerveza

—Siglo X: en los monasterios la producción a gran escala. Los monjes, vinculados a la agricultura, perfeccionaron sus recetas con los escritos de los egipcios, estudiando el proceso y mejorándolo. Empezaron a usar el lúpulo, marcando el fin de cervezas turbias y dulces.

Siglo XVI: en España, la cerveza fue popularizada por Carlos I de España y V de Alemania, tras su retirada al Monasterio de Yuste. El emperador instaló una pequeña fábrica de esta bebida en el monasterio, al que le había acompañado un maestro cervecero.

—Siglo XVIII: es la auténtica época dorada de la cerveza, con la incorporación de la máquina de vapor a la industria cervecera y el descubrimiento de la nueva fórmula de producción en frío.

—1759: en Dublín, Irlanda, la cerveza negra seca del tipo stout fue elaborada por primera vez  por el cervecero Arthur Guinness, en la empresa cervecera denominada St. James’s Gate Brewery.

Siglo XIX: continúa la época dorada con los hallazgos de Pasteur relativos al proceso de fermentación. Se basa en someter a la bebida a altas temperaturas durante un periodo de tiempo determinado, matando así bacterias y levaduras no deseadas, y también deteniendo el proceso de fermentación.

—1810: el famoso Oktoberfest de Munich se remonta a  en el casamiento del Príncipe Ludwig con la Princesa Teresa. Munich significa “el lugar del monje”. Accidentalmente crearon otro tipo de cerveza llamada Lager, la más popular en todo el mundo, mediante su almacenamiento en cuevas de hielo que creó otro tipo de levadura.

—1840: Gabriel Sedlmayr, pionero de la cerveza comercial  introdujo el sacarímetro, el termómetro y una máquina de vapor. La fábrica Spaten, de Sedlmayr hizo espionaje industrial en otras partes de Europa. Creó la cerveza de Munich cobriza. Joseph Grohl creó la primera Lager dorada en la ciudad de Pilsen (actual República Checa), utilizando una malta muy pálida creando la Lager Pilsen Pale.

En 1876: Sapporo es el hogar de la cerveza japonesa. Aparece la primera fábrica, utilizando la alemana como inspiración. A pesar del éxito de Sapporo, las más populares son las importadas.

Te puede interesar sobre la Historia de la cerveza: