Con la Impetuosa se demuestra, una vez  más, la importancia del rol femenino en la industria de la cerveza artesanal

Es la cerveza Impetuosa una razón más para hablar  la importancia del rol de las mujeres en la industria de la cerveza artesanal en México. Su trabajo y creatividad se impone una vez más. Pese a lo complicado que pudo ser el año pasado, mujeres de la industria unen su talento, pasión y experiencia para traer de vuelta a Impetuosa.

Además de visibilizar el rol de las mujeres en la industria, la cerveza Impetuosa, «pone sobre la mesa en esta ocasión algunas problemáticas derivadas de los tiempos de crisis que han asechado a las mujeres en los últimos meses».

cerveza Impetuosa

La cerveza Impetuosa»pone sobre la mesa en esta ocasión algunas problemáticas derivadas de los tiempos de crisis que han asechado a las mujeres en los últimos meses».

Es una cerveza Hoppy Lager con 4.7% alcohol desarrollada con maltas Pilsen, Vienna, Carapils y Melanoidin, y lúpulos Magnum, Ekuanot, Galaxy Pacific Gem y Waimea. Su nombre hace referencia a la intensidad de esos lúpulos neozelandeses que aportan aromas cítricos frutales, ideal para acompañar con un mancha manteles de cerdo, un aguachile de camarón con pepino o unos camarones a la diabla con mango.

La producción de Impetuosa fue limitada a 45 barriles y 15 mil botellas que portarán la etiqueta diseñada por María Echevarría, artista visual de la Ciudad de México que radica en Los Cabos, Baja California Sur. La cerveza se comercializó en el marco del Día Internacional de la Mujer. El proceso de elaboración se llevó a cabo en las instalaciones de la Cervecería de Colima y se convirtió en un foro donde mujeres de diferentes regiones del país reflexionaron acerca de los retos que enfrentan.

«La iniciativa surgió con el ánimo de dar visibilizar la participación de las mujeres en la industria de la cerveza artesanal y profundizar en los procesos de elaboración de la bebida. Entonces nos dimos a la tarea de establecer comunicación con algunas maestras cerveceras. Para nuestra sorpresa, muchas mujeres se integraron y participaron del proyecto”, explica Adriana Haro, directora de marketing y comunicación de Cervecería Colima, una de las impulsoras de Impetuosa.

Proyecto de Impetuosa

Este año el interés por el proyecto Impetuosa ha crecido sustancialmente, teniendo a más de ochenta mujeres de distintas cervecerías y colectivos colaborando con su realización. “Fue toda una ilusión volver a hacerlo, desde el mes de noviembre del año pasado empezamos con el proyecto, pero al ver que la situación no mejoraba, nos dimos cuenta de que quizá debíamos cambiar el modelo a como fue el año pasado”, dijo Haro.

Este año, desde seis diferentes ciudades, las mujeres cocinaron el 8 de marzo «de manera simultánea una cerveza estilo English Porter, aquella inspirada en la Europa occidental, cuando la elaboración y el consumo de cerveza se reservaba para la Alewife, mujeres de la época que realizaban la actividad como parte de llevar un ingreso extra a sus hogares».

proyecto Impetuosa

Este año el interés por el proyecto Impetuosa ha crecido sustancialmente, teniendo a más de ochenta mujeres de distintas cervecerías y colectivos colaborando con su realización.

“El estilo refleja un poco lo que estamos haciendo nosotras, como esa fuerza de salir adelante poniéndonos el ejemplo de hace unos años… Lo que quisimos es que el estilo reflejara el concepto que queríamos tocar este año, el cual era visibilizar el rol de la mujer, pero también en este mismo concepto de las crisis como el ímpetu de la mujer que logra enfrentar cualquier situación que se le venga encima” comenta.

La etiqueta de Impetuosa de este año quedó a cargo de la ilustradora Urzula Reyes, quien a través de su trabajo aborda temas como la salud mental, feminismo y la vida cotidiana. “Lo que estamos haciendo esperemos que repercuta en el futuro y esperemos que se genere un cambio tangible a la industria cervecera en general, que se suelten los estereotipos y  cada vez se animen más mujeres a entrar al mundo de la cerveza”, dijo Adriana Haro.

Agregó a esto: “Esta primera colaboración, es una invitación a reflexionar sobre la participación de las mujeres en sectores que, sistemáticamente, son considerados únicamente masculinos y busca visibilizar la participación femenina en todos los sectores productivos”. El proyecto #JuntasSomosMash busca donar 300,000 pesos a asociaciones que promuevan la equidad de género, así como la profesionalización de la mujer en la vida laboral.