Muchos factores macroeconómicos tienen influencia en el sector del vino, veamos, aparte de la pandemia de Covid, algunos muy interesantes

Si miramos al sector vinícola con detenimiento, podremos apreciar en el actual contexto impuesto por la pandemia de la COVID-19 cómo inciden en este algunos factores macroeconómicos, que van desde el creciente interés medioambiental y social, hasta el cambio climático, pasando por el comercio online y el cambiante entorno comercial mundial.

factores macroeconómicos

Si miramos al sector vinícola con detenimiento, podremos apreciar en el actual contexto impuesto por la pandemia de la COVID-19 cómo inciden en este algunos factores macroeconómicos.

El comercio internacional de vino no solo supera la tercera parte de la producción mundial, sino que ha provocado que el sector haya sido protagonista de importantes cambios que se reflejan en el comportamiento de la oferta y consumo.

Por lo pronto, el impacto de la COVID-19 sigue configurando la industria del vino, sin embargo, hoy vamos a analizar tres factores macroeconómicos que se mantienen como motor impulsor del sector.

Factores macroeconómicos #1: Preocupaciones sociales y medioambientales

Uno de los factores macroeconómicos que ha incidido en el sector nació en las redes sociales y tiene sus fundamentos en  los movimientos sociales que en los últimos años se han multiplicado sustancialmente.

El cambio climático, la diversidad, la justicia y la democracia en su conjunto se han erigido como las causas más comunes. El activismo está cada vez más extendido. Las nuevas generaciones tienen un deseo definido de actuar y desafiar el statu quo, y esto no ha pasado desapercibido en la industria del vino.

Este cambio de comportamiento ha provocado algunas modificaciones en las opciones, ya que…

los consumidores esperan más autenticidad, transparencia y señalización de virtudes por parte de las marcas. También ha generado una mayor influencia de las plataformas impulsadas por la comunidad y los influenciadores».

La pandemia ha contribuido a que los consumidores se centren más en la responsabilidad medioambiental y social en todo el panorama vinícola.

factores económicos y vino

Uno de los factores macroeconómicos que han incidido en el sector está impulsado por las redes sociales y tiene sus fundamentos en  los movimientos sociales que en los últimos años se han multiplicado sustancialmente.

Se pone mayor énfasis en los ingredientes, la autenticidad, el autocuidado y el medio ambiente.  Alcanzan mayor relevancia el vino orgánico, biodinámico y de baja intervención en el centro de esta tendencia.

Como la demanda de estos vinos sigue creciendo, han florecido restaurantes, bares y tiendas de vino especializados en ciudades de todo el mundo.

Factores macroeconómicos que inciden en la industria del vino

Factores macroeconómicos que inciden en la industria del vino: «Las opciones de envases pueden tener un impacto significativo en el medioambiente».

Estos son algunos temas que han pasado al centro de los intereses de consumidores y productores:

  1. Uso del agua: Si bien las uvas de vino requieren menos agua que la mayoría de los cultivos, el agua es un recurso precioso y limitado que debe manejarse con prudencia. Las herramientas para medir y monitorear las necesidades de agua permiten a los productores aplicar el agua de manera eficiente y solo cuando es necesario.
  2. Eficiencia energética: La energía es costosa y si proviene de combustibles fósiles, causa emisiones de gases de efecto invernadero. En un intento por reducir la huella de carbono y costos, los viticultores han adoptado una serie de prácticas de ahorro de energía.
    Estos incluyen la cosecha de uvas por la noche y temprano en la mañana, lo que mantiene la fruta más fresca, y reduce la necesidad de refrigeración de alto consumo de energía; invertir en bombas con mayor eficiencia energética, así como en medidores de flujo para rastrear el uso del agua; e instalar paneles solares para proporcionar energía a los motores, bombas de riego y otros equipos.
  3.  Manejo de plagas: Las plagas son una realidad en los viñedos, pero Allison Jordan dice que existen alternativas de control biológico y cultural que causan un impacto ambiental mínimo:

    «Los viticultores pueden considerar la introducción activa de insectos benéficos, como ácaros depredadores, arañas, avispas o mariquitas, en sus viñedos para ayudar a controlar la población de insectos dañinos. La construcción de nidos atrae a los búhos depredadores que se alimentan de topos y ardillas que causan daños a las raíces, e incluso los pollos pueden controlar los gusanos cortadores en los viñedos».

  4.  Fertilizantes: El uso de fertilizantes y modificadores del suelo -productos que se agregan a la tierra para mejorar el crecimiento y la salud de las plantas- para mantener la calidad del suelo puede ser dañino para el medio ambiente, además de costoso.
  5. Transporte: Se utilizan muchas formas de transporte en la elaboración del vino y las entrega. El transporte causa emisiones de combustibles fósiles y gases de efecto invernadero derivados del transporte de botellas de vidrio.
  6. Envases: Las opciones de envases pueden tener un impacto significativo en el medioambiente. Por ejemplo, los envases de cartón son 100% reciclables y ofrecen una huella de carbono mucho menor que otras alternativas de envasado de vino.

Factores macroeconómicos # 2: Cambio climático y su impacto en la producción de vino

El cambio climático se está convirtiendo en uno de los factores macroeconómicos que perturban el mercado internacional: «En el año 2020 se produjo un número sin precedentes de incendios forestales, heladas, inundaciones y sequías en varios mercados, que afectaron al suministro en regiones clave».

Su impacto en los patrones de consumo sigue siendo menos evidente, ya que la producción mundial de vino sigue siendo ampliamente excedentaria.

Con el aumento de las temperaturas, a muchos productores les preocupa que sus uvas maduren demasiado deprisa, produciendo así un perfil de sabor del vino muy diferente o dificultando la obtención de los resultados deseados. En este caso, las medidas paliativas pueden afectar tanto a la cantidad como a la calidad del vino producido en el futuro.

El viñedo es un cultivo resistente, con una gran capacidad de adaptación a muy distintas combinaciones de temperaturas, pluviometrías medias anuales y tipos de suelos.

La progresiva mejora de las técnicas de cultivo, en combinación con el buen hacer de los enólogos, ha dado como resultado una extraordinaria oferta de vinos de gran calidad, obtenidos a partir de numerosas variedades de uva, cuya maduración depende en gran medida del comportamiento meteorológico y de los caracteres climáticos.

3 Factores macroeconómicos clave en la industria mundial del vino 7

Cambios que experimentarán las zonas vinícolas en Europa. En azul se indican las áreas donde el cultivo de la vid será viable. Fuente: www.conservation.org

En la medida en que el calentamiento global siga progresando, la producción de vino de calidad se verá más comprometida, lo que va a exigir a los bodegueros mover ficha y adoptar distintas estrategias de adaptación, para así poder seguir ofreciendo unos vinos similares a los que producen en la actualidad.

Factores macroeconómicos #3: El comercio electrónico

Otro de los factores macroeconómicos de los que debemos hablar hoy es el gran auge que ha alcanzado  el comercio electrónico. Las compras de vino por internet en el último año ha ofrecido al sector vinícola mundial una oportunidad de crecimiento sin precedentes.

Los negocios tradicionales de venta directa a domicilio por Internet -cuyos usuarios típicos son principalmente mayores de 50 años- vieron un aumento de los pedidos procedentes de su base tradicional, más preocupada por los peligros de Covid, y más propensa a protegerse en casa.

Estas empresas también vieron un gran aumento de los pedidos de los consumidores más jóvenes de LDA (Legal Drinking Age – edad legal para beber) y de mediana edad.

factores macroeconómicos

Otro de los factores macroeconómicos de los que debemos hablar hoy es el gran auge que ha alcanzado  el comercio electrónico.

En Reino Unido, por ejemplo, una mayor proporción de consumidores ha manifestado que sería más probable que siguiera utilizando los canales online a la hora de comprar bebidas que antes de la pandemia.

En algunos países nórdicos, como Finlandia, donde el acceso al mercado está controlado por el Estado, los consumidores han aprovechado la relajación de las normas de compra en línea.

Los bebedores finlandeses, y en particular las generaciones más jóvenes de LDA, han comprado directamente a las bodegas o a las plataformas de comercio electrónico con sede en Italia, España y Francia.

3 Factores macroeconómicos clave en la industria mundial del vino 8 La combinación de los avances tecnológicos, las aplicaciones de entrega más sofisticadas, bien financiadas y fáciles de usar, y el creciente hábito de usar internet para comprar de todo ya habían consolidado el comercio electrónico como la ruta de acceso al mercado más atractiva a principios de 2020.

El notable progreso del comercio electrónico en el sector del vino durante los últimos 12 meses es claramente visible en los datos que acompañan al último informe global sobre comercio electrónico elaborado por Wine Intelligence.

Sus resultados son reveladores y muchos productores, propietarios de marcas y minoristas ya están incorporando en sus planes de negocio para 2021 y más allá.

Sin embargo, sigue existiendo una gran incógnita sobre el futuro del comercio electrónico de vino: cuando las restricciones de la pandemia se desvanezcan.

Accede a los productos de nuestra tienda online Licorea.com. Te sugerimos Azpilicueta Colección Privada Crianza 2017.