El consumo moderado de cerveza o vino podría reducir el riesgo de infecciones gástricas

Consumir de forma moderada cerveza, vino o sidra podría disminuir en un 17% el riesgo de infección por Helicobacter pylori, una bacteria implicada en enfermedades como la úlcera gastroduodenal o el cáncer gástrico, según el Centro de Información Cerveza y Salud.

Esta entidad científica explica que la cerveza tan sólo tiene 45 calorías por 100 mililitros, es decir, unas 90 calorías por caña, por lo que asegura que la llamada «tripa cervecera» se debe más a cuestiones genéticas que a otra cosa.

El Centro recuerda además que la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) ha incluido recientemente la cerveza en la Pirámide de la Alimentación Saludable.

Por su parte, Francisco Javier Romero, vicerrector de Investigación y Desarrollo de la Universidad CEU Cardenal Herrera y director del Instituto de Investigación sobre Drogas y Conductas Adictivas, asegura que un vaso de vino en las comidas acompañado de una dieta mediterránea reduce la mortalidad y ayuda a mantener una expectativa de vida alta.

Romero destaca que «la capacidad antioxidativa que encontramos en un vaso de vino es equivalente a comerse cinco manzanas, beber 500 mililitros de cerveza, siete vasos de zumo de naranja o 20 vasos de zumo de manzana».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar