cervecería artesanal

La idea de esta cervecería artesanal surgió 15 años antes en Buenos Aires. Ya en ese época, en un bar en San Telmo se creaba la marca Gorilla.

Luján Cordaro,  por su parte, era profesora de arte e ilustradora. Se fue a Alemania por una historia de amor, David Peifer, un ciudadano alemán que conoció haciendo couchsurfing durante un viaje de varios meses a Europa.

“Cuando llegué me quedé fascinada con toda la vida cultural que hay acá, todo el arte callejero, las galerías, el lado punk de la ciudad. No me quería volver”, contó Cordaro. De Berlín le encantó el lado muy cosmopolita. “Es una ciudad muy abierta, con gente de todos lados, lo que hace que sea más fácil integrarse”, dijo.

Los primeros pasos de la cervecería artesanal

La idea comenzó a germinar en 2019 cuando Ramiro fue a Berlín para un curso de maestro cervecero durante 6 meses. Él también quedó encantado con “la vida local, la cultura cervecera y los spätis, estos kioscos donde se consigue cerveza industrial buena y barata”.

El encuentro de los dos primos se produjo en la Fiesta Nacional del Lúpulo, en El Bolsón. En medio de la muchedumbre, los stands de cervecerías artesanales y los conciertos, comenzaron a esbozar los primeros planes.

cervecería artesanal

El encuentro de los dos primos se produjo en la Fiesta Nacional del Lúpulo, en El Bolsón. En medio de la muchedumbre, los stands de cervecerías artesanales y los conciertos, comenzaron a esbozar los primeros planes.

La pandemia no ponía las cosas muy fáciles.  Aun así la osadía era mayor, cosa que agradecemos los amantes de la cerveza. El primer instinto fue poner un freno al proyecto, lo que permitió a David, convertido en socio de Gorilla, ocuparse de todos los trámites y certificados necesarios para poder crear la empresa en Alemania.

En octubre, dejó su trabajo de project manager en una compañía de software para dedicarse al 100% al negocio familiar. Luján alternaba las clases de acuarela y la publicación de su primer libro infantil con los cursos online de marketing digital.

“Durante todo el año de la pandemia fuimos charlando, dándole forma, discutiendo qué era lo mejor en medio de toda la incertidumbre de no saber qué estaba pasando tanto en la Argentina, como en Alemania y el resto del mundo”, dijo Ramiro.

Se cocina la primera tanda de Gorilla…

En diciembre de 2020, tras el viaje de Ramiro y su esposa a Alemania, el brewmaster argentino pudo ponerse a cocinar la primera tanda para Gorilla Cervecería Berlín en febrero.

En marzo estaban en el mercado con dos estilos y ahora ya tienen 10, desde una Choco Stout o American Amber Ale hasta una Mexican Lager o una double IPA. “La pandemia nos dio la oportunidad de arrancar de manera más relajada, ir probando recetas, afinarlas y llegar bien para el verano. Es súper abrumador, somos solo nosotros tres-Ramiro, David y ella- para hacer todo”, cuenta Luján.

 

 cervecería artesanal

Acerca de la creación de la cervecería artesanal, Rodríguez Etchelet explica que tuvieron que enfrentar los problemas de los trámites burocráticos.

Acerca de la creación de la cervecería artesanal, Rodríguez Etchelet explica que tuvieron que enfrentar los problemas de los trámites burocráticos. También se le añadieron las trabas del idioma y el desconocimiento de las regulaciones.

“Argentina tiene mucha burocracia, pero ya en los 13 años que tenemos en el mercado junto a mi hermano fuimos aprendiendo, aun así siempre aparecen papeles y/o impuestos nuevos”, dijo.

Hay otras cuestiones quese la han facilitado, como es el caso de la compra de materias primas, gracias a la estabilidad del euro. “En la Argentina se hace más difícil todo por la inflación, incluso por el hecho de tener que comprar a distribuidores por la burocracia que demanda sacar papeles de importador. Acá en Alemaniase piden las materias primas directamente al productor”, agregó.

Las cervezas de Gorilla tuvieron muy buena aceptación

Las cervezas de Gorilla  fueron recibidas con las manos abiertas, luego del levantamiento de las restricciones: “Ahora producen unos 3000 litros por mes y no les alcanza para los pedidos que reciben. Por ahora venden en tiendas especializadas y algunos bares de la ciudad y en agosto aumentarán la producción a cerca de 14.000 litros mensuales”.

“Estamos bien metidos en el mercado de Berlín. Estamos exportando a Finlandia y próximamente a Suiza y Holanda, además de distintas regiones de Alemania”, explicó Rodríguez Etchelet.

cervecería artesanal

“Estamos bien metidos en el mercado de Berlín. Estamos exportando a Finlandia y próximamente a Suiza y Holanda, además de distintas regiones de Alemania”, explicó Rodríguez Etchelet.

A pesar de que en Alemania predominan los estilos tradicionales y regionales, y que todavía se siente el peso histórico de la “Ley de la pureza” de 1516 que establecía que la cerveza solamente se debía elaborar a partir de tres ingredientes: agua, cebada malteada y lúpulo,  la cervecería artesanal vive su éxito en la actualidad.

 “El mercado alemán es difícil porque tiene la cultura de la cerveza muy arraigada, pero históricamente lo que toman ellos son las cervezas locales y los estilos históricos como las pils, las weizen, las Kölsch de la ciudad de Colonia, la altbier de Dusseldorf….”, contó.

Fuente: TN.com.ar