La Cervecera Península en solo cuatro años ha conseguido la elaboración de excelentes cervezas artesanales que triunfan gracias al agua de Madrid

Román Jove ha convertido a la Cervecera Península en una de las fábricas artesanas de más proyección en solo cuatro años. Cada cerveza que se cocina allí no es solo una simple mezcla de ingredientes, sino que representa un viaje al pasado de Jove.

Ya no es un secreto su popularidad. Él mismo lo dice: «El agua de Madrid». Román Jove es venezolano (Caracas, 1985), fundador de la cervecera madrileña. Su pasión nació en Fort Hills, Colorado, donde su padre hacía cerveza casera con los vecinos.

Cervecera Península

Román Jove es venezolano (Caracas, 1985), fundador de la cervecera madrileña. Su pasión nació en Fort Hills, Colorado, donde su padre hacía cerveza casera con los vecinos.

Desde ese momento se plantaría la semilla, que luego crecería tras su formación en Estados Unidos e Inglaterra. Cervecera Península, una fábrica artesana con sede en Alcobendas, concretó todas las ideas que se estaban gestando.

En apenas cuatro años ha conseguido colocar sus bebidas como una de las cerveceras referencia a nivel nacional. Su éxito se enmarca en el boom que viven las cervezas artesanas, con otros sonados éxitos como el de Basqueland.

Román Jove es Licenciado en Ingeniería Industrial y Máster en Finanzas, su primera formación relacionada con el mundo cervecero fue en la Universidad UC Davis de California. Ahí cursa el título Master Brewers, a lo que posteriormente hay que sumar otro curso de Ciencia y Tecnología de Fabricación de Cerveza en el Institute of Brewing & Distilling de Reino Unido.

Las cervezas nacieron en un garaje…

La cerveza de Jove se elaboró en el garaje de casa de Venezuela, donde él y su padre elaboraban en un trastero convertido en nanofábrica. Pero se le hacía difícil desarrollar su empresa, por lo que toma la decisión de regresar a España, donde nacieron los abuelos de Román Jove.

«Este es un lugar donde no hace falta estar jubilado para poder disfrutar, se puede hacer mientras se recorre el camino», apunta. En Madrid y Barcelona viven las hermanas de Román.

 En Madrid la cerveza artesana está creciendo, lo que lo hacía el «lugar adecuado para instalar su empresa». El primer paso para hacer una cerveza artesana es moler el grano de cebada, ingrediente base junto al agua.

 Cervecera Península

«El agua de Madrid me enamoró, me parece increíble para hacer cerveza. Puedes recrear el agua que quieras a partir de ella y es idónea para hacer cualquier tipo de cerveza», explicó Jove sobre la clave de éxito de Cervecera Península.

«El agua de Madrid me enamoró, me parece increíble para hacer cerveza. Puedes recrear el agua que quieras a partir de ella y es idónea para hacer cualquier tipo de cerveza», explicó Jove sobre la clave de éxito de Cervecera Península.

Haciendo un análisis del mercado, Jove detalla:

Madrid ofrece un ambiente cervecero increíble, lleno de bares, llenos de personas, todos los días abren restaurantes nuevos, es una ciudad con un crecimiento hacia la mejora del ciudadano que encaja perfectamente en nuestro proyecto cervecero.

Sin embargo, el inicio no fue un camino de rosas. Nos tuvimos que adaptar a la fábrica, los procesos… Las cerveceras artesanas de Península destacan por el diseño de las etiquetas de sus latas.

Cervecera Península

Las cerveceras artesanas de Península destacan por el diseño de las etiquetas de sus latas.

La serie Galactic pusieron a la Cervecera Península en el mapa de los cerveceros amantes del amargor. Su primera cerveza, Hop On, que Jove considera «su favorita», hasta Zorro Viejo, una cerveza envejecida en barrica, «noble y sabia», que recrea una que hacía en ese trastero, han conquistado al público.

Zorro Viejo fue el punto de partida de otro de los hitos que transformó la cervecera Península. Antes incluso de abrir la fábrica, la enviaron al Barcelona Beer Challenge, uno de los certámenes cerveceros más prestigiosos de Europa.

Fue premiada en 2016 con una medalla de oro. Tres años después, en 2019, la propia Península fue reconocida como Mejor Cervecera Novel. Eso supuso un «espaldarazo a un proyecto que en ese momento era pequeño», confiesa.

Cervecera Península

El lúpulo de Cervecera Península le permite experimentar. Muchas del más de un centenar de cervezas que han elaborado llevan grandes cantidades de este ingrediente, caro pero básico.

De ese «proyecto pequeño» han salido más de 100 cervezas, con recetas que cuentan sus experiencias con otros cerveceros, que invitan a dejar el móvil a un lado, o que desafían a los consumidores con un híbrido entre batido y cerveza, como una de sus últimas creaciones, Mermelada de Frambuesa, una cerveza ácida con 250 gramos de puré de fruta por litro.

El lúpulo de Cervecera Península le permite experimentar. Muchas del más de un centenar de cervezas que han elaborado llevan grandes cantidades de este ingrediente, caro pero básico.

«Es como la uva. No solo la variedad es importante, también el suelo donde se cultiva». Su uso permite combinar tradición y modernidad y contar historias.