Con Alpha de Cueva de Lobos 2018, Javier San Pedro Ortega ha conseguido encerrar en una botella la mejor sinfonía de la Garnacha riojana

Javier San Pedro Ortega enólogo riojano que ha demostrado su talento. Una prueba de esto es este vino que le presentamos hoy: Alpha de Cueva de Lobos 2018. Para él está muy claro que quien no lucha por lo que quiere, no merece lo que obtiene. Por lo tanto su trabajo está caracterizado por puro esmero.

Ortega nació en Laguardia (Rioja Alavesa), en el seno de una familia con cinco generaciones elaborando vinos de sus propios viñedos. Con cinco años ya limpiaba la bodega familiar. Inquieto, entusiasta y se podría decir revolucionario, en 2005, con solo 17 años, ya elaboró su primer vino en la bodega de su padre.

Alpha de Cueva de Lobos 2018

Ortega nació en Laguardia (Rioja Alavesa), en el seno de una familia con cinco generaciones elaborando vinos de sus propios viñedos.

En 2014 decidió empezar su propio proyecto creando Bodegas Javier San Pedro Ortega, con las ideas claras y bien definidas, buscando diferenciarse del clásico vino de Rioja.

Bodegas Javier San Pedro Ortega tiene dos líneas de vinos fundamentales: la gama Cueva de Lobos, que define como vinos divertidos, aromáticos y de corte moderno, y la gama Viuda Negra, recuperando viejas viñas de la zona.

La felicidad en la botella sabe a garnacha riojana

Alpha de Cueva de Lobos 2018 es parte también de una aventura, que comenzó el día que ortega decidió plantar garnacha. Ahora tiene 0,6 hectáreas a 700 metros de altitud, altísimas para la altura media de los viñedos de Rioja. Lo hizo a pesar de que los otros viticultores le decían que la garnacha en esta zona y a esa altura no madura bien ni da buenos frutos.

Pero algo le decía que debía seguir con esta empresa, era una especie de certeza acompañada de la fe de que la felicidad en la botella sabe a garnacha riojana. El resultado son solo 622 botellas del Alpha de Cueva de Lobos 2018, un gran ejemplo de un vino de corte moderno, muy fresco y mineral.

En la botella de Alpha de Cueva de Lobos 2018 se guarda «la mejor sinfonía de la Garnacha riojana», un vino de tan solo 622 botellas procedente de una parcela de 0.6 Has a los pies de la Sierra en Laguardia y a una altura de 700 metros.

Cueva de Lobos 2018

En la botella de Alpha de Cueva de Lobos 2018 se guarda «la mejor sinfonía de la Garnacha riojana», un vino de tan solo 622 botellas procedente de una parcela de 0.6 Has a los pies de la Sierra en Laguardia.

“Eclosionó lo que más nos gusta: el no haber con el no poder. Saltamos al vacío para plantar la garnacha a nuestra manera. Este es un vino de una complejidad absoluta, que solo la copa, la oxigenación, la temperatura y el movimiento irán desvelando cada una de las piezas que conforman este abismal vino», asegura Ortega.

Notas de cata de Alpha de Cueva de Lobos 2018

Los aromas de Alpha de Cueva de Lobos 2018 se expresan como un amalgama de olores, sensaciones y placeres que empiezan por toques de ebanistería, cuero, betún, carboncillo, mina de lápiz, para ir ascendiendo sobre los aromas místicos del humo, del polvorín, de la hoja de tabaco, de ciertas parafinas que abren paso a la salinidad que encontramos en boca.

Alpha de Cueva de Lobos 2018

Sus aromas se expresan como un amalgama de olores, sensaciones y placeres que empiezan por toques de ebanistería, cuero, betún, carboncillo, mina de lápiz, para ir ascendiendo sobre los aromas místicos del humo, del polvorín, de la hoja de tabaco.

Alpha de Cueva de Lobos 2018, en nariz, se refleja a través de sensaciones de hierro, de agua ferruginosa, siempre con unos balsámicos de tremenda profundidad que incita a inspirar con fuerza. La fruta en fina confitura está siempre presente y es la que sostiene esta bella sinfonía, un vino sin fin en nariz.

En boca encontramos el placer absoluto, es crujiente, de acidez fina y afilada, un vino alado que nos llena las papilas saciándolas de sed y de emociones. La finura y nobleza tánica es de matrícula de honor, sin duda ha nacido una estrella, un vino de clase mundial que nadie debiera perdérselo.

Te puede interesar: