Wine Intelligence, a través de un estudio, ha desatado la polémica sobre la posibilidad de que el vino en lata sea una realidad generalizada

¿El vino terminará enlatado?, así de sencillo ha lanzado la pólvora Wine Intelligence. Además enarbola con orgullo la tesis de que el vino en lata no representa el futuro, sino que es una realidad demandada en la actualidad.

«Aunque de momento su destino parece ceñirse al mercado de Estados Unidos», asegura la publicación líder mundial en investigación y conocimiento del consumidor de vino. Por lo pronto, muchos se plantean otra interrogante: ¿De qué forma puede afectar a La Rioja la tendencia del vino en lata?

vino en lata

Por lo pronto, muchos se plantean otra interrogante: ¿De qué forma puede afectar a La Rioja la tendencia del vino en lata?

El director general del Consejo Regulador, José Luis Lapuente, baja un poco las tensiones asegurando que de momento no habrá ninguna afectación. Además, recuerda que según el pliego de condiciones «los envases deben ser, como principio general, de vidrio. Igualmente, se excluye la capacidad de un litro».

Sobre la posibilidad de asumir el cambio o de añadirlo a la normativa, Lapuente explica que «no es un tema objeto de debate en la actualidad ni que se haya contemplado en el desarrollo del último Plan Estratégico».

vino en lata

Es una realidad el hecho de que un público joven, especialmente en Estados Unidos, demanda vino en latas con 75 mililitros de capacidad.

A pesar de estas explicaciones, muchos bodegueros están atentos a lo que demanda el mercado y ya están haciendo de las suyas: «Ahí está el bag in box, el vino en bolsa de aluminio y metido en una caja con un grifo, que en algunos países ha tenido recientemente una demanda al alza durante la pandemia».

Bodegas ubicadas en territorio de la Denominación ya comercializan vino en lata. Y también es una realidad el hecho de que un público joven, especialmente en Estados Unidos, demanda vino en latas con 75 mililitros de capacidad.

De igual forma, existen bodegas estatales que lo han incluido en sus presentaciones. Son los casos de la firma catalana Zeena, que tiene vinos orgánicos, o de Viña Xétar tinto, un Vino de la Tierra manchego, que se caracteriza por ser de baja graduación alcohólica, entre otros.

vino en lata

Para Wine Intelligence, las razones para que venza el vino en lata son muy poderosas.

Para Wine Intelligence, las razones para que venza el vino en lata son muy poderosas: «Por un lado, el reducido envase puede dejar más margen de beneficio para la bodega. Por otro, el estudio indica que el vino en lata es una forma de entrar en la tendencia de bajo contenido alcohólico».

«La creación de un producto vinícola en lata ofrece a los productores la oportunidad de salirse del clásico nivel de alcohol de 11-13% y el formato de la lata actúa como dispositivo diferenciador para evitar comparaciones negativas con el vino estándar», agrega.

Ventajas del vino en lata:

  1. Es más fácil de consumir y de transportar. Ahora podemos llevar el vino a casa de una forma cómoda y sin ocupar casi espacio.
  2. Se contribuye al medio ambiente. Las latas son una huella de carbono reducida: el aluminio tiene tasas de reciclaje mucho más altas que el vidrio, y el efecto de carbono de enviar contenedores más livianos es significativo.
  3. El vino en lata se enfría más rápido. Esto hace que las latas sean una buena opción para cenas o comidas en playa o campo, conciertos en el parque o festivales, donde es muy probable que el vidrio esté prohibido en algunos de estos sitios.
  4. El vino dentro de las latas ha mejorado drásticamente desde sus inicios. Estos productos ahora saben tan bien como se ven.
  5. El estilo de los vinos representados también ha evolucionado significativamente: además de blancos, rosados simples y tintos, también hay ya en el mercado vinos innovadores como vinos de naranja o incluso opciones naturales sin sulfitos.

Te puede interesar: