La producción mundial de vino en 2020 se ha visto afectada por la pandemia, por segundo año consecutivo habrá cifras por debajo de la media

La producción mundial de vino se comportó excepcionalmente elevada en 2018. Pero la pandemia cambiaría este panorama, por lo que el sector vinícola se ha visto afectado, por segundo año consecutivo se prevé que el volumen de producción mundial de vino esté por debajo de la media.

Según la OIV, en su informe Producción mundial de vino en 2020, primeras estimaciones, publicado el 27 de octubre de 2020, «el volumen de producción mundial de vino fue más bajo que la media en la UE, donde las medidas para reducir el volumen de la cosecha tuvieron un impacto significativo en Italia, Francia y España a pesar de las condiciones climáticas favorables generales. Las primeras previsiones de la cosecha en EE. UU. indican volúmenes similares a los de 2019, pero la incertidumbre causada por los incendios forestales podría conducir a futuras revisiones».

La producción mundial de vino

La producción mundial de vino se comportó excepcionalmente elevada en 2018, pero la pandemia cambiaría este panorama.

Además, hubo una caída en la producción de vino en América del Sur, especialmente en Argentina y Chile, debido a condiciones climáticas desfavorables. Sudáfrica finalmente regresó a la “normalidad” tras varios años de sequía, mientras Australia registra una cosecha baja debido a los incendios forestales y Nueva Zelanda muestra un volumen de cosecha récord en 2020.

Así plantea el informe:

«La producción de 2020 parece ser similar a la del año anterior: +1 % en comparación con 2019. Tras la producción excepcionalmente elevada de 2018, las primeras previsiones para 2020 muestran, por segundo año consecutivo, un volumen de producción que puede definirse como por debajo de la media. Esto no necesariamente debe considerarse una mala noticia para el sector vitivinícola, dado el contexto actual en el que las tensiones geopolíticas, el cambio climático y la pandemia de la COVID-19 generan un alto grado de volatilidad e incertidumbre en el mercado mundial del vino».

¿Cómo se comportó el 2019?

A pesar de la creciente globalización de la producción vitivinícola, la realidad es que todavía está muy concentrada. De hecho, los tres primeros productores mundiales de vino son:

  • Italia (47,5 millones de hectolitros),
  • Francia (42,1 millones de hectolitros)
  • España (33,5 millones de hectolitros)

En estos tres países  se concentran prácticamente la mitad del total producido en el mundo (el 48% del total), a pesar de haber experimentado un fuerte descenso de su producción de vino con respecto a la gran vendimia de 2018: Italia -13%, Francia -15% y España -25%.

Comportamiento de la producción mundial de vino en el año 2019.

Comportamiento de la producción mundial de vino en el año 2019.

En la Unión Europea, los retrocesos productivos en 2019 fueron lo más frecuente, con caídas significativas en Alemania (9,0 millones de hectolitros, -12%), Rumanía (5,0 millones de hectolitros, -4%), Austria (2,5 millones de hectolitros, -10%), Hungría (2,4 millones de hectolitros, -34%) y Grecia (1,9 millones de hectolitros, -8%). El único país de la UE que, en 2019, registró un aumento en su producción de vino fue Portugal con 6,7 millones de hectolitros (+10%).

Desde la sede de la OIV en París, mediante conferencia web, el director general Pau Roca, el 23 de abril de 2020, ofreció información referida a la producción mundial de vino, el consumo y el comercio internacional:

  • La superficie del viñedo mundial se estima en 7,4 millones de hectolitros, estable desde 2016
  • La producción mundial de vino, excluidos zumos y mostos, se estima en 260 millones de hectolitros, una marcada disminución, comparada con la producción históricamente alta de 2018
  • El consumo mundial de vino se estima en 244 millones de hectolitros, lo que representa un aumento de 0,1 % con respecto al año anterior.
  • El mercado de la exportación mundial de vino ha experimentado un crecimiento tanto en volumen, estimado en 105,8 millones de hectolitros (+1,7 %), y en valor con 31 800 Mill. EUR (+0,9 %).
  • Las primeras estimaciones de producción de vino en el hemisferio sur indican una previsión de volúmenes bajos para 2020 en la mayoría de los países (con excepción de Sudáfrica y Uruguay)

La vendimia de 2020 y las afectaciones de la pandemia

La vendimia en el hemisferio norte se realiza habitualmente entre agosto y octubre. En lo que concierne a las vendimias de 2020, no se vieron fuertemente afectadas por las medidas de confinamiento para mitigar la pandemia de la COVID-19, en contraste con el período de cultivo de la vid en la primavera (abril a julio).

Veamos cómo se comportó en la Unión Europea:

«Las buenas condiciones climáticas favorecieron una cosecha potencialmente abundante en 2020; sin embargo, esta se ha visto limitada por diferentes medidas a nivel tanto gubernamental como de las asociaciones de productores con el fin de mitigar los impactos negativos (directos e indirectos) de la pandemia de la COVID-19 en el mercado mundial del vino. El volumen de producción este año se estima en 159,0 Mill. hL (excluidos zumos y mostos), alrededor de 5 % más que en 2019. Este volumen muestra un incremento anual de 7 Mill. hL en comparación con 2019″.

Las estimaciones generales preliminares para la producción de vino en 2020 en los países de la UE indican una situación mucho más heterogénea en comparación
con los años anteriores.

Producción mundial de vino: los 3 principales países con respecto a 2019:

  • Caída del 1 % en Italia (47,2 millones de hectolitros).
  • Un ligero aumento del 4 % en Francia (43,9 millones de hectolitros).
  • Un gran incremento de más del 11 % en España (37,5 millones de hectolitros).

Sin embargo, se debe tener en cuenta que en los tres países, los cuales en forma conjunta representan el 49 % de la producción mundial de vino y el 81 % de la producción de vino de la UE, se muestran niveles preliminares para 2020 que son menores o simplemente están por debajo de sus medias en los últimos cinco años.

Este resultado es el producto de una combinación de condiciones climáticas generales favorables durante la primavera y el verano, y la aplicación de medidas regulatorias.

Afectaciones de los incendios forestales en la producción mundial de vino.

Afectaciones de los incendios forestales en la producción mundial de vino.

Ante estas circunstancias:

La Organización Común del Mercado del vino de la UE brinda subsidios para regular volúmenes, como ayudas para la cosecha en verde. Asimismo, en ciertas regiones de Italia, Francia y España, los productores vitivinícolas decidieron fijar los volúmenes de producción de vino en un nivel inferior al de 2019, debido a la caída en la demanda en el mercado mundial.

También se registra un crecimiento positivo con respecto a 2019 en otros países de la UE que son grandes productores de vino como Alemania (8,9 millones de hectolitros, +8 %/2019), Hungría (2,9 millones de hectolitros, +22 %/2019) y Austria (2,7 millones de hectolitros, +10 %/2019). Estos países muestran niveles de producción que son similares o incluso superiores a sus medias de los últimos cinco años.

Portugal, con 6,5 millones de hectolitros en 2020, tiene una producción similar a la de 2019 y a su media de los últimos cinco años, mientras que países como Rumanía (3,6 millones de hectolitros) y Grecia (2 millones de hectolitros) muestran una variación negativa con respecto a 2019 (−7 % y −2 %, respectivamente) y sus medias de los últimos cinco años (−12 % y −17 %, respectivamente).

Acerca de la OIV:

La OIV es un organismo intergubernamental de carácter científico y técnico de competencia reconocida en el ámbito de la viña, del vino, de las bebidas a base de vino, de las uvas de mesa, de las uvas pasas y de los demás productos derivados de la vid. Está compuesta por 47 Estados miembros.