La bodega Dante Robino destapó su Ping Vino, un producto con envase retornable que representará el 50% de ventas en el presente año

Ping Vino, de la bodega Dante Robino, se ha lanzado al mercado con una producción de 3,5 millones de litros en este año. La Cervecería y Maltería Quilmes, filial del gigante global AB Inbev, ha puesto sus esperanzas en este vino de botella retornable, una apuesta inédita para esta categoría.

Ping Vino apela a un término históricamente identificado con el consumo vitivinícola —el célebre pingüino de mesa— y una campaña masiva, de lenguaje intenso, a la que se le dedicará una inversión publicitaria de $ 20 millones.

La bodega Dante Robino  fue adquirida por la cervecera en febrero de 2020. En esta nueva etapa, se presenta con tres variedades en botella retornable de 850 militros (ml), 100 ml más que los vinos tradicionales, con tapa a rosca: Red Bend, White Blend y Rosé, a un precio de $ 170 al público, con el impulso, además, de la amplia red de distribución de Quilmes en todo el país.

Ping Vino

Ping Vino apela a un término históricamente identificado con el consumo vitivinícola y una campaña publiciataria de $ 20 millones.

La bodega mendocina multiplicó por siete sus ventas desde que fue adquirida por Quilmes, ahora con Ping Vino busca que este aporte el 50% de sus ventas. «Hace décadas, el mayor consumo de vino en el país era en damajuanas, un envase grande y retornable, que fue cayendo en ventas con el correr de los años, a partir de la mejora en la calidad de los exponentes locales y de la sofisticación del consumo», explicó el representante de la compañía.

«En octubre del año pasado, lanzamos una prueba piloto en 750 puntos de venta de Córdoba. Ahora, hace unas semanas, lo lanzamos en 2000 puntos de venta Capital Federal y el Gran Buenos Aires y al resto de la provincia de Córdoba. Entre el tercer y cuarto trimestre, va a estar disponible en todo el país», anticipa Nicolás Bruno, gerente general de Bodega Dante Robino.

«Iremos sumando de a una región por vez, con campañas en cada lugar, para difundirla entre los consumidores. La red de distribución está acostumbrada a la botella retornable, por la cerveza», comentó.

Ping Vino

La bodega mendocina multiplicó por siete sus ventas desde que fue adquirida por Quilmes, ahora con Ping Vino busca que este aporte el 50% de sus ventas.

La prueba piloto en Córdoba le permitió a la empresa evaluar la respuesta a la nueva propuesta y también el índice de retornable del envase. «En siete meses, en forma acumulada, la retornabilidad es de un 23%. Pero, en el último mes, el 50% de las ventas fueron con la entrega de botella, un índice aceptable y que entusiasma», explicó.

«Todavía no estamos en supermercados, salvo algunas cadenas regionales de Córdoba y algunas chicas de Buenos Aires y alrededores, por un tema burocrático. Pero una vez que lleguemos a todo el país, vamos a estar también en las cadenas», agregó Bruno.

La empresa «es la primera en este siglo en lanzar un vino en este envase. La idea es ofrecer a los consumidores un vino de mayor calidad a un precio competitivo, porque no le cobramos el vidrio, al ser retornable. De paso, además, le hacemos un bien al planeta, porque generamos menos desperdicios», destacó Bruno.

Características de la colección

Los tres son vinos jóvenes, con tapa a rosca para consumir en el primer año. La empresa vio una gran oportunidad en el segmento de vinos en botella y tetra, de ofrecer un producto de mejor calidad, pero a precio competitivo.

El público es amplio y la invitación ya está lanzada, pues Ping Vino pretende llevar un mensaje diferente, con una propuesta de valor a precio accesible. «Compite con vinos que cuestan $ 230 o $ 240, pero por el envase, lo puede comprar a $ 170», explicó.

Dante Robino está invirtiendo más de $ 20 millones en publicidad, con cartelería en vía pública, radio, televisión y medios digitales como por ejemplo: «Ping Vino, a un precio divino, cómpralo en el chino, by Dante Robino».

Las expectativas con este nuevo producto son muy ambiciosas. «Este año, vamos a lanzar 3,5 millones de litros de Ping Vino, pero la expectativa es mucho mayor. Creemos que puede ser una marca muy grande y puede multiplicarse por 10 ese volumen en los próximos años. Esperamos que aporte, a futuro, el 50% de las ventas de Dante Robino«, anticipó Bruno.

Te puede interesar: