Hacienda Solano es una pequeña bodega familiar, situada en La Aguilera, Burgos,  de donde provienen excelentes vinos parcelarios que reflejan el carácter del lugar

Hacienda Solano nace del afán de la familia Cubillo por elaborar vinos parcelarios con las viñas heredadas de sus antepasados. Dos enólogos de categoría, Sophie Khün y Toni Sarrión, hacen de las suyas para hacer realidad este propósito.

Un día Emiliano García, hostelero valenciano, presentó a Sarrión y a Agustín Cubillo en una visita a Mustiguillo, allá por 2015. Y así comenzó todo en un pueblo que cuenta con algunos de los mejores y más antiguos viñedos de la D.O. Ribera del Duero.

Hacienda Solano

Hacienda Solano trabaja con viñedos propios, con una viticultura sostenible que refleja el paso de varias generaciones de viticultores.

Entonces se realizó la invitación. Toni Sarrión elaboraría su propio vino en 2016. A partir de ese primer paso, la responsabilidad de la elaboración de los vinos recaería sobre sus hombros, junto a Sophie Kunh y el resto de la familia Cubillo Solano, respetando su filosofía e incorporándose un año más tarde como socio del proyecto.

“Con un trabajo sencillo, intentamos que cada uno de nuestros vinos refleje el carácter del lugar, el clima y el entorno de pinos que nos rodea, el tipo y la estructura del suelo, así como la forma que tenemos nosotros de elaborar en La Aguilera”, explica Sarrión.

Los enólogos de Hacienda Solano se atreven a asegurar: “Nuestra tinta fina es la protagonista, sin renunciar a la albillo en pequeñas dosis, el carácter y finura de nuestros suelos calizos en la Ribera del Duero Burgalesa se refleja en el estilo de nuestros vinos”.

Hacienda Solano trabaja con viñedos propios, con una viticultura sostenible que refleja el paso de varias generaciones de viticultores. “En ellos hay frío, calor, mucho esfuerzo y dedicación, pero sobre todo pasión, como en la expresión de la palma de la mano de un viticultor”, explican.

Su filosofía se basa en la mínima intervención y lo logran trabajando de forma artesanal, sin levaduras, sin adicciones, con crianzas respetuosas.

Mira los vinos de su catálogo:

Hacienda Solano

Hacienda Solano Hacienda Solano Hacienda Solano