Cuando hablamos de vino moderno hay mucho que debatir, esta es una carrera en la que intervienen las modas y los dilemas existenciales

 vino moderno

Un vino moderno tiene mucha más prensa que otro. Se impone una carrera de modas en las que podemos encontrar vinos naturales, levaduras indígenas, variedades autóctonas, poca intervención o vinos de parcela.

En Madrid Fusión 21 desde el salón The Wine Edition, se debatió sobre algunos de estos temas. Puntualmente, se ha destacado la ponencia Las mentiras del vino, conducida por el periodista Juancho Asenjo y que ha tenido como ponentes a Tao Platón González, enólogo en Peninsula Wine, y a Antonio Tomás Palacios, enólogo en Crusoe Treasure, poniendo negro sobre blanco algunos matices.

Nostalgia de un falso pasado idealizado

En este evento salieron algunas interrogantes que ponemos a tu consideración, atendiendo a la importancia que tienen si se habla de vino moderno: ¿Es mejor el vino del que se hacen 1.000 botellas que del que se hacen 50.000 botellas? ¿Solo podemos utilizar uvas autóctonas y no uvas alóctonas? ¿Es mejor no intervenir la viña y nos va a dar mejor vino? ¿Las levaduras permiten hacer vinos a la carta?

«Soy inconformista sobre la melancolía que nos traen los vinos de antes. Antes se pensaba que era como vino de calidad y que ahora todos los vinos son iguales», asegura Antonio Tomás, al comentar que «ahora es cuando más diversidad de vinos disfrutamos y más cerca los tenemos», aludiendo además a tener «una nostalgia de un falso pasado idealizado«.

vino moderno

El romanticismo nos ha enseñado a poner el foco siempre en el pez chico antes que en el grande, se ponen falsas diatribas sobre lo bueno y lo malo en función de quién lo haga y del tamaño que tenga.

«La principal mentira es considerar a nuestro consumidor con la no suficiente inteligencia para contarle la verdad que hay detrás de una botella». Todo ello sintetizado en «intentar generar un misterio a través de una mentira, donde no contamos muchas veces lo que hacemos y contamos muchas cosas que en verdad no suceden», resume Tao González.

La viticultura moderna

«El mantra de la viticultura moderna parece circular hacia vinos a los que se deja crecer en la viña con total libertad, sin intervenir en la cepa y luego sin intervenir en la bodega». Según las palabras de Tao Platón esto es absurdo, ya que «sin intervención no hay vino y se trata de intervenir lo necesario y lo mínimo posible».

«En este sentido, la ciencia cobra fuerza, pero también el conocimiento para intervenir poco hay que saber mucho y yo quiero aprender más para retocar cada vez menos. La tradición es la propagación del fuego, no adorar las cenizas; y no como creemos que se hacía vino hace 80 años y evocar un romanticismo del pasado solo por ser pasado, y el conocimiento, la tecnología y la técnica nos permite poner en duda si aquellas prácticas eran adecuadas», explica.

En la actualidad hay más conocimiento y técnica, que bien empleada en el vino moderno puede ser más útil que nunca, mientras surgen movimientos que enarbolan ese romanticismo negacionista. Antonio Tomás se lamenta: «El mundo del vino se presta a ese negacionismo, donde encontramos unas reglas de oro que son no intervenir, no utilizar prensa, no clarificar, no utilizar sulfuroso…».

vino moderno

En la actualidad hay más conocimiento y técnica, que bien empleada en el vino moderno puede ser más útil que nunca, mientras surgen movimientos que enarbolan ese romanticismo negacionista.

Para Tao Platón la ironía está en que el vino moderno que pretende ser menos intervenido al final es de los que menos se diferencian de otros, aprovechando la coletilla soltada por Juancho Asenjo sobre la tendencia actual de la enología hacia caminos más ligeros, menos alcohólicos, con menos copa y más fáciles de beber, parecidos al beaujolais francés.

«Estos vinos gluglu, que son fáciles de beber, al final son vinos de estilo y eso es lo que ocurre cuando se rechaza la intervención porque son vinos que no reflejan su origen», considera Tao Platón. «Al final son iguales vinos en distintas partes del mundo simplemente porque se ha hecho una misma vinificación», incide.

Fuente: Directo al paladar

Te puede interesar este video sobre el vino moderno: