El Bandarra recuerda la época de cuando los bares pintaban las tapas que ofrecían en sus cristales con coloridas letras a mano para atraer a los transeúntes

Un día los hermanos Virgili formaron el equipo perfecto para que naciera el Bandarrismo. Ellos son tres jóvenes hermanos entusiastas, creativos, espontáneos y ante todo amantes del buen comer y beber. Jordi, el hermano mayor, se encarga de la elaboración. Alex, uno de los dos mellizos, lidera el negocio y las ventas, y Albert está al frente del marketing y la creatividad.

La buena actitud. Esta es la verdadera definición de este vino que es puro homenaje a la nostálgica época dorada del vermut en Barcelona y tiene un nombre: El Bandarra. En esta bebida se concreta la esencia de cuando los bares pintaban las tapas que ofrecían en sus cristales con coloridas letras a mano para atraer a los transeúntes.

El Bandarra

Los hermanos Virgili se han propuesto revolucionar el sector de las bebidas, creando marcas diferentes, honestas y sobre todo divertidas.

Según la RAE que un bandarra es un sinvergüenza. Y es que, en efecto, este vermut deja atrás cualquier tipo de complejo y resulta magnífico para un aperitivo en el que casi todo vale. No puede faltar, por supuesto, el hielo y las rodajas de limón o de naranja, además de tu picoteo favorito donde la única norma es disfrutar de lo lindo.

El Bandarra aunque nace en una bodega centenaria, Casa Berger, que se fundó en 1878, después de décadas elaborando vermut a granel para pequeñas bodegas de barrio, en 2014 los hermanos Virgili decidieron mejorar este clásico y envasarlo en una botella pensada para ser reutilizada. Este momento se podría definir como un segundo nacimiento.

A partir de ahí, El Bandarra, una bebida canalla que quiere rendir homenaje a la sagrada hora del vermut, llegó para quedarse y brillar.

El Bandarra

El Bandarra es una bebida canalla que quiere rendir homenaje a la sagrada hora del vermut.

El Bandarra está elaborado a la antigua usanza. La base del vermut: vino de Macabeo y Xarel·lo de Casa Berger (Penedès), que pasa por una larga maceración con la receta bandarra, formada por más de 50 extractos de hierbas, flores y especias naturales como el clavo, canela, vainilla, cardamomo, romero o naranja amarga. Terminada la maceración se equilibra en barricas de roble de 500L con soleras durante meses y voilà.

El Bandarra

El Bandarra está elaborado a la antigua usanza. La base del vermut: vino de Macabeo y Xarel·lo de Casa Berger (Penedès).

Todos ellos se presentan en botella de un litro, así el disfrute se multiplica:

EL ROJO: Un vermut suave y goloso con un buen equilibrio entre dulzura y amargura. Elaborado con más de 50 hierbas como el clavo, la canela o la naranja amarga. Tómalo con hielo y una rodaja de naranja. Y dos aceitunas, que la vida es muy corta.

EL BLANCO: Goloso, refrescante y con un toque inconfundible de vainilla. El blanco se elabora con vinos de Garnacha Blanca y Xarel·lo, y su sabor es como encontrarse un billete en la chaqueta: inesperado y a la vez maravilloso. Bébelo acompañado de mucho hielo y una rodaja de limón.

EL ROSÉ: Vermut más ligero, con un 35% menos de azúcar. Muy fresco y sabroso, con notas de fruta roja, vainilla y piruleta. Tómatelo con mucho hielo y una rodaja de naranja. Un escándalo.

AL FRESCO: Nuevo aperitivo ligero macerado con especias y cítricos, con un intenso y refrescante sabor a pomelo. ¡Mézclalo con tónica y alarga tu aperitivo!

Te puede interesar: