Castro Ventosa ha marcado nuevos caminos para la mencía tanto en Bierzo como en la Ribeira Sacra

Uno de los antepasados dejó claramente expuesto en su testamento en 1752 que todo aquel que fuera a su velorio recibiera un vaso de vino, desde entonces en esas tierras se respira el amor por los viñedos. Este arraigo al terroir hace que la familia de Raúl Pérez se comprometa con los vinos de Castro Ventosa.

«Como muchos otros productores de la región fueron bodega granelista hasta que en 1989 comenzaron a embotellar bajo el nombre Herederos de Rosaura López, en honor a la abuela que fue la gran impulsora del negocio del vino.

«En 1991 adoptaron el nombre de actual que hace referencia al yacimiento romano del Castro de la Ventosa, situado en lo alto de una colina rodeada de viñas y el punto de partida habitual para explicar los diferentes terruños donde cultivan la viña».

En la actualidad, Raúl Pérez se ha convertido en el elaborador que ha marcado nuevos caminos para la Mencía tanto en Bierzo como en la Ribeira Sacra.

Castro Ventosa

En la actualidad, Raúl Pérez se ha convertido en el elaborador que ha marcado nuevos caminos para la Mencía tanto en Bierzo como en la Ribeira Sacra.

Muchos consideran a Valtuille de Abajo «el corazón la viticultura en el Bierzo». Para llegar a tal definición esgrimen dos razones: 1) Su alta concentración de viñedos y 2) Por el hecho de que muchas bodegas de la región compran uvas en esta pedanía de Villafranca del Bierzo.

Castro Ventosa está situada en el pueblo de Valtuille de Abajo, al pie de la ladera del Castro, las ruinas de una antigua fortaleza romana que domina el pueblo de Valtuille de Abajo. Algunos de sus viñedos están plantados en esa misma colina, alrededor de las ruinas.

El nombre de Castro Ventosa significa “El Castillo de los Vientos”. La bodega cuenta con 85 hectáreas, la mayor parte de ellas de más de 50 años.

Particular filosofía como la clave del éxito

En 2010, Raúl regresó a la bodega familiar Castro Ventosa y desde esa fecha ha trasladado a los vinos familiares gran parte de su particular filosofía de elaboración que incluye «vendimias relativamente tempranas, el trabajo con raspón en largos encubados y un estilo de vino que, en general, no busca el color ni la concentración sino la expresión de la variedad y de los distintos suelos de la zona».

Desde 2017, su sobrino César Márquez se encarga de mantener el legado, aunque él sigue interviniendo en todos los ensamblajes. Ahora, el objetivo de César es profundizar en un estilo elegante y expresivo y elaborar más cantidad de vino con crianza.

Castro Ventosa

Castro Ventosa puede llegar a elaborar unas 300.000 botellas al año en una buena cosecha, de las que casi 250.000 son de vino sin barrica.

«Castro Ventosa puede llegar a elaborar unas 300.000 botellas al año en una buena cosecha, de las que casi 250.000 son de vino sin barrica. La mencía joven El Castro de Valtuille ofrece una gran relación calidad-precio y constituye una excelente puerta de entrada no solo a la variedad sino a una concepción aérea y frutal de la misma.

«Normalmente es el único vino de la bodega que se despalilla por completo. El Castro de Valtuille Barrica se sirve viñedos más viejos y en torno al 50% de raspón, mientras que Valtuille Cepas Centenarias es un 100% raspón procedente de cinco parcelas diferentes que fermenta en abierto y puede tener hasta dos meses de encubado», explican desde la Bodega.

De igual forma, «la gama de vinos parcelarios o de paraje con producciones limitadas por debajo de 2.000 botellas incluye Valtuille Villegas que se distingue por sus suelos arenosos y del que solo se hacen dos barricas, Valtuille La Cova de la Raposa y Valtuille El Rapolao, uno de los viñedos más frescos del lugar».

Las nuevas añadas

Las nuevas añadas de los sublimes parcelarios de Castro Ventosa cuyo trabajo ha conquistado tanto a la crítica internacional como a los wine lovers, son exquisitas. Podemos destacar las añadas 2019 de Villegas, El Rapolao, Cova de la Raposa y Cepas Centenarias.

Las aportaciones más recientes de César Márquez son un Valtuille de municipio que se ha elaborado por primera vez en la cosecha 2018 y que saldrá oficialmente como “vino de villa” desde la cosecha 2019 y un parcelario de La Vitoriana que está en preparación.

«La gama de Castro Ventosa se completa con los blancos de godello El Castro de Valtuille y Valtuille, este último procedente también de una viña de suelos arenosos y producción de unos pocos centenares de botellas.

«En Castro Ventosa la elaboración de vinos de alta calidad comienza en el propio viñedo, donde deben darse las mejores condiciones y cuidando que todo el ciclo natural esté bien cumplido».

Se vigilan de cerca los viñedos para elegir el momento adecuado para la vendimia; es entonces cuando las uvas han alcanzado su madurez óptima. Los frutos se cosechan a mano y se clasifican en el viñedo.

La DO Bierzo

La DO Bierzo se encuentra en el noroeste de la provincia de Castilla y León, justo por encima de Portugal. Es una pequeña región vinícola que está en un pequeño valle rodeado de montañas.

Su situación geográfica excepcional confiere a la zona un microclima específico. La baja altitud evita las heladas en invierno y los cálidos meses de verano proporcionan las condiciones ideales para cultivar vides excepcionales. El suelo es una mezcla de cuarcita y pizarra.

La DO Bierzo

La DO Bierzo se encuentra en el noroeste de la provincia de Castilla y León, justo por encima de Portugal.

De esta zona proviene la uva Mencía que era prima del Cabernet Franc. «Durante mucho tiempo tuvo una reputación mediocre como fuente de vinos ligeros, pero las plantaciones recientes en las laderas y la gestión seria de los viñedos han demolido ese mito, y las pruebas de ADN han descartado la conexión con Cab Franc», explican desde Castro Ventosa.

Te puede interesar: