La Bonarda es originaria de Saboya (Francia), donde se la conoce como Douce Noir, pero ha mostrado su potencial a todo esplendor en Argentina

Nacida en Francia, la uva Bonarda ha sido adoptada en Argentina, se planta predominantemente en la región vinícola de Mendoza y, hasta hace poco, ha sido la uva más plantada en el país. La Bonarda se usa en mezclas y también en variedades de vino de alta calidad que son típicamente de cuerpo ligero y afrutados.

La Bonarda es sinónimo de vino argentino, 18.700 hectáreas están plantadas con este varietal en ese país: “Esa superficie la convierte en la segunda cepa en extensión detrás del Malbec (con 42.000 hectáreas)”.

uva Bonarda

Nacida en Francia, la uva Bonarda ha sido adoptada en Argentina, se planta predominantemente en la región vinícola de Mendoza.

Su historia sugiere que pudo haber sido introducida por inmigrantes europeos a finales del siglo XIX y que por años fue confundida por los viticultores de origen italiano con la Bonarda del Piamonte, hasta que en 2009 finalmente se comprobó que se trata de Corbeau Noir, otro varietal europeo pero originario de Savoia, en los Alpes franceses.

Más tarde se le sumó la denominación Argentina, pues, luego de años de adaptación, estas vides poco tienen en común con las de Savoia o Piamonte, sino que dan vida a vinos muy propios de Mendoza, donde hoy se elaboran diferentes estilos.

La Bonarda Argentina es una cepa estratégica para el negocio del vino en el país, tal como asegura Sebastián Zuccardi, uno de los viticultores jóvenes que más confían en su potencial: “La importancia de la Bonarda para el paisaje vitícola argentino se evidencia por su adaptabilidad en regiones calurosas, que a los viticultores convenció de confiar en su cultivo por años”.

El 60% de la Bonarda argentina se encuentra en el este de Mendoza, zona cálida ubicada a unos 700 metros de altura. De ahí nace un vino jugoso e intenso de perfil balsámico y frutal. Es siempre fluido y envolvente. De algún modo, sencillo pero muy sabroso.

Te sugerimos etiquetas como Argento, Serie A de Zuccardi, Dante Robino o Saint Felicien, elaborado por Catena Zapata. Entre estos, sin dudas, se puede encontrar la expresión más tradicional de la Bonarda mendocina.

Los nuevos horizontes de la Bonarda

“Tenemos que pensar a la Bonarda como un varietal con identidad propia y no pedirle que sea como el Malbec”, explica el enólogo Matías Riccitelli. Él encontró un viñedo centenario en Vistalba, zona fría de Luján de Cuyo, y elaboró un vino de muy poca intervención, en el que se aprecia un perfil de fruta negra muy elegante y novedoso para este varietal.

El enólogo Leo Erazo, por su parte, desarrolla el de Colonia Las Liebres, quizá la Bonarda Argentina fundacional de esta nueva expresión, donde también se enlista el de Cara Sur, vinificado en huevos de cemento a partir de un viñedo olvidado en Calingasta.

Asimismo, Sebastián Zuccardi es un winemaker que emprendió la búsqueda de diferentes perfiles para la Bonarda en el cultivo de regiones frías de altura: “Tal exploración da lugar a vinos con una estructura tánica más compleja y delicada que permite pensar en vino muy elegante y con potencial de añejamiento”.

La Bonarda

“La Bonarda nos da la posibilidad de producir vinos muy frescos y jugosos con buena madurez y de bajo grado alcohólico, si queremos. Esta nueva etiqueta solo tiene 11,5 grados, lo que la hace superfácil de beber”, comenta Sejanovich.

El agrónomo Alejandro Sejanovich acaba de presentar un vino “elaborado codo a codo con el portugués Marco Niepoort, se trata de un varietal de Bonarda Argentina de Ugarteche, Luján de Cuyo, que pronto saldrá al mercado con el nombre de NatCool 2018, ya que es vinificado con levaduras indígenas y sin ningún tipo de agregados”.

La Bonarda nos da la posibilidad de producir vinos muy frescos y jugosos con buena madurez y de bajo grado alcohólico, si queremos. Esta nueva etiqueta solo tiene 11,5 grados, lo que la hace superfácil de beber”, comenta Sejanovich.

El cultivo de la Bonarda

Según datos del INV de la cosecha 2019, “Mendoza tiene la mayoría abrumadora en materia de superficie cultivada de esta cepa en la Argentina, con un 83% y 15.412 hectáreas. Le siguen San Juan con 12% y 2.281 ha, y La Rioja, con 3% y 630 ha. En el resto del país, apenas un 2% y 192 ha”.

Es una uva fácil de identificar en el viñedo por sus hojas típicamente planchadas, muchas de ellas enteras; brotes fuertemente coloreados y racimos medianos, compactos con características bayas redondas.

Tiene gran aptitud para mejorar vinos de corte, especialmente con Malbec. Ante el descubrimiento de su potencial enológico, se reduce la producción por hectárea, logrando una calidad excepcional, por lo que comienza su desarrollo como varietal del cual se elaboran vinos de alta calidad.

Produce vinos de colores intensos: marcados violetas o púrpuras que evolucionan al rojo rubí. Su aroma es intenso y suelen aparecer atractivas notas frutales de frutas rojas (frambuesa, frutillas, cassis o cerezas) y frutas negras (moras, ciruelas o arándanos). En boca es agradable y dulce, de buena intensidad. Sus taninos son suaves y hacen aterciopelado y elegante al vino.

Bonarda

Produce vinos de colores intensos: marcados violetas o púrpuras que evolucionan al rojo rubí.

El informe del INV consigna que “en 2019 la producción total en Argentina de la variedad Bonarda fue de 2.370.332 quintales. En el último año la producción de la variedad Bonarda fue un 2,3% mayor a la cosecha del año anterior”.

En ese mismo año, “se comercializaron 73.933 hl de vino varietal puro de Bonarda y 154.560 hl en corte con alguna otra variedad. Considerando que el total comercializado de vinos varietales en el país fue de 4.283.058 hl, las ventas de vinos varietales con presencia de la variedad Bonarda representaron el 5,3% de ese total”.

El principal destino de los vinos varietales puros en 2019 fue Canadá, seguido por Brasil. Luego figuran Estados Unidos, Reino Unido y Rusia. En tanto para el corte con otras variedades los principales destinatarios fueron: Irlanda, Reino Unido, Bélgica, Brasil y Paraguay.

Te puede interesar: