“Colombia tiene una riqueza natural extraordinaria y con sus botánicos puede producir destilados de clase mundial. Cuando el resto del mundo descubra este enorme potencial, se va a sorprender”, dijo Mario Restrepo, uno los emprendedores que ha llevado a la realidad este proyecto de Makuira.

La ginebra Makuira, que solo espera el visto del Invima para salir al mercado, vendrá inicialmente en dos presentaciones: una de notas más frutales (Apasionada) y otra de notas más herbales (Soñadora).

«Fue en el 2018, en una reunión de amigos en la cual estábamos disfrutando de unos buenos gin&tonic. De repente, Mike Welch nos preguntó: ¿Por qué en Colombia no se produce una buena ginebra si el país tiene todos los atributos necesarios para hacerlo? Tiene magníficos botánicos y un agua pura excelente», explica Restrepo sobre el origen de la ginebra Makuira.

Makuira Soñadora

Makuira Soñadora tiene romero y aceitunas (de Villa de Leyva), es decir, más seca y herbal. Todos botánicos orgánicos y producidos con altos estándares de calidad.

A lo que agrega: «Comenzamos a partir de 14 o 15 recetas que se fueron refinando hasta decantarnos por dos, que son las que hemos presentado para aprobación del Invima. La etiqueta Soñadora de Makuira tiene romero y aceitunas, y un perfil más seco y herbal. Una rama pequeña de romero le vendrá muy bien».

Las dos se hacen con una misma base de 9 ingredientes básicos, y son London Dry. Apasionada es más frutal, tiene mangostinos, aloe vera, guanábana y pétalos de rosa. Mientras que Soñadora tiene romero y aceitunas (de Villa de Leyva), es decir, más seca y herbal. Todos botánicos orgánicos y producidos con altos estándares de calidad.

El arte de destilar

«Tenemos un convenio de maquila con la gente de 472, que son unos grandes expertos en el arte de destilar y en su planta en Guasca (Cundinamarca) tienen unos equipos de última tecnología. Tenemos un gran respeto por sus conocimientos y la calidad de lo que hacen», explica Restrepo.

Para la elaboración de Makuira, usaron un alcohol neutro de muy alta calidad que les suministró una firma muy conocida del Valle del Cauca. «Lo primero que tuvimos claro es que teníamos que asegurar la calidad de los ingredientes», asegura Restrepo.

«Aunque aún no estamos en el mercado, nuestra idea es que no podemos desconocer que hacemos referencia a un lugar con el cual tenemos un fuerte sentido de responsabilidad, por lo que estamos pensando de qué manera podemos vincular nuestro producto con toda esa riqueza artesana que hay en esa zona.

Makuira Apasionada

Makuira Apasionada es más frutal, tiene mangostinos, aloe vera, guanábana y pétalos de rosa.

 

«Queremos comenzar y probarnos en el mercado local. Primero en la región de Bogotá-Cundinamarca, y luego expandirnos a otras regiones. El lanzamiento va a ser acá y luego si iremos al exterior, porque no solo queremos vender fuera un producto que se elabora en Colombia, sino que sea consumido en Colombia. Creemos que eso da unas mejores cartas de presentación», explica.

Por su parte, Welch concluye diciendo: «Colombia tiene una riqueza natural extraordinaria y con sus botánicos puede producir destilados de clase mundial, como lo prueban diversos productos que ya están en el mercado, como el gin Selva. Pienso que el resto del mundo solo debe descubrir este enorme potencial, y cuando lo haga, se va a sorprender».

Te puede interesar: