Esta selección de coñacs recoge muestras de los productos galardonados con doble medalla de oro en San Francisco World Spirit Competition

Te proponemos esta selección de coñacs que fueron galardonados con doble medalla de oro en San Francisco World Spirit Competition, uno de los eventos más reconocidos del mundo en su tipo, reputación ganada en el mercado y entre los consumidores debido a su alto compromiso con sus principios fundadores: 1) Combina pasión y profesionalismo. 2) Integridad e imparcialidad. 3) Casi dos décadas de experiencia y prestigio de los jueces.

El jurado que realizó la selección que te proponemos cuentan con una historia que los distingue y un paladar de confianza, estos expertos experimentados son una de las razones por las que una medalla del SFWSC indica el más alto calibre de calidad. Los ganadores de las medallas del SFWSC van desde algunos de los más renombrados destiladores internacionales hasta pequeños productores de lotes que hemos ayudado a poner en el mapa. La medalla del SFWSC no solo es un testimonio de su duro trabajo, sino que es un indicador universalmente reconocido de una calidad y una artesanía excepcionales.

Las medallas son valiosas herramientas de venta que pueden atraer la atención de la prensa, los expertos de la industria y los consumidores.

Gautier Extra Since 1755 coñac

Gautier Extra Since 1755,  coñac con una complejidad de aromas y ganador de muchos premios.

#1: Gautier Extra Since 1755 

Con una complejidad de aromas y ganador de muchos premios, entre ellos el de Mejor Coñac en el San Francisco World Spirit Competition, esta etiqueta es esencial para la colección de cualquier conocedor. Sus suaves notas amaderadas son a la vez sutiles e intensas. Se trata de un coñac que ofrece una nariz rica y delicada que combina la complejidad de sus especias con la suavidad de la vainilla, respaldada por los aromas florales que le dan toda su elegancia. En el paladar está bien equilibrado entre la potencia y la finura. La redondez inicial demuestra ser una característica duradera.

En él se reúnen 10 generaciones de conocimiento y tradición. Con el Coñac Gautier Extra 1755 se resliza un homenaje al fundador de la familia, Louis Gautier. Esta cosecha especial presenta algunos de los aguardientes más raros de la Maison, procedentes de su bodega. Un tributo adecuado a los 250 años de historia de la casa, contiene aguardientes excepcionalmente antiguos y una extraordinaria complejidad de aromas.

La Maison Gautier es una de las casas de coñac más antiguas. Son intransigentes en su enfoque de la producción de coñac, poniendo su corazón y alma en cada mezcla. Lo que hace que el coñac de Gautier se distinga del resto son las bodegas usadas para envejecer sus coñacs. Las bodegas mantienen una humedad natural que, según muchos, «es el secreto para producir un coñac más rico, produciendo sabores redondos y complejos a medida que el coñac absorbe gradualmente los taninos de los barriles de roble tradicionales en los que se almacena. Dirigidos por un pequeño equipo de apasionados conocedores de Coñac, estos artesanos trabajan incansablemente para crear las mezclas más magistrales para su placer de degustación».

Esta celebración de la herencia y la historia de Gautier es el regalo perfecto para un coleccionista y, ciertamente, para aquellos conocedores que disfrutan de mezclas aromáticas y ricas que sorprenden con un carácter complejo.

Ferrand 10 Generation coñac

Ferrand 10 Generation: creado con uvas Ugni Blanc cultivadas en el Grande Champagne, su delicadeza no sorprende.

#2: Ferrand 10 Generation 

Creado con uvas Ugni Blanc cultivadas en el Grande Champagne, su delicadeza no sorprende. Este destilado se envejece en barricas de roble francés. En nariz desprende una aroma de miel, albaricoque, coco, nuez moscada y jengibre. Paladar: Espere notas de frutas secas como pera horneada, uva moscatel y piña empapada en Sauternes, nueces suavemente tostadas, flores silvestres y flor de primavera. El final es largo y fresco con notas de menta, luego tabaco fresco.

El coñac Pierre Ferrand 10 Generations es una mezcla de primera calidad del Premier Cru, el Grande Champagne. Llega en un intrincado decantador tradicional ilustrado con su árbol genealógico, es una maravillosa edición de coleccionista. Cada una de las diez generaciones de maestros del coñac ha añadido un giro único al conocimiento de la vid y la destilación; transponiendo su propio carácter e injertando en el precioso néctar. Ha sido creado con uvas Ugni Blanc cultivadas en la Gran Champaña, su finura no es ninguna sorpresa. El óptimo clima marítimo combinado con un suelo calcáreo y calizo hace que la naturaleza ligera y floral de los aguardientes sea muy deseable en un coñac.

Destilados lentamente sobre sus lías, los aguardientes se envejecen en barricas de roble francés, con un 20% del aguardiente en barricas de Sauternes. Mademoiselle Henriette fue la última descendiente directa de tan preciado linaje, y fue, de hecho, la guardiana de su patrimonio. Ella es la inspiración para esta fina mezcla de 10 generaciones.

francois-peyrot-xo coñac

Francois Peyrot XO: este coñac destaca por ser verdaderamente ecológico. 

#3: Francois Peyrot XO

Con un color ámbar dorado y una nariz que recuerda a una sinfonía floral, este coñac destaca por ser verdaderamente ecológico. Se produce sin ninguna participación química, incluyendo la preparación de la tierra, las vides y su elaboración.  En boca su sabor es largo y elegante con notas de tabaco ligero, café, cacao y algunas especies ligeras.

Se obtiene un Coñac verdaderamente ecológico que ha sido producido sin ningún tipo de implicación química, que incluye la preparación de la tierra, las viñas, y todo lo demás que conlleva la producción de este fino Coñac. Por supuesto, también se obtiene un gran añejo: un Coñac XO, o «Extra Old» que realmente merece su lugar en el gabinete de cualquier conocedor. Envejecido por aproximadamente 25 años, es una mezcla pura de Champagne Grande. Lo que es más, se produce solo de aguardientes cultivados en el viñedo de la casa. También puede ser clasificado como un «X.O. de 25 años».

El François Peyrot XO atrae a una considerable y leal clientela, debido a su inigualable relación calidad-precio, independientemente de la edad y la alta calidad. Este coñac se convertirá en un miembro fiable de su gabinete de bebidas solo por esta razón. Lea más sobre los mejores coñacs baratos por menos de 60 dólares aquí mismo.

La finca Peyrot está situada en la ciudad francesa de Jarnac, y los productores se han dedicado a la producción de coñac de calidad artesanal durante más de cuatro generaciones. Durante más de dos décadas, la casa se ha esforzado por mantenerse en armonía con la Madre Naturaleza, rechazando el uso de cualquier fertilizante químico.