Ratafia catalana, un licor español clásico

por Dunia Torres González

En España se celebran ferias para degustar y conocer la ratafia, entre las que se pueden destacar la Feria de Besalú o la de Santa Coloma de Farnés

La ratafia catalana es un licor tradicional catalán que se remonta a más de mil años. Se obtiene mediante la maceración de nueces verdes y otras hierbas, tales como el tomillo, albahaca, espliego menta o hierbaluisa, y especies como pueden ser la canela o la nuez moscada, durante dos meses aproximadamente, añadiendo posteriormente sacarosa, agua y alcohol.

Su envejecimiento deberá de realizarse durante unos tres meses como mínimo en recipientes de madera. Su contenido en alcohol es entre el 26 y 29%. Este licor es reconocido como Denominación Geográfica que garantiza la procedencia, la composición y el proceso de comercialización de este licor. Dado que cada casa hace el suyo hay multitud de recetas.

La ratafia catalana

Se obtiene mediante la maceración de nueces verdes y otras hierbas, tales como el tomillo, albahaca, espliego menta o hierbaluisa, y especies como pueden ser la canela o la nuez moscada.

La mezcla se macera durante un mínimo de dos meses, el líquido resultante se decanta y se le añade azúcar, alcohol y agua y se envejece en barricas de madera durante tres meses más. El resultado final es una bebida alcohólica con una graduación de casi el treinta por ciento, de color caramelo y con un sabor dulce con un toque ligeramente amargo.

Se toma como aperitivo y como digestivo. Se suele tomar muy fría, directamente del congelador. Es ideal para acompañar todo tipo de postres, especialmente los helados.

La ratafia catalana

Se toma como aperitivo y como digestivo. Se suele tomar muy fría, directamente del congelador. Es ideal para acompañar todo tipo de postres, especialmente los helados.

Se encuentra en distintas regiones del Mediterráneo, especialmente en España, Italia, y Francia, con nombres semejantes: ratafià, ratafia, rataffia, retacía, etc. En las zonas del norte de Cataluña la tradición está muy arraigada e incluso se sigue elaborando de forma casera según recetas transmitidas de padres a hijos.

Marcas más relevantes

Entre las más emblemáticas de Cataluña están:

1. La Ratafia Bosch, elaborada por la destilería Bosch desde 1892 en la localidad de Sant Quirze de Besora.

Desde el 1892 que comenzó su comercialización, el mismo sistema de producción ha ido pasando de padres a hijos durante cinco generaciones hasta llegar inalterado a nuestros días.

La Ratafia Bosch

La Ratafia Bosch, elaborada por la destilería Bosch desde 1892 en la localidad de Sant Quirze de Besora.

Cada año, alrededor de San Juan comienza la elaboración de una nueva remesa de ratafia con la recogida de las nueces verdes. Juntamente con este ingrediente principal se pone a macerar el anís estrellado con hierbas aromáticas y especias como el tomillo, la maría luisa, el romero, la nuez moscada y otras.

Cada una en su justa y perfecta medida para dejarlo reposar y que proporcione como resultado final la tan preciada Ratafia Bosch.

2. La Ratafia Russet, la más conocida en la comarca de la Garrotxa. Su composición es un secreto que ha sido guardado por la familia Russet durante cinco generaciones.

Este licor español clásico es elaborado por Xavier Codina i Güell según el método tradicional y artesanal. Este aguardiente es una de las bebidas más antiguas de la región de Cataluña.

Se elabora utilizando aguardiente, un licor destilado de los subproductos de la elaboración del vino, como espíritu base neutro. Luego, este aguardiente se mezcla con una selección especial y secreta de frutas, nueces y hierbas antes de dejar macerar durante cinco meses, tiempo durante el cual el líquido absorberá el color y el sabor de los ingredientes especiales.

Festividades dedicadas a la ratafía catalana

Se celebran ferias para degustar y conocer esta bebida, entre las que se pueden destacar la Feria de Besalú que se hace durante el Puente de la Purísima en diciembre, la Feria de la Ratafia que se hace desde 1981 en Santa Coloma de Farnés durante el mes de octubre o la fiesta de la ratafía de Centellas que se suele hacer el primer fin de semana de junio.

Te puede interesar:

Related Articles

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad