Marqués de Cáceres revoluciona contantemente el modelo productivo y de negocio

por Dunia Torres González
Marqués de Cáceres

El espíritu familiar del Marqués de Cáceres ha sido forjada por al menos cinco generaciones ligadas al vino, los mejores viticultores y viñedos

Todo un festín de colores y sabores, así podría calificar los productos que salen de Marqués de Cáceres. El prestigio de sus vinos es una característica puntual desde sus orígenes, en 1970, cuando Enrique Forner fundó la Unión Vitivinícola, SA, una alianza histórica entre una comarca (Cenicero, La Rioja Alta).

Esta es una empresa familiar emprendedora que se ha dedicado al comercio del vino durante cinco generaciones, los mejores viticultores y viñedos.

Marqués de Cáceres

Todo un festín de colores y sabores, así podría calificar los productos que salen de Marqués de Cáceres.

Impulsaron en La Rioja un concepto burdeos que revolucionó el modelo productivo y de negocio con un único objetivo: la calidad para obtener los mejores vinos, obsesión que hoy sigue siendo el leitmotiv de Cristina Forner, tercera generación de esta familia vitivinícola.

Enrique Forner, el padre de Cristina, trabajó en el comercio del vino cuando era niño. En 1920, su abuelo y su padre fundaron ‘Vinícola Forner’, una empresa familiar dedicada a la elaboración, comercialización y exportación de vinos en Sagunto (Valencia).

El mismo espíritu reformista en La Rioja

Enrique Forner recurrió a su amigo, el profesor Emile Peynaud, un auténtico revolucionario de la viticultura y la elaboración del vino en el Burdeos de los años 70 y 80, para impregnar La Rioja con el mismo espíritu reformista.

Marqués de Cáceres

Enrique Forner recurrió a su amigo, el profesor Emile Peynaud, un auténtico revolucionario de la viticultura y la elaboración del vino en el Burdeos de los años 70 y 80, para impregnar La Rioja con el mismo espíritu reformista.

Cristina Forner, su hija, ha sido una pieza clave en la internacionalización de Marqués de Cáceres. Ella gestiona la bodega con el orgullo y la experiencia de una de las grandes familias españolas para las que el vino de alta calidad nunca ha conocido fronteras, estando presentes los vinos de Marqués de Cáceres en más de 120 países.

Una profunda convicción en las ideas asimiladas por Enrique Forner en Francia y trasladadas a La Rioja a partir de 1970, hace que sigan siendo los pilares sobre los que Cristina Forner descansa Marqués de Cáceres.

Un espíritu basado en la elaboración de vinos de alta calidad, que evoluciona continuamente con una política consolidada de inversión en tecnología e innovación, pero indiferente a las modas pasajeras que distorsionan la vinificación de vez en cuando y pierden de vista el objetivo fundamental de este negocio: ofrecer al consumidor un vino que pueda disfrutar y compartir con sus amigos y seres queridos, tan fluida y coherente como la historia del Marqués de Cáceres.

Marqués de Cáceres

Un espíritu basado en la elaboración de vinos de alta calidad, que evoluciona continuamente con una política consolidada de inversión en tecnología e innovación.

El nombre de la bodega lo dio un viejo amigo de la familia D. Forner Vicente Noguera Espinosa de los Monteros, Marqués de Cáceres y Grande de España. El marquesado tiene su origen en el siglo XVIII y fue cedido por el Rey de España al Capitán de la Real Armada Española Don Juan Ambrosio García de Cáceres y Montemayor en agradecimiento por sus destacados servicios a la Corona en la guerra del Reino de los Dos Sicilias.

Te puede interesar:

Related Articles

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad