Makabuka es un producto artesanal de raíces indígenas que invita a los amantes del vodka a disfrutar de la bebida sin inhibiciones

Makabuka es un producto artesanal ideado por los hermanos coameños Edgardo y Héctor Vitali. Su fórmula estuvo a cargo del microbiólogo Fernando Álvarez, también residente de la Villa de San Blas de Illescas.

«El nombre Makabuka es una palabra taína cuyo significado se traduce en despreocupación. Algo que para los empresarios representa una invitación a disfrutar de la bebida sin inhibiciones. Asimismo, la marca está identificada con un coquí taíno y otros elementos que evocan las raíces indígenas para dar un sentido de pertenencia en el mercado», explican desde la marca.

Makabuka

Makabuka es un producto artesanal ideado por los hermanos coameños Edgardo y Héctor Vitali.

Uno de sus creadores, Edgardo Vitali, explicó que, producto a la COVID-19, tuvieron que recurrir a «destilar el producto en Estados Unidos, mientras se completa el proceso de permisos en la Isla y se transporta el destilador que le permitirá producir el vodka completamente en Puerto Rico«.

“Actualmente se está destilando en el estado de Indiana. Estimamos que en un año podamos hacerlo completamente aquí. Por lo pronto el producto llega a Puerto Rico a 192 grados prueba y acá lo bajamos al 40% de alcohol por volumen (80 grados prueba), que es lo que requiere un vodka”, sostuvo el empresario.

Entre tanto el proceso de envasado y etiquetado se realiza manualmente en sus instalaciones en Coamo. 

El proceso de envasado y etiquetado de Makabuka se realiza manualmente en sus instalaciones en Coamo.

Un vodka suave y versátil

«Mi hermano —quien tiene experiencia en producción y una fábrica de troquelería— y yo decidimos comprar una máquina llenadora para embotellar agua. Al evaluar los costos y la competencia a nivel local, desistimos. Posteriormente solicité a un amigo con experiencia en la elaboración de bebidas alcohólicas que me orientara sobre cómo fabricar ron. Él me dijo que era más fácil hacer vodka y de ahí en adelante comenzamos a gestionar los permisos para comenzar el proyecto”, dijo.

Esta compra de la máquina embotelladora surgió durante los días de escasez de agua tras el paso huracán Maria en 2017, cuenta Edgardo.

máquina embotelladora

Esta compra de la máquina embotelladora surgió durante los días de escasez de agua tras el paso huracán Maria en 2017, cuenta Edgardo.

Luego le sucedieron años de investigación y gestiones para entrar a la industria de las espirituosas. El pasado mes de octubre los hermanos Vitali lanzaron al mercado el producto que hoy produce cerca de 2,200 botellas mensuales y está disponible en supermercados de Coamo y Aibonito, así como en establecimientos de comida y bebida en el centro y sur de la Isla.

Edgardo calificó de esta forma su vodka: «Es muy suave al paladar y versátil, por lo que se mezcla a la perfección en cócteles tradicionales. Recomienda tomarlo con jugos tropicales y naturales como china, toronja rosada, guanábana y acerola, aunque destacó que la parcha sigue siendo el acompañamiento por excelencia para muchos».