Los vinos rosados son increíblemente refrescantes, ligeros, brillantes, jugosos…

por Dunia Torres González
Los vinos rosados son increíblemente refrescantes

Con el calentamiento del tiempo, enseguida nos vienen a la mente los vinos rosados, son increíblemente refrescantes. Ligeros, brillantes, jugosos…

Los vinos rosados responden más a un estilo moderno del vino. No había muchos vinos rosados antes de los años 80, y cuando se hicieron populares fue en el sur de Francia, en el Mediterráneo. Era un estilo de vino que se elaboraba comúnmente allí, por lo que la gente asociaba a los vinos rosados con el consumo de vino en Niza, a lo largo del Mediterráneo.

vinos rosados

La gente asociaba a los vinos rosados con el consumo de vino en Niza, a lo largo del Mediterráneo.

Poco a poco, empezó a arraigarse en Estados Unidos. Muy lentamente. Por supuesto, lo primero que la gente asocia con los vinos rosados es el White Zinfandel, y de hecho, es el extremo inferior de los estilos de vino rosado.

«Tengo una botella vieja de White Zinfandel que no sabe muy bien en este momento, pero es un ejemplo de un estilo con el que la mayoría de la gente se relaciona. Es muy afrutado y, de hecho, el White Zinfandel no es más que un rosado de Zinfandel, que es una uva tinta. Y se elabora con azúcar residual, por lo que es dulce, fresco y afrutado. Algo bastante simple», explica un ferviente amante de los vinos rosados.

Hablemos de cómo se hace el Rosé. Hay toda una gama de estilos. En general, el rosado se elabora con el método llamado saignée, que en francés significa «sangrado», y lo que significa es que, mientras se elabora el vino tinto, a veces se abre la tapa del tanque y se sangra un poco de vino mientras se fermenta.
El vino que se ha desangrado tiene este color, y lo que queda en el depósito tiene una mayor proporción de pieles de uva en relación con el zumo de uva, por lo que se obtiene un vino muy concentrado, muy oscuro y muy potente.

Pequeño truco de enólogo

Así que hay un pequeño truco de enólogo. Y luego, el otro lado de eso es que les da algo delicioso para beber mientras el vino tinto está terminando. Ahora, las otras formas de hacer vinos rosados es mezclar uvas rojas y blancas. Eso no es tan común.

Este procedimiento se ve más en el rosado espumoso que en cualquier otro. Y la última forma de hacer vinos rosados consiste en dejar que los hollejos de la uva se empapen con el zumo, y esto es lo que convierte un vino blanco en un vino tinto, pero se sacan los hollejos mucho antes, y el momento en que se sacan los hollejos determinará lo oscuro que es el Rosé y el color exacto que tiene.

vinos rosados

A veces, se pueden encontrar vinos rosados que son casi de color salmón pálido, como un naranja claro, y se pueden encontrar que son de un color realmente profundo, donde son casi rojos.

A veces, se pueden encontrar vinos rosados que son casi de color salmón pálido, como un naranja claro, y se pueden encontrar que son de un color realmente profundo, donde son casi rojos. Y, de nuevo, eso depende del tiempo que las pieles estén en remojo con el zumo. La gama total de estilos y el perfil de sabor depende del momento en que se retiren los hollejos.

¿Y los espumosos?

Cuando hablamos de vino espumoso, típicamente se mezcla el rosado, un poco de vino tinto y vino blanco antes de que pase por su fermentación para permitir que se vuelva burbujeante. Y de hecho, aquí tengo el ejemplo más alto de Rosé: un champán Rosé.

Los vinos rosados

Los vinos rosados tienen una agradable cualidad sabrosa, una acidez realmente picante, y son tan apetecibles.

En Cooper’s Hawk, tienen, por ejemplo, el Sparkling Rosé, que se hace en el mismo estilo que el champán Krug. Pasa por dos fermentaciones —la primera para hacer un vino tranquilo, luego se mezclan Chardonnay y Syrah del Estado de Washington, y luego pasa a una segunda fermentación para obtener esa rica complejidad que se espera de un gran champán—. Y esto es delicioso, realmente fresco y jugoso y vibrante, con mucha complejidad.

Y luego, por supuesto, también está el clásico Rosé. Esta es una de las cosas que voy a beber mucho este verano para disfrutar de sabores muy agradables a fresa. Tienen una agradable cualidad sabrosa, una acidez realmente picante, y son tan apetecibles. Un poco perfumado también, pero bastante seco. Y, de nuevo, es algo que quieres volver a por más y más.

Te puede interesar este video:

Related Articles

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad