El Gin Patrimonio, del proyecto Espíritu Nativo, resultado de una investigación que dio a luz a un destilado que vale la pena probar

Gin Patrimonio es una bebida nacional de Uruguay, que se elabora con ocho plantas nativas. El ingeniero agrónomo Camilo Álvarez y el licenciado en biotecnología Nicolás Nieto crearon este Espíritu Nativo.

El producto fue resultado de una investigación, donde descubrieron las bondades de los bosques nativos. «Los gustos y sensaciones en boca de Gin Patrimonio recuerdan los aromas de los bosques nativos», así explican los productores.

Gin Patrimonio

Gin Patrimonio es una bebida nacional que se elabora con ocho plantas nativas.

Este fue un oportuno cruce de caminos entre Camilo Álvarez y Nicolás Nieto que derivó en el emprendimiento Espíritu Nativo y la creación de Gin Patrimonio.

Este gin uruguayo es el resultado de la combinación de 5 familias y 9 especies diferentes de plantas. Se pueden apreciar los diferentes perfiles de sabores que tienen estas plantas, las cuales le dan una complejidad única. Se destaca en el sabor la ausencia de productos muy difundidos como el clavo de olor, la canela y el coriandro.

Un trabajo a dos manos

«Él investigaba sobre frutos nativos y yo la conservación de los bosques autóctonos; nos unimos por el camino de crear productos gastronómicos, principalmente destilados», repasa Álvarez.

La investigación se desarrolló durante más de un año, y gracias a ella descubrieron sobre el uso de plantas, métodos de extracción y elaboración hoy puede disfrutarse vaso en mano y se bautiza Gin Patrimonio.

Gin Patrimonio

La investigación se desarrolló durante más de un año, y gracias a ella descubrieron sobre el uso de plantas, métodos de extracción y elaboración hoy puede disfrutarse vaso en mano y se bautiza Gin Patrimonio.

La bebida artesanal, que está a la venta desde enero de este año ($ 1.100 la botella) se elabora con ocho especies de plantas nativas que se suman al enebro, pitanga, arrayán, molle ceniciento, romerillo, cedrón de monte, chirca, guayabo colorado y guayabo del país. De su combinación resulta un gin que sorprende por sus sabores, gustos y aromas.

«Tiene notas levemente dulces, a flores secas, picantes, de final amargo y no invaden toques cítricos», asegura Álvarez y manifiesta que este gin puede tomarse solo, sin cortarse o acompañarse por otra bebida.

Gustos y sensaciones

«El gin Patrimonio se disfruta por los ingredientes que tiene», explica Camilo Álvarez. Y luego descubre el producto de esta forma: «Los aromas ensamblados, los gustos y sensaciones en boca dan cuenta de la personalidad del gin y recuerdan los aromas de los bosques nativos».

Justamente, preservarlos es parte fundamental del emprendimiento que para elaborar no incluye siembra, sino que utiliza la materia prima que ya está en el monte.

«Buscamos revitalizar las plantas con su manejo, cuanto más podamos producir, más bosques podríamos ayudar», dice.

gin Patrimonio

«El gin Patrimonio se disfruta por los ingredientes que tiene», explica Camilo Álvarez.

En este momento están recolectando hojas en un bosque de Solís de Mataojo. «La idea es siempre recolectar y trabajar con montes degradados, para que los bosques nativos adquieran más fuerza y se revitalicen», asegura.

Cómo tomar esta bebida es absolutamente personal. Incluso existen varias posibilidades de como realizar tragos con gin, pero se recomienda el consumo con aguas gasificadas (o agua tónica), ya que las burbujas potencian el sabor.

Te puede interesar: