Estados Unidos impone nuevas tarifas a productos europeos por la disputa sobre el tratamiento a los fabricantes de aviones Airbus y Boeing

La administración Trump anunció la imposición de un 25 por ciento más de aranceles a vinos y licores franceses y alemanes a partir del 12 de enero, en la última escalada en una lucha arancelaria de ojo por ojo relacionada con una disputa de larga data sobre los subsidios a las dos mayores compañías fabricantes de aviones del mundo: Boeing de Estados Unidos y la europea Airbus.

Estados Unidos aplicará por primera vez los gravámenes del 25% a los vinos de Francia y Alemania que superen el 14% de alcohol, que anteriormente estaban exentos, según la Oficina del Representante Comercial norteamericano.

El mercado estadounidense había visto un aumento en estos vinos de mayor contenido alcohólico, típicamente de España y Francia, después de que los vinos con 14% de alcohol o menos fueran afectados con aranceles el año pasado.

«Particularmente con lo que está sucediendo a la luz de la pandemia, con cierres de restaurantes y destilerías, este no es el momento adecuado para atacar a una industria que ya está lidiando con el impacto económico», explicó Christine LoCascio, jefa de políticas públicas de Consejo de Espirituosos Destilados de Estados Unidos.

Washington impuso aranceles del 25 por ciento a los vinos procedentes de Francia, España, Alemania y el Reino Unido en octubre de 2019 en represalia por los subsidios que otorgaron al fabricante europeo de aviones Airbus SE, argumentando que perjudicaron a Boeing Co.

Otros artículos que estarán sujetos a nuevos aranceles

Otros artículos que estarán sujetos a nuevos aranceles son los coñacs premium que cuestan 38 o más dólares por litro, y algunas piezas de fabricación de aviones, tanto de Francia como de Alemania. Los vinos con alto contenido alcohólico de España y el Reino Unido no se agregaron a la última lista.

Vinos franceses serán afectados por nuevas tarifas

Los famosos vinos franceses de más de 14 por ciento de alcohol recibirán nuevos gravámenes para entrar en los Estados Unidos.

La Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR en inglés) dijo en una presentación regulatoria que los aranceles adicionales apuntan a productos de Francia y Alemania porque los dos países han proporcionado los mayores niveles de subsidios inconsistentes con las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En octubre de 2019, Estados Unidos impuso aranceles a productos por valor de 7,5 mil millones de dólares en vino, queso y otros productos de Europa. En represalia, la UE anunció el mes pasado aranceles sobre productos estadounidenses por valor de 4.000 millones de dólares, incluidos aviones Boeing, licores, nueces y tabaco.

El USTR dijo el miércoles en un comunicado de prensa que la última incorporación a su lista de aranceles se produce cuando Estados Unidos hace ajustes después de que las dos partes usaran diferentes períodos de referencia para los datos comerciales para determinar los productos que deben estar cubiertos por los aranceles.

Además, aseguró que, si bien los norteamericanos utilizaron datos del año calendario anterior, la UE utilizó un período durante el cual el comercio se redujo drásticamente debido a la pandemia de COVID-19.

Compañía Boeing de Estados Unidos

Boeing de Estados Unidos está en medio de la guerra arancelaria con la Unión Europea.

Eso permitió a Europa imponer aranceles a «sustancialmente más productos» de los que habría podido hacerlo con el método del año calendario, dijo el USTR. Después de que la UE se negó a cambiar su enfoque, el USTR anunció que cambiaría su propio período de referencia y agregar más productos. La adición no cambiará el valor total de 7,5 mil millones de dólares de los productos afectados por los aranceles, sentenció.

Una lucha arancelaria

Un portavoz de la UE dijo que la elección del período de referencia para las medidas arancelarias de la UE se basó en los datos comerciales más recientes disponibles en línea con una práctica de larga data de la OMC. El portavoz dijo que Washington «interrumpe unilateralmente» la negociación bilateral en curso para encontrar un arreglo a las disputas de aviones.

«La UE se comprometerá con la nueva administración estadounidense en el momento más temprano posible para continuar estas negociaciones y encontrar una solución duradera a la disputa», dijo.

La escalada en la lucha arancelaria pone de relieve los desafíos en la relación comercial entre los EE. UU. y la UE, incluso cuando los funcionarios europeos piden mejorar las relaciones una vez que el presidente-electo Joe Biden asuma su cargo. Los impuestos digitales impuestos a las empresas tecnológicas estadounidenses por Francia se han convertido en una causa importante de tensión. La firma de la UE de un acuerdo de inversión con China esta semana ha despertado preocupación entre los funcionarios de comercio de Estados Unidos que buscan la cooperación europea para contrarrestar a China.

El impacto de las tarifas ha sido significativo. Las importaciones de vino de Francia cayeron un 54% durante los primeros cinco meses de 2020 respecto al año anterior, mientras que las de Alemania cayeron un 42%, según la US Wine Trade Alliance.

“Estos aranceles son devastadores para restaurantes y pequeñas empresas estadounidenses en el peor momento posible”, dijo Ben Aneff, presidente del grupo. “Subraya lo importante que será para el presidente electo Biden derogar rápidamente las tarifas de los restaurantes y encontrar formas de influir de manera más efectiva en la UE y causar menos daño a las empresas aquí en casa”.

Lea más aquí