Bellini, en la categoría de espumosos, es uno de los cócteles más famosos de Italia, a base de prosecco que se mezcla con pulpa de durazno

Tomar el Bellini en Venecia, lugar donde se documente su origen, seguramente no le disgustará a nadie. Este es un cóctel de Prosecco y néctar de durazno que combina perfectamente bien con un atardecer en esta ciudad.

Pertenece a la categoría de espumosos, generalmente se elabora con prosecco y pulpa de durazno fresco. Es internacionalmente uno de los cócteles más famosos de Italia. Fue inventado en 1948 por Giuseppe Cipriani, barman del Harry’s Bar en Venecia, quien nombró el cóctel con el apellido del pintor veneciano Giovanni Bellini por el color rosa de la pintura el Giambellino.

Bellini

Tomar el Bellini en Venecia, lugar donde se documente su origen, seguramente no le disgustará a nadie.

La bebida se convirtió en una especialidad de la casa en el Harry’s Bar en Venecia, uno de los lugares favoritos por Ernest Hemingway, Gianni Agnelli, Sinclair Lewis y Orson Welles. Más tarde también se hizo muy popular en el Harry’s Bar en Nueva York después de que un empresario francés estableciera una ruta comercial para transportar pulpa de duraznos entre los dos lugares, el cóctel se convirtió en un clásico ahora extendido en todos los bares del mundo.

«El jugo de durazno fresco, al que puedes agregar un poco de azúcar, es la clave del sabor y siempre debemos poner el jugo en la copa y agrear el Prosecco», dice Claudio Ponzio, del Harry’s Bar.

Bellini

«El jugo de durazno fresco, al que puedes agregar un poco de azúcar, es la clave del sabor y siempre debemos poner el jugo en la copa y agrear el Prosecco», dice Claudio Ponzio, del Harry’s Bar.

Aficionados de todo el mundo peregrinan hasta la cuna del Bellini para probar la receta original. Los duraznos blancos se consiguen en temporada en Italia a partir de mayo hasta septiembre, por lo que en Venecia esos bares son muy visitados en busca de esa preparación, que habitualmente se realiza  machacando esta fruta con los nudillos de las manos.

El proceso de elaboración del Bellini

La receta original requiere el uso de pulpa y jugo de durazno blanco de Verona, triturado y sin mezclar, mezclado lentamente con prosecco para no causar una pérdida excesiva de gas, todo servido en una copa flauta.

Roberto Pasqua deleitó a todos los participantes en el concurso World Class Competition 2013 de Diageo, con una versión muy particular del Margarita, utilizando zumo de pomelo, lima, limón, además de cambiar el Triple Sec por un delicioso Limoncello artesanal.

Bellini

La receta original requiere el uso de pulpa y jugo de durazno blanco de Verona, triturado y sin mezclar, mezclado lentamente con prosecco para no causar una pérdida excesiva de gas, todo servido en una copa flauta.

Durante un período del año en Italia,  es bastante tradicional macerar melocotones frescos con vino,  y el Bellini se basa en esta tradición, que combina vino prosecco con puré de melocotones blancos.

Ingredientes

  • 1 parte de zumo de melocotón
  • 2 partes de vino Prosecco, Cava o Champán

Preparación

  • Echar primero el zumo en la copa de champán.
  • Con cuidado, verter el Prosecco.
  • Remover brevemente con una cucharilla larga hasta que la mezcla esté acabada.

Nota: El tiempo de preparación es de 5 minutos, su sabor es dulce y da para una persona.

Bellini

Cipriani dedico su cóctel al pintor veneciano del siglo XV, Giovanni Bellini, debido a la tonalidad rosada de la bebida y la afición del pintor por usar rosas en sus lienzos.

Variaciones

  • El vino Prosecco se puede cambiar por Cava o Champán.
  • Tradicionalmente, se le añadía unas gotas de zumo de arándanos o cerezas que le otorgaban un color más rosado.
  • Si se le quiere dar un toque más ácido se le puede añadir unas gotas de limón.

Acerca del creador

  • Giuseppe Cipriani fue el creador de esta bebida en el Harry’s Bar de Venecia en 1945, catorce años después de abrir este pequeño local en el borde del Gran Canal, no lejos de la Plaza de San Marcos.
  • Cipriani dedico su cóctel al pintor veneciano del siglo XV, Giovanni Bellini, debido a la tonalidad rosada de la bebida y la afición del pintor por usar rosas en sus lienzos. 

Te puede interesar: