Son múltiples las posibilidades de decoración en la coctelería, depende de la creatividad del barman y el uso de nuevas tendencias

Son múltiples las posibilidades de decoración empleadas en la coctelería, todo depende de la creatividad del barman, aunque debemos resaltar que existen algunas tendencias muy fáciles de seguir. En la actualidad es común encontrarse una gran variedad de formas y figuras, usando las frutas, a las que se les hacen diseños con utensilios especialmente creados para ello. De hecho, existen fabricantes que han creado con acero inoxidable u otros materiales diversas formas de aves, objetos y animales. Estas herramientas pudieran ser muy útiles para brindar al cliente un cóctel más atractivo y, por lo tanto, un mejor servicio.

Decoración de cocteles 2

Son múltiples las posibilidades de decoración empleadas en la coctelería.

 

Si bien resulta un acto positivo que se le dedique tiempo a la decoración de un cóctel, también debemos tener cuidado, porque los excesos son malos. La decoración de los cócteles debe ser estimulante y atractiva, jamás extravagante. Algunos cócteles, los más refrescantes, permiten más elementos decorativos que otros tipos de bebidas. Asimismo, no es aconsejable el uso de manzanas, peras y plátanos con estos fines, dado que son productos oxidantes y requieren de rápida manipulación para evitar que se oscurezcan, para minimizar este efecto es necesario humedecerlas con un poco de jugo de limón.

Decoración de cócteles

Espirales: una acertada solución para los cítricos. Corte la piel del fruto en forma circular con cuchillo, evitando cortar la parte amarga.

Diferencias entre ornamento, adorno y decoración:

  • Ornamento: el ornamento se trata de un adorno que se le puede aplicar a un cóctel, pero que influye directamente en el sabor de este. Teniendo como ejemplo las gotas de amargo de angostura que se aplica sobre un Pisco Sour.
  • Adorno: es el detalle con el que se presenta un cóctel, a pesar de ser comestible no influye en absoluto en el sabor del mismo. Como por ejemplo la rodaja de limón al borde de la copa de una Caipirinha.
  • Decoración: es un adorno no comestible usado para la coctelería, que no influye en el sabor del cóctel; siendo utilizado como elemento estético o para alguna función específica. Por ejemplo, las cañitas y demás que llevan algunas bebidas como el Tequila Sunrise.

Opciones para cualquier barman

  1. Espirales: una acertada solución para los cítricos. Corte la piel del fruto en forma circular con cuchillo, evitando cortar la parte amarga.
  2. Rodajas: es muy común hacerlas de limón, naranja, fresas o kiwi para ser colocadas en el borde de la copa. Se recomienda hacerlas delgadas y uniformes.
  3. Triángulos: la piña es una de las frutas que nos permite realizar diversos cortes como triángulos. Hay que cortar la piña en rodajas de unos centímetros de espesor y luego dividirla en forma de triángulo. Así mismo los tallos de la piña son muy decorativos.
  4. Bolitas Parissien: son perfectas como decoración, para su elaboración se emplean las frutas de pulpa suave como el melón, papaya.

Otros elementos en la decoración

Para darle un toque fresco a la decoración de un cóctel le recomendamos el uso del limón, la lima, la naranja y la piña. Estas no solo le aportan en cuestión de sabor, sino también de aroma. De igual forma, es acertado considerar el uso de las hierbas como la menta, la canela o la vainilla; de los vegetales como la zanahoria o el apio, y otras variables como por ejemplo la sal, el azúcar, la pimienta, las espadas de plástico o sombrillas de papel.

Decoración en la coctelería y la creatividad del barman 1

Es acertado considerar el uso de las hierbas y otras variables como, por ejemplo la sal, el azúcar, la pimienta, las espadas de plástico o sombrillas de papel.

El limón es probablemente la fruta más utilizada en la decoración de cócteles, queda muy bien cócteles y tragos elaborados a base de vodka, gin y ron. Una “cuña” o “rebanada” de limón se utiliza en tragos que se sirven en vasos más pequeños y también en shots, comúnmente con fines más relacionados con los aspectos estéticos del mismo. La “espiral” o la “tuerca” resulta una alternativa excelente para darle sabor y aroma a los cócteles, pues se puede colocar por completo dentro del vaso, rodeando generalmente los cubos de hielo; hace que el trago luzca espectacular.

Otra opción es colocarla solo con fines estéticos, colgando en un vaso. La espiral se utiliza en vasos largos, con mucho hielo y con bebidas fuertes y puras, con pocos colores como por ejemplo en un vaso de vodka “puro” o en algunos con menos graduación, como en un Martini Bianco.

En el caso de la lima se usa en forma de cuña o rallando su cáscara. La primera puede enriquecer el cóctel en el borde del vaso, y la segunda, suele combinarse con azúcar sal o pimienta para decorar el borde. Además, su jugo es muy útil a la hora de humedecer el borde para lograr una mejor adherencia del azúcar, sal o pimienta. Se utiliza en tragos como el Cuba Libre y Mojito.

La naranja es recomendable para tragos dulces y coloridos, con más contenidos frutales y exóticos. Funciona muy bien como sustituto del limón en aquellos que encuentran el sabor del limón demasiado ácido o cítrico. Se utiliza en cócteles suaves. Es popular en bebidas como la sangría. Mientras, la piña, tanto en rodajas (sin cáscara) dentro del trago como en cuñas grandes para decorar cócteles en vasos largos, es muy útil para cualquier barman. Una idea que siempre resulta creativa es usarla también como recipientes.

Decoración de cócteles

Para darle un toque fresco a la decoración de un cóctel le recomendamos el uso del limón, la lima, la naranja y la piña.

Muchos bármanes prefieren las cerezas con fines decorativos que para modificar o complementar el sabor de un cóctel. Generalmente se utiliza para decorar tragos servidos en vasos cortos y con abundante hielo, como por ejemplo en el clásico Manhattan. Por otro lado, los frutos del bosque (arándanos, bayas, moras) y las frutillas o fresas, generalmente van muy bien con cócteles preparados con vino, como por ejemplo en la sangría o el vino con frutillas típico del río de la Plata, donde sus fines son fundamentales: le dan un sabor único al cóctel.

Otras ideas interesantes de penderán de los argumentos que se escojan: con los palillos con aceitunas, agitadores alegóricos al mar, sombrillas, frutas cortadas como estrellas o caracoles.