Vodka para los Elefantes

El Zoológico de Moscú declaró que sus empleados no dan vodka a los elefantes para combatir el frío y desaconsejó hacerlo en otros parques zoológicos de Rusia, donde ya se han dado algunos casos.

“El alcohol tiene un efecto negativo en los organismos expuestos a bajas temperaturas, pues ocurre una alteración del balance térmico y los animales sufren aún más frío”, declaró a la agencia Interfax Natalia Istrátova, la portavoz del Zoológico de la capital rusa.

Istrátova comentó así la información, aparecida hace dos días, de que los domadores de tres elefantes de un circo ruso de gira en la ciudad de Yaroslavl, al norte de Moscú, dan de beber vodka a sus paquidermos para protegerles del frío de 30 grados bajo cero.

“El frío como éste les causa estrés a nuestros animales y por eso les damos alcohol”, explicaba el pasado martes el domador Andréi Kornílov, a agencia digital Regnum.

Habitualmente, “hacemos un cóctel disolviendo una botella del vodka de medio litro con un cubo de agua”, señaló el artista, quien aseguró que los elefantes “con mucho gusto” consumen la bebida.

Una portavoz del circo de Yaroslavl confirmó en conversación telefónica que “efectivamente, ayer lunes, a petición de los domadores de los elefantes se compraron ocho botellas de vodka para sus pupilos”.

El domador aseguró que sus elefantes se sienten bien y ninguno ha enfermado pese a la ola polar que azota estos días a gran parte del territorio nacional, con temperaturas de hasta 57 grados bajo cero en Siberia y menos 37 en la parte europea de Rusia.

Sin embargo, la portavoz del Zoo de Moscú calificó hoy de “ignorantes” a quienes dan alcohol a los animales por suponer que les ayuda a resistir mejor el frío.

“En ningún caso se les puede dar vodka a los elefantes y a otros animales. El alcohol puede calentar sólo si se consume en locales con calefacción ya después de haber estado expuesto al frío”, dijo la portavoz del parque zoológico a Interfax.

Istrátova insistió en que, en general, no es recomendable dar alcohol a los animales, aunque admitió que en algunos casos extraordinarios a los elefantes y otras especies se les puede suministrar ciertas dosis de vino endulzado y calentado.

“Nosotros no utilizamos el alcohol, pues en el Zoológico de Moscú hay suficientes recintos con calefacción y nadie obliga a los animales a permanecer expuestos al frío”, manifestó.

Mientras, la televisión informó hoy de que en un circo de la ciudad rusa de Perm, en los Urales, los domadores estos días gastan ocho de botellas de coñac al día para frotar el cuerpo y calentar así a un león marino que sufre una pulmonía.

Representantes del circo dicen que necesitan curar al animal cuanto antes, para que pueda actuar en el estreno de un nuevo programa dentro de dos semanas, y pidieron a la población que les ayude con donativos para poder comprar el coñac durante ese plazo.

Fuente: El Universal Online


Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar