El pasado 10 de septiembre se le rindió homenaje al Primer Maestro José Pablo Navarro Campa, un hombre que engrandeció el valor cultural del ron ligero cubano

El Primer Maestro José Pablo Navarro Campa falleció el 10 de septiembre de 2020. Este es de los hombres que pone a los de su especie en un lugar encumbrado, pues no hay mayor valor que el concepto que él siempre defendía: «Servir es mejor que ser servido».

No era muy difícil para José Pablo Navarro el desarrollo de nuevas técnicas, como el añejamiento continuo, que permitieran la creación de rones superiores en Cuba y a nivel mundial. A él agradecemos la creación del Havana Club Añejo 7 Años, al que llamó «el ron fundacional», pues abrió el camino a la excelencia, dio origen a rones tan complejos como los que hoy conforman la gama Prestige de Havana Club.

José Pablo Navarro

No era muy difícil para José Pablo Navarro el desarrollo de nuevas técnicas, como el añejamiento continuo, que permitieran la creación de rones superiores en Cuba y a nivel mundial.

El pasado 10 de septiembre se cumplió un año de su muerte y Havana Club no ha querido que esta fecha pase por alto, para ello ha creado un programa de actividades, entre las que destaca el Concurso de Coctelería “Don Navarro In Memoriam”.

Ante las iniciativas de este certamen, los cantineros de todo el país se unieron al homenaje al admirado Primer Maestro José Pablo Navarro Campa. Durante el mes de agosto y hasta el 1.º de septiembre se elaboraron mezclas, inspirados en el Maestro y utilizando como base al Havana 7.

Concurso de Coctelería “Don Navarro In Memoriam”

La competencia tuvo lugar en el Museo del Ron Havana Club, con la participación de 5 finalistas, 4 hombres y una mujer, escogidos entres los 24 cantineros que concursaron de varias regiones del país.

El premio se lo llevó a casa Ernesto Hernández, por su cóctel Siete Madrigal, conformado por Havana Club 7 años, licor de chocolate, un café expreso con canela, previamente endulzado con miel, gotas de esencias de Havana Club, perfumado con esencias de frutas tropicales y decorado con una pieza de chocolate.

José Pablo Navarro

A Navarro agradecemos la creación del Havana Club Añejo 7 Años, al que llamó «el ron fundacional», pues abrió el camino a la excelencia.

Fue un orgullo para los participantes la oportunidad de honrar la memoria de José Pablo Navarro Campa y coincidieron en que era un privilegio continuar su legado. En el evento se develó, además, una placa conmemorativa, que servirá para que todos los visitantes a este Museo conozcan al Maestro Navarro.

En ella se lee: “Es fácil trabajar mucho y hacerlo con alegría y con gozo, cuando se trata de defender una historia y una cultura, donde las mejores virtudes humanas se empinan como el Turquino”.

José Pablo Navarro

José Pablo Navarro se desempeñó  como profesor, tecnólogo, jefe de planta, jefe de departamentos y grupo de investigaciones, vicedirector en Empresa ronera, Director Industrial y responsable de grupos técnicos asesores.

Los maestros roneros Salomé Alemán, Juan Carlos González, Manuel Calderón estuvieron presentes, pues consideraron este momento oportuno para destacar la labor de José Pablo Navarro Campa como líder en el movimiento del ron cubano, un referente para el trabajo y para la vida.

“Para acompañar estas acciones, se realizó un material audiovisual sobre la vida de Navarro, el cual está disponible en los sitios y redes sociales de Havana Club, para que sus seguidores en todas partes del mundo, conozcan a este gran hombre”, explicaron los organizadores del evento.

La labor de José Pablo Navarro

Su trabajo en la Industria Ronera Cubana incluyó apreciable variedad de aspectos que poco a poco fueron construyendo una integralidad que va desde:

  1. la Caña de Azúcar al Ron Terminado;
  2. la Producción Directa hasta las Investigaciones, Proyectos, Diseños Técnicos, Proyección de Plantas Completas y otros;
  3. las decisiones inmediatas por urgencias de producción hasta la paciente espera para completar en años el necesario añejamiento;
  4. garantizar la estabilidad de un ron conocido hasta el desarrollo de nuevos rones por requerimientos del mercado;
  5.  el cuidado y ordenamiento de aguardientes y rones según tipos y edades en una ronera hasta involucrarse con todas las roneras del País;
  6. las exigencias de producción de Alcohol Puro hasta la Riqueza de las mezclas necesarias en aguardientes y rones;
  7. el exigente resultado económico hasta la estabilidad de la calidad del ron cubano que además conserve la tradición heredada.

José Pablo Navarro se desempeñó  como profesor, tecnólogo, jefe de planta, jefe de departamentos y grupo de investigaciones, vicedirector en Empresa ronera, Director Industrial y responsable de grupos técnicos asesores.

Otros Datos

  • José Pablo Navarro nació el 28 de abril de 1942 en Palma Soriano. Desde los 7 años de edad vivió en la ciudad de Santiago de Cuba. Es el quinto de seis hermanos.
  • Cursó la carrera de Ingeniería Química en la Universidad de Oriente, donde se graduó en 1964.
  • Permaneció como profesor de la Escuela de Ingeniería Química hasta el año 1970 con una intensa actividad docente y especialización en Físico-Química, Termodinámica Técnica, Termodinámica para Ingenieros Químicos y Balance de Masa y Energía aplicados a Plantas completas. Ya en 1968 había publicado algunos materiales docentes de importancia académica.
  • En 1971 pasó de la docencia a la industria del Ron donde desde los primeros días descubrió en ella el amplio y preferencial campo de aplicación de los estudios que por años habían constituido su especialización en la Universidad de Oriente.

Te puede interesar: