El cliente en 2021 sigue teniendo la razón, por ser aquella persona que utiliza con asiduidad los servicios de un profesional o empresa

El cliente (del latín cliens, -entis) es aquella persona que utiliza con asiduidad los servicios de un profesional o empresa. En la acepción relacionada con el sector de la economía significa aquella persona o empresa receptora de un bien, servicio, producto o idea, a cambio de dinero u otro artículo de valor. Con estas conceptualizaciones, sin embargo, no llegamos a la definición más adecuada para los asiduos visitantes de un bar, pues la habitualidad no es un requisito para ser cliente. Y aunque una persona llegue a un bar de manera esporádica o única, debe ser tratado como el asiduo, pues es el centro de todo lo que se hace en un bar.

Cliente bar

Cada acción que se realice debe ser pensada para satisfacer las exigencias del cliente.

Al ser el destinatario de los servicios el público objetivo de tu negocio, cada acción que se realice debe ser pensada para satisfacer sus exigencias. Un cliente satisfecho estará dispuesto a pagar lo que ofreces, así que con expectativas cumplidas estará dispuesto a regresar. Todo es cuestión de oferta y demanda, y el cliente representa la demanda de los productos y servicios que les ofreces. Sin clientes el negocio no tiene sentido ni te generará ingresos. Por ello debes preocuparte especialmente de sus gustos y necesidades.

El cliente satisfecho

El cliente satisfecho estará dispuesto a pagar lo que ofreces

Para que un bar llegue a tener una clientela (suma de los clientes presentes y futuros), requiere de mucho trabajo, dedicación y paciencia. Es necesario satisfacer a las personas que concurren al bar a beber, relajarse, conversar, hacer eventos o comer algo, pensando en el bar como una red social. Trácese las siguientes metas: que llegue, entre, se quede, vuelva, traiga amigos, y quiera invertir.

Cliente bar

Para que un bar llegue a tener una clientela (suma de los clientes presentes y futuros), requiere de mucho trabajo, dedicación y paciencia.

Diferencias entre servicio y hospitalidad:

El servicio es lo que haces por alguien. La hospitalidad es un intercambio íntimo entre un grupo de personas. Una interacción bidireccional que ofrece una experiencia basada en las emociones y la conexión que todos los humanos anhelan, pero que con demasiada frecuencia no experimentan. Los operadores que dominan el arte de lograr esto de manera regular y constante dominarán el mercado.

Hay tres problemáticas que siguen atentando contra un buen servicio:

  1. La responsabilidad de crear  una buena experiencia para el cliente recae en los camareros, bartenders, anfitriones, etc. Los empleados de la industria de servicios suelen ser temporales y no se les ofrece capacitación en esta área.
  2. La mayoría de los camareros / bartenders de 20 y tantos años no se sienten particularmente cómodos con la participación social de los clientes de 45 años, y mucho menos entusiasmados con la idea de ser responsables de toda su experiencia.
  3. Se le pide al personal de atención al público que haga esto mientras que también asume un trabajo físicamente exigente y atiende a cientos de clientes.

Consejos para mejorar la atención al cliente en tu bar:

Estas son algunas medidas que puedes seguir, a muchos les ha funcionado, por lo tanto, haz que la experiencia del cliente sea positiva:

  1. Conoce a tus clientes, esto significa conocer sus deseos y necesidades.  Detalles tan simples como conocer cuál es su sitio preferido, que le gusta sentarse al lado de una ventana, o que prefiere al llegar un café.
  2. Sé cortés. La cortesía es gratuita, pero ofrece muchas recompensas.  Esto se aplica tanto al propietario como al personal del bar.
  3. Los empleados que sirven en el bar deben estar limpios y con buena presencia.
  4. Mantén una comunicación positiva.  Todos sabemos que a veces los clientes piden cosas en las que no podemos complacerles, procura no decir “no se puede” y ofrecer una alternativa a su pedido para que se sienta bien atendido y se lleve una impresión positiva de tu bar.
  5. Escucha activa: aprende a escuchar, si algo no queda claro mejor preguntar.  Es la mejor forma de entender las necesidades de los clientes.
  6. Recibe las quejas del cliente como oportunidades. No las tomes de forma personal, sino que debes verlas como ideas para mejorar.  No tiene sentido polemizar con un cliente porque ha expresado una queja, ni tampoco darle la razón a la ligera, haciéndole creer que las cosas van a cambiar cuando pueda ser que no.  Agradece su opinión.
  7. El respeto al cliente es una máxima, no solo hacia los clientes sino también entre los empleados.
  8. Siempre se aprende de los demás. Siempre hay cosas que mejorar, por lo que no debemos pensar que ya lo conocemos todo.
  9. La atención al cliente es siempre lo primero.  Si su camarero está llenando la nevera y se acerca un cliente a la barra, debe dejar de hacer lo que está haciendo y atender al cliente.
  10. Procura ofrecer lo que el cliente quiere.  No cuesta nada hacer preguntas a los clientes que den una señal sobre su satisfacción con el servicio, el local y los productos.