Cameron Diaz y Katherine Power buscan estrategias de negocio más efectivas para hacer de Avaline una marca de vino más accesible y cotidiana

Un reporte de CNN Business explica la nueva travesía de una de nuestras actrices favoritas, Cameron Diaz, quien junto a la empresaria de moda Katherine Power enfrenta un gran problema: «su nueva marca de vino es tan popular que incluso a ellas les resulta difícil encontrar botellas para comprar. Pero eso está a punto de cambiar».

Avaline, es la marca en cuestión, un vino orgánico lanzado por ambas en 2020 y ha explotado sus ventas  en su sitio web. El cambio de la compañía hacia el enfoque directo al consumidor ocurre tras una fuerte demanda. La cual, en parte, fue impulsada por personas que están confinadas en casa por la pandemia.

Cameron Diaz y Katherine Power

Cameron Diaz y Katherine Power enfrentan un gran problema: «su nueva marca de vino es tan popular que incluso a ellas les resulta difícil encontrar botellas para comprar. Pero eso está a punto de cambiar».

«El consumidor ahora está preparado y cómodo pidiendo alcohol en línea y eso solo va a aumentar», dijo Power a CNN Business en una entrevista conjunta con Cameron Diaz.

Para Cameron Diaz y Katherine Power, la venta directa forma parte de hacer de Avaline

Para Cameron Diaz, «la venta directa forma parte de hacer de Avaline una marca más accesible y cotidiana. Las botellas tienen tapas giratorias y etiquetas de solo texto que dicen qué hay en el vino (uvas orgánicas) y qué no (aditivos como colorantes artificiales)». Asimismo, considera: «Nuestros clientes no están preocupados por la cosecha o la región de la que proviene (el vino), lo que es importante para ellos es que mantiene sus valores en términos de lo que consumen y su sabor».

Cameron Diaz y Avaline

«Nuestros clientes no están preocupados por la cosecha o la región de la que proviene (el vino), lo que es importante para ellos es que mantiene sus valores en términos de lo que consumen y su sabor».

«Estoy orgullosa de que Avaline sea una de las primeras marcas de vino en ofrecer un servicio directo al consumidor. Por supuesto, el envío de vino no es un concepto nuevo, pues los clubes mensuales de vino han existido durante décadas. Pero las marcas en ciernes se centran cada vez más en adquirir una parte de las ventas online en auge», dijo, por su parte, Katherine Power.

Avaline y sus cifras

Datos de Nielsen muestran que los envíos de vino directos al consumidor aumentaron casi un 17% el año pasado. Por lo que ahora es un mercado de US$ 3.700 millones, según la información. Las ventas en línea de alcohol se dispararon alrededor de un 200%. Y el vino registró una participación del 68% de ese total. Este crecimiento explosivo ha captado la atención de empresas más grandes. El mes pasado, Uber compró el servicio de entrega de bebidas Drizly en un acuerdo de US$ 1.100 millones.

«Lo que debió habernos tomado años como sector sucedió en 2020», comentó Power. Ahora bien, Avaline no abandonará a los minoristas. La cantidad de ubicaciones donde la marca está disponible se ha más que duplicado a 5.000 este año. La compañía también planea presentar vinos exclusivos para su sitio web, Además de una opción de suscripción para los fanáticos «acérrimos». Incluso está pensando en preparar otras bebidas además del vino, reveló Power.

Comercialización de Avaline

Avaline vende cuatro vinos, incluido un blanco y un rosado, y se comercializa como una alternativa «limpia» en comparación a otros vinos. Justamente, la bebida se elabora con uvas orgánicas de bodegas que cumplen con sus certificaciones. La marca pertenece a la tendencia de «mejor para ti» en la industria de alimentos y bebidas. El objetivo de esta iniciativa es atraer a los millennials preocupados por su salud. Las ventas de vinos orgánicos y naturales aumentaron aproximadamente un 14% en los últimos cinco años, según el análisis del mercado de bebidas de IWSR.

Cameron Diaz

Para Cameron Diaz, «la venta directa forma parte de hacer de Avaline una marca más accesible y cotidiana.

Avaline afirma haber tenido un buen comienzo hasta ahora. La marca vendió más de 21.000 cajas entre julio y diciembre de 2020, lo que equivale a aproximadamente un cuarto de millón de botellas de vino. Eso supera con creces las expectativas de la pareja de unos 8.000 cajas.

Su precio también es asequible. Una botella cuesta menos de US$ 20 y está disponible en cuatro mezclas que incluyen blanco, tinto, rosado y espumoso.

«Nuestro precio está justo en un punto óptimo para el consumidor que sabe que el valor de lo que obtiene está todo en la botella», dijo Cameron Diaz. «No tienen que cuestionarse si deben adquirir o no a una botella de vino de 35 dólares para disfrutarla», añadió.

Cameron Diaz y Katherine Powe

Cameron Diaz y Katherine Power buscan estrategias de negocio más efectivas para hacer de Avaline una marca de vino más accesible y cotidiana.

Cameron Díaz, quien participa en las operaciones diarias de Avaline, espera que las personas eventualmente se olviden de su conexión con el vino. «Avaline es una empresa independiente», dijo. «En unos años, la gente ni siquiera sabrá que yo fui parte de esto. Y se sorprenderán gratamente de que fui una de las cofundadoras», completó.