Licores Hijoputa

Licores Hijoputa

El Tribunal General de la Unión Europea ha rechazado el registro comunitario de la marca de licores cantábrica ¡Que bueno ye! Hijoputa, considerando el nombre corporativo «contrario a buenas costumbres». Según la UE el término ‘Hijoputa’ puede resultar «ofensivo» para los consumidores de habla hispana.

El Tribunal General Europeo considera que esta denominación es percibida como injuriosa y ofensiva, y por tanto «contraria a las buenas costumbres». La sentencia añade que la expresión es «parte de una jerga utilizada por un círculo minoritario de personas, probablemente poco o nada sensibles a este tipo de expresiones». El caso es que es la segunda vez que Cortés del Valle intenta inscribir esta marca. «Intenté registrarla en España en 2002, pero también la rechazaron con los mismos argumentos», indicó el empresario, que produjo el licor hasta 2008 en el polígono de Tremañes, en Gijón, y que ahora está radicado en Camargo (Cantabria). Para Cortés, no hay razón para ponerse tan quejumbroso con el nombre del orujo, cuyo lema es una frase asturiana: «¡Qué buenu ye!». «Son palabras de uso común._Además, no se puede injuriar a una botella», señala con toda seriedad. En su recurso ante el tribunal, el empresario adujo que era un nombre jocoso y que los consumidores no habían protestado.