Una de las colecciones privadas de whisky escocés más grandes del mundo ha recaudado más de 6 millones de libras esterlinas en una subasta

El sueño de todo amante de los famosos whiskies escoceses, una colección de los más exquisitos y exclusivos ejemplares fue vendida en una subasta esta semana, evento seguido por miles de conocedores de todo el mundo de manera virtual. La «Colección Perfecta» de 3.900 botellas raras, una cifra realmente impresionante solo por el volumen, así como por lo selectiva, fue acumulada durante décadas por el fallecido magnate embotellador estadounidense Richard Gooding.

Colección completa de Gooding

Eran parte de esta colección subastada 3900 botellas raras de los más exclusivos whiskies escoceses.

El premio de la corona, sin lugar a dudas, era un Macallan 1926 Fine and Rare 60 Year Old, que tenía un precio de remate de 1 millón de libras esterlinas (unos 1,4 millones de dólares estadounidenses al cambio actual), que aunque no es récord para este tipo de bebida, si pudiera quitarle el aire, y mucho más a cualquier coleccionista. Whiskey Auctioneer, quien estuvo a cargo de esta singular subasta, dijo que la colección recaudó una cantidad récord para un evento dedicado a un solo coleccionista.

La subasta online se llevó a cabo en dos etapas, y la primera recaudó 3,2 millones de libras esterlinas el año pasado el año pasado, cuando fueron vendidas unas mil botellas. La subasta de esta semana de los 1.900 lotes restantes agregó otros 3,1 millones de libras. Los subastadores esperaban que la Macallan de 1926, una de las 14 botellas de su tipo, alcanzara un precio de martillo récord mundial, pero no alcanzó los 1,5 millones de libras pagados (incluidas las tarifas) por otro Macallan del mismo lote de embotellado original en 2019.

Sin embargo, Whiskey Auctioneer dijo que era la primera vez que se vendía una sola botella de whisky en una subasta solo en línea por 1 millón. Indiscutiblemente, el nivel de adrenalina no es igual cuando no se está en el lugar.

Precios de remate seleccionados de la segunda parte de la subasta Gooding:

  • The Macallan 1926 Fine & Rare 60 años 75 cl – £ 1.000.000
  • The Macallan 1972 Fine & Rare 29 años – £ 30.000
  • The Macallan 1940 Fine & Rare 37 años – £ 28.000
  • Bowmore 1967 Largiemeanoch 12 años – £ 23.000

¿Quién era Richard Gooding?

El abuelo de Richard Gooding, James A Gooding, fundó Pepsi Cola Bottling Company of Denver en 1936. Su padre se hizo cargo del negocio antes de que el propio Richard se convirtiera en propietario y director ejecutivo en 1979. Solo nueve años después, Richard decidió la venta de PepsiCo y pasaría el resto de su vida como filántropo y coleccionando botellas de whisky. Gooding viajó regularmente desde su casa en el estado norteamericano de Colorado a Escocia con su piloto solo para obtener botellas especiales en subastas y destilerías antes de su muerte en 2014.

Ejemplares de la colección de Gooding

Algunos de los ejemplares subastados.

La colección

Su colección incluía ofertas raras, como un Macallan Valerio Adami 1926 de 60 años. Solo se embotellaron 12 botellas de este whisky de malta con una etiqueta creada por el artista pop Valerio Adami. El año pasado, una botella de la destilería escocesa se vendió por 1,1 millones de dólares en una subasta.

Además de la vendida este año, otra Macallan Fine & Rare 60 años se vendió en octubre de 2019 por 1,9 millones de dólares en una subasta de Sotheby’s en Londres, un precio récord, informó el sitio web Spirits Business. «Macallan, como destilería, es la más coleccionable», dijo Jeffery Lindenmuth, editor de Whisky Advocate, una revista de consumo que se centra en noticias y catas del sector. «Constantemente baten récords en las subastas».

Su colección se encontraba en lo que el Sr. Gooding llamó su «pub», una sala dedicada en su casa familiar en Colorado que fue especialmente diseñada para exhibir sus whiskies. Iain McClune, fundador de Whiskey Auctioneer, con sede en Perth, dijo: «Esta subasta se dedicó exclusivamente a la magnífica biblioteca de whisky de un coleccionista, un hombre que se dedicó a construir The Perfect Collection«.

«Como entusiastas del whisky, sabíamos que esta colección merecía su propio foco de atención para permitirnos transmitir verdaderamente la rareza y la magnitud de algo tan histórico».

Te puede interesar: