Un whisky falso se puede detectar sin abrir la botella, líbrate de aquellos productos engañosos que están por todos lados y pueden ser peligrosos

Un whisky falso se puede detectar sin abrir la botella, líbrate de aquellos productos engañosos que están por todos lados y pueden ser peligrosos. «Una buena botella de whisky te puede llegar a costar miles de dólares, y existen muchas personas que se aprovechan de eso para estafar a otros y venderles alcohol adulterado o que no es exactamente lo que la etiqueta promete», explica un artículo que ha seguido la investigación sobre este tema.

whisky falso

Un whisky falso se puede detectar sin abrir la botella, líbrate de aquellos productos engañosos.

Las noticias de los engaños por vender whisky falso cada día son más frecuentes. Veamos este ejemplo: «Hace unos años, por ejemplo, un hombre de China se volvió viral cuando se dio a conocer que había gastado casi 10.000 dólares en una sola copa de whisky. Supuestamente, se trataba de un Macallan muy raro de 1878, pero después se reveló que era falso».

Andy Simpson, cofundador de Rare Whiskey 101 (que se dedica a tratar de frenar la falsificación en la industria), explicó «Los Macallans de 1800 no vienen muy a menudo, así que cuando nos enteramos de esta botella en particular, le preguntamos al hotel si podíamos hacer algunas pruebas». Fue ese análisis el que demostró que lo que el hombre tomó realmente no valía lo que terminó pagando.

Comprar whisky falso puede traer resultados peligrosos

Al comprar un whisky falso, el problema radica solo es perder dinero (mucho), si no que puede llegar a provocar problemas de salud con resultados muy peligrosos. «Con el whisky falso, identificarlo no es tan simple, existen docenas de versiones falsas (y reales) diferentes y realmente no hay un truco mágico que te vaya a dar la respuesta en cuestión de segundos», explica la investigación.

whisky falso

El whisky falso no es tan común como el vino falso, pero los expertos dicen que la tendencia va en aumento.

Agrega que «algunos whiskys (y hay versiones distintas en todo el mundo) son más aceitosos que otros, pueden variar en su color, densidad y aroma, así que no es fácil juzgar solo por la apariencia. Si realmente quieres saber si un whisky es falso, entonces tienes que poner atención a todos los detalles, principalmente a lo que puedes ver en el exterior de la botella».

Tips que te ayudarán:

  • El whisky falso no es tan común como el vino falso, pero los expertos dicen que la tendencia va en aumento y hay que estar atentos para no terminar pagando 10.000 dólares por una bebida que no lo vale (aunque realmente no podemos imaginar un escenario en el que muchos pagarían eso incluso por un whisky superexclusivo o considerado como uno de los mejores del mundo).
  • La mayoría de los whiskys falsos son single malt, de marcas como Macallan, Ardbeg, Glenmorangie, Laphroaig, Bowmore y Glenlivet, pero hay muchas otras allá afuera que, a simple vista, se ven legítimas.
  • Ya existe un examen que usa la Espectroscopía Raman para detectar el alcohol falso, que usa la luz, filtrada a través del whisky, para que los expertos puedan detectar sus componentes y determinar si es una sustancia adulterada, pero esto es más para que las compañías lo usen y puedan retirar las copias del mercado.

Estas son señales a las que debes estar atento para detectar si el whisky es falso sin tener que abrir la botella (porque seguro vas a tener que pagarla si la abres en la tienda).

Para no ser engañado:

  • Compra solo en una casa de subastas, corredor o minorista con un historial establecido en whisky fino y exclusivo. Nunca compres nada si no confías en el vendedor.

  • Haz tu investigación. ¿La destilería estaba realmente destilando ese año? ¿Cómo era su empaque en esa época? ¿Es un whisky que ha sido falsificado antes?

  • Pide fotografías al vendedor y compara esas con otros ejemplos confiables (toma en cuenta el color del líquido, la etiqueta, el cierre y si la etiqueta contiene errores ortográficos)

  • En Internet puedes comprar botellas con mejores precios o versiones raras de las que ya quedan muy pocas, pero debes leer los comentarios primero. Si es genuina, los coleccionistas lo sabrán.

  • Busca a un experto, preguntar no te cuesta nada y puede aclarar cualquier duda que tengas.

  • Si algo parece demasiado bueno para ser verdad (como toparte con una botella superexclusiva a un precio que no concuerda), probablemente lo es.

  • Examina la botella, los falsificadores suelen pagar etiquetas reales en sus botellas, así que analiza que todo esté bien, sin bordes levantados o arrugas sospechosas, antes de comprar.

  • ¿Qué tan llena está la botella? La mayoría de las botellas suelen estar llenas hasta la mitad del cuello, así que, si hay más o menos, es probable que no sea legítimo.

  • Busca el sedimento. Las botellas de los años 70 o anteriores deberían tener algún sedimento en el fondo, si no lo tienen, es probable que el líquido sea más actual.

  • Intenta girar la tapa. Las botellas deben estar selladas, si puedes girar el aro del cuello, podría ser una señal de que ya fue abierta antes.

Te puede interesar: