Nuevas normas de China traen dificultades para cumplir los plazos

Normativas en el país asiático

por Dunia Torres González
Nuevas normas de China

Las nuevas normas de China para los fabricantes de alimentos y bebidas, que entrarán en vigor a partir del 1 de enero, están causando un gran trastorno

La falta de claridad y los plazos extremadamente reducidos dificultan el cumplimiento  de las nuevas normas de China de seguridad alimentaria a los fabricantes de whisky irlandés, chocolate belga y marcas de café europeas.

Muchos temen que sus productos no puedan ingresar al gigantesco mercado según se acerca la fecha límite del 1 de enero, ya que los detalles sobre cómo adquirir los códigos de registro correspondientes no se publicaron hasta octubre, y los detalles más precisos, incluso ahora, son escasos.

nuevas normas de China

«Nos dirigimos a importantes disrupciones después del 1 de enero”, dijo un diplomático europeo con sede en Pekín que está ayudando a los productores de alimentos con las nuevas normas.

«Nos dirigimos a importantes disrupciones después del 1 de enero”, dijo un diplomático europeo con sede en Pekín que está ayudando a los productores de alimentos con las nuevas normas.

Las nuevas normas de seguridad alimentaria de la autoridad aduanera de China  publicadas en abril estipulan que «todas las instalaciones de fabricación, procesamiento y almacenamiento de alimentos en el extranjero deben estar registradas antes de fin de año para que sus productos accedan al mercado doméstico».

El café en grano sin tostar, el aceite de cocina, los cereales molidos y los frutos secos figuran entre las 14 nuevas categorías consideradas de «alto riesgo» por las aduanas chinas, lo que significa que los países exportadores debían registrarlas antes de finales de octubre.

¿Una barrera comercial no arancelaria?

Algunas instalaciones que fabrican alimentos y bebidas de «bajo riesgo» han decidido autorregistrarse a través de un sitio web ante la inminencia de la puesta en vigor de las nuevas noemas. Sin embargo, este sitio web no entró en funcionamiento hasta el mes pasado.

Esta situación se traduce en que hay empresas que solo han tenido unas semanas para completar el proceso de registro para vender sus productos en China.

Según un informe de Reuters, «la UE ha enviado cuatro cartas a las aduanas chinas pidiendo más claridad y más tiempo».

nuevas normas de China

Con las nuevas normas se prevén grandes trastornos, pues muchas empresas que han logrado registrarse aún no tienen claros los requisitos de etiquetado.

Con las nuevas normas se prevén grandes trastornos, pues muchas empresas que han logrado registrarse aún no tienen claros los requisitos de etiquetado. Todavía no se sabe muy bien qué ocurrirá si las mercancías llegan sin los códigos de registro requeridos que figuran en el embalaje.

Algunos exportadores a China han descrito las nuevas normas de China como una «barrera comercial no arancelaria». Se cree que el whisky irlandés y el Bourbon estadounidense podrían estar entre los más afectados.

«Nunca habíamos tenido algo tan draconiano en China”, sostuvo Andy Anderson, director ejecutivo de la Asociación de Comercio Agrícola de Estados Unidos Occidental (WUSATA), un grupo que promueve las exportaciones de alimentos de Estados Unidos.

Mejor gestión de los enormes volúmenes de alimentos

La Administración General de Aduanas de China (GACC), que supervisa las nuevas normas, afirma haberlas establecido «para gestionar mejor los enormes volúmenes de alimentos que llegan a los puertos chinos, aunque se desconoce por qué se ha dado tan poco tiempo a los productores para prepararse».

Las importaciones de alimentos de China

Las importaciones de alimentos de China han aumentado en los últimos años, en medio de la creciente demanda de su enorme clase media.

La semana pasada se acordó supuestamente que «las nuevas normas solo se aplicarían a las mercancías producidas a partir del 1 de enero, concediendo una prórroga a los productos ya enviados, aunque esto aún no se ha anunciado oficialmente».

«Las importaciones de alimentos de China han aumentado en los últimos años, en medio de la creciente demanda de su enorme clase media. En 2019 tenían un valor de 89.000 millones de dólares», según un informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, lo que convierte al país en el sexto mayor importador de alimentos del mundo.

China lleva años intentando poner en marcha nuevas reglas para importaciones de alimentos, generando la oposición de los exportadores. 

Related Articles

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad