Highland Park presenta su tercer release de un whisky con 50 años de añejamiento y edición limitada con un precio impactante

Highland Park

“Traer a dos hogshead de un líquido tan poco común fuera de la isla para ‘casarse’ en nuestro almacén de Glasgow no estuvo exento de desafíos”, dijo Max McFarlane, el fabricante de whisky más veterano de Highland Park.

Highland Park de 50 años alcanzó el valor de 590 mil pesos en México en 2020. La nueva edición de la destilería escocesa Highland Park se encontrará limitado a 272 botellas en todo el mundo. Se presenta en una botella de vidrio decorativa diseñada por Andy Bowman.

La botella está contenida dentro de una caja de roble creada por John Galvin, y también cuenta con un decantador de cristal y un libro de cuero marrón. Embotellado al 42,3% vol., el whisky estará disponible en los comercios especializados a partir de finales de septiembre.

En julio, Highland Park, propiedad de Edrington, lanzó Vaknult, la segunda expresión de su gama de edición especial inspirada en la historia vikinga.

Highland Park

Los orígenes de este whisky se remonta a los años 60, en Orkney, Escocia.

“Cuando probé el whisky de estas barricas trasvasadas a principios de 2020, que contenía un líquido añejado por más de 50 años, degusté un whisky espectacular que había absorbido todos los sabores de frutas secas y caramelo dulce durante su última etapa de maduración, pero que aún conservaba la delicada fragancia y los sabores sofisticados de las barricas de su primer almacenamiento”, dijo Gordon Motion, según un comunicado de la destilería.

Highland Park

Con una edición limitada a solo 272 botellas, Highland Park presenta su tercer release de un whisky de estas características en los 223 años de vida de la compañía con un precio impactante.

Además, el excepcional de 50 años de añejamiento, tiene delicados aromas de cerezas negras maduras, azúcar mascabado y chocolate oscuro que son transmitidos a través de notas de cuero y humo. Asimismo, una intensidad de sabores poco comunes y exóticos de especias, cáscara de naranja, roble tostado y duraznos maduros.

“Traer a dos hogshead de un líquido tan poco común fuera de la isla para ‘casarse’ en nuestro almacén de Glasgow no estuvo exento de desafíos”, dijo Max McFarlane, el fabricante de whisky más veterano de Highland Park.

“Justificadamente nerviosos por la gran rareza del whisky, decidimos que las dos barricas simplemente no podían viajar juntas. Así, como los miembros de la familia real, cada barrica hizo su viaje sola, una en septiembre y otra en octubre de 2009”, agregó.

Te puede interesar: