Electricidad renovable generada por turbinas de marea submarinas pronto alimentará a destilerías de whisky en archipiélago al oeste de Escocia

Electricidad renovable generada por turbinas de marea submarinas pronto alimentará a las destilerías de whisky en un archipiélago al oeste de Escocia continental. La empresa de energía de marea Nova Innovation dijo que instalaría las turbinas entre las islas de Jura e Islay, que forman parte de las Hébridas Interiores. La medida será otro ejemplo de cómo la energía marina puede desempeñar un papel en la descarbonización de las comunidades y las empresas.

Electricidad renovable generada por turbinas de marea submarinas

Electricidad renovable generada por turbinas de marea submarinas pronto alimentará a las destilerías de whisky.

La producción de electricidad renovable en Escocia es un tema que ha pasado a un primer plano en términos técnicos, económicos y políticos durante los primeros años del siglo XXI. Las fuentes de recursos naturales para la energía renovable son extraordinarias dadas las energías renovables en la Unión Europea y de acuerdo a estándares globales, siendo las más importantes el viento, las olas y la marea.

El proyecto «Oran na Mara»

La idea es que el proyecto Oran na Mara «reduzca la dependencia de las islas de los combustibles fósiles mediante el envío de electricidad renovable a la red. Esta electricidad se pondrá a disposición de las destilerías de whisky —Islay tiene nueve, mientras que Jura tiene una— a través de una conexión directa o a través de la red».

Crown Estate Scotland, que gestiona activos marinos, costeros y rurales, declaró: «Recientemente firmamos un acuerdo de opción con Nova Innovation Ltd , que planea instalar una matriz de mareas de 3MW en las aguas de Islay como parte de su proyecto Oran na Mara: en gaélico, «canto del mar». Oran na Mara entregaría energía a la isla, reduciendo la necesidad del uso local de combustibles fósiles. Nova ha operado un esquema similar en Bluemull Sound en Shetland desde 2016″.

 proyecto Oran na Mara

La idea es que el proyecto Oran na Mara «reduzca la dependencia de las islas de los combustibles fósiles mediante el envío de electricidad renovable a la red».

Las aguas alrededor de Escocia cuentan con una serie de proyectos interesantes centrados en la energía marina. El archipiélago de las Orcadas, por ejemplo, alberga el Centro Europeo de Energía Marina, o EMEC, donde los desarrolladores de energía de olas y mareas pueden probar y evaluar su tecnología en mar abierto. En noviembre pasado, por ejemplo, EMEC dijo que desplegaría una «batería de flujo» de 1,8 megavatios-hora en un sitio de prueba de energía de marea ubicado en la isla de Eday, Orcadas.

«La energía de las mareas ofrece algo diferente a otras formas de energías renovables, que entregan mucha energía, pero en cantidades variables según la fuerza del viento o la luz solar en ese momento. Debido a que el movimiento de las mareas es predecible y constante, significa que la electricidad que podemos generar a partir de las turbinas de mareas también lo es. Cuando una parte de nuestra energía renovable llega como un reloj, sin importar el clima, hace que todo nuestro sistema de energía renovable sea más confiable», explican.

Este proyecto de electricidad renovable proporciona un gran ejemplo de cómo podría funcionar un sistema de energía loca. Los sistemas de energía locales no solo ayudarán al país a reducir las emisiones y alcanzar nuestro objetivo de cero neto para 2045, sino que también harán crecer la economía azul de Escocia, creando nuevas oportunidades para que las cadenas de suministro locales ayuden a construirlas y mantenerlas.

Un potencial en la naturaleza

Las continuas mejoras en el campo de la ingeniería y la economía están permitiendo un mayor aprovechamiento de los recursos renovables. Además, los efectos del cambio climático han impulsado el tema, colocándolo en los primeros lugares de la agenda política y fomentando también el uso de biocombustibles. La Agencia Internacional de la Energía ha dicho que la «generación de electricidad a partir de tecnologías marinas» creció un 13% en 2019.

Si bien esto es positivo, la AIE añade que las políticas que promueven la investigación y el desarrollo «son necesarias para lograr nuevas reducciones de costos y desarrollo a gran escala». En 2019 solo se añadieron 1,52 MW de capacidad de corriente de marea en Europa, según Ocean Energy Europe. Para la energía de onda, las adiciones fueron de 0,6 MW.

Para poner estas cifras en contexto, el organismo de la industria WindEurope dice que en 2019 Europa instaló 15,4 gigavatios de capacidad de energía eólica.

Mira más detalles en este video sobre el proyecto que genera la electricidad renovable que se utiliza en las destilerías: