Una pareja encontró más de 66 botellas antiguas de whisky de 1,000 dólares entre las paredes de su casa, al parecer, pertenecieron a contrabandistas

¡Qué sorpresa al encontrar este tesoro escondido! Se trata de más de 66 botellas antiguas de whisky, las cuales datan de la década de 1920, que fueron encontradas por una pareja en un escondite en su propia casa en Nueva York.

Teniendo en cuenta las indagaciones que llevaron a cabo las botellas antiguas de whisky pertenecieron a un contrabandista alemán que construyó la casa. Este tesoro  había estado ahí desde la época de la ley seca en el país norteamericano.

botellas antiguas de whisky

Se trata de más de 66 botellas antiguas de whisky, las cuales datan de la década de 1920, que fueron encontradas por una pareja en un escondite en su propia casa en Nueva York.

Al mudarse a su nueva casa en Ames, Nueva York, Nick Drummond y Patrick Bakker fueron notificados que su casa, con más de 100 años de antigüedad, fue construida por un conocido contrabandista de la era de la prohibición, información que en aquel momento pasó totalmente inadvertida.

La renovación de su hogar les traería sorpresas

En septiembre de 2020, el dato de su casa y la relación con un contrabandista alcanzaría mucha más relevancia. La pareja decidió inició una renovación de su hogar, construido en 1915, y entre las paredes y pisos de la casa, descubrieron botellas antiguas de whisky que databan de la década de 1920, de acuerdo a Nick.

“Nuestras paredes están construidas de alcohol […] ¡No puedo creer que los rumores sean ciertos! ¡En realidad era un contrabandista!”, escribió Drummond en sus redes sociales, acompañando sus publicaciones de fotos e imágenes de lo que estaba encontrando en su casa.

botellas antiguas de whisky

“Nuestras paredes están construidas de alcohol […] ¡No puedo creer que los rumores sean ciertos! ¡En realidad era un contrabandista!”, escribió Drummond en sus redes sociales.

En declaraciones hechas para CNN en 2020, Nick aseguró que estaba confundido tras hacer el primer descubrimiento y al comprender que era un alijo de botellas antiguas de whisky, fue como si “apareciera la historia completa del contrabandista”.

El descubrimiento de botellas antiguas de whisky continuó:  «Cada botella estaba envuelta en un papel de seda y un ‘protector’, que pudo servir como camuflaje, hecho de paja. Además las botellas estaban empaquetadas de seis en seis.

El alcohol, escocés, encontrado es de la marca Old Smuggler Gaelic Whisky, misma que se sigue elaborando hasta la actualidad. Varias de las botellas encontradas ya estaban vacías, otras tenían su tapa en mal estado o estaban medio llenas, por lo que estas planeaban conservarlas e incluso probar su sabor.

botellas antiguas de whisky

La pareja decidió inició una renovación de su hogar, construido en 1915, y entre las paredes y pisos de la casa, descubrieron botellas antiguas de whisky que databan de la década de 1920, de acuerdo a Nick.

Por su parte, aquellas que aún estaba en buen estado y completas, la pareja tenía planeado quedarse con algunas y otras venderlas. Cada una tenía un valor estimado de mil dólares, según CNN.

Acerca del contrabandista de las botellas antiguas de whisky

El dueño original de la casa, de las botellas y quien fuera el contrabandista, fue reconocido como el conde Adolph Humpfner, un hombre alemán catalogado como misterioso, asociado a escándalos en la ciudad.

botellas antiguas de whisky

El descubrimiento de botellas antiguas de whisky continuó:  «Cada botella estaba envuelta en un papel de seda y un ‘protector’, que pudo servir como camuflaje, hecho de paja. 

En sus redes sociales Drummond documentó la investigación alrededor de Humpfner tras revisar artículos de periódicos e investigar en internet, donde también descubrió que el contrabandista murió una muerte súbita en 1932, dejando el alcohol que contrabandeaba entre las paredes de su casa, así como una fortuna que años después sería muy disputada.

Te puede interesar: